unctad.org | Se abordará en un foro la creciente influencia de las normas de sostenibilidad voluntarias en las exportaciones de los países en desarrollo
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Se abordará en un foro la creciente influencia de las normas de sostenibilidad voluntarias en las exportaciones de los países en desarrollo

UNCTAD/PRESS/PR/2013/003
Ginebra, Suiza, (15 marzo 2013)

Una conferencia que muestra el esfuerzo de los organismos de la ONU por coordinar el enfoque de una herramienta importante para el comercio y el desarrollo sostenibles

Emitido conjuntamente por FAO, CCI, UNCTAD, PNUMA, ONUDI

Conseguir que el café, el cacao, el té, las bananas, el pescado, la madera o las flores obtengan la calificación de "sostenibles" de acuerdo con los criterios de varios programas voluntarios de certificación es una de las dificultades más importantes a las que se enfrentan los países en desarrollo exportadores de productos agroalimentarios, que serán analizadas en el nuevo Foro de las Naciones Unidas, que se estrena los días 21 y 22 de marzo.

La conferencia inaugural del Foro de las Naciones Unidas sobre Normas de Sostenibilidad está copatrocinada por cinco organismos de las Naciones Unidas: la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Centro de Comercio Internacional (CCI), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). En consonancia con sus mandatos, todos ellos llevan años trabajando sobre diversos aspectos del desarrollo sostenible y las normas conexas; el Foro es un ejemplo de la capacidad de los diferentes organismos de la ONU para unirse en la acción y coordinar sus esfuerzos sobre temas importantes en materia de desarrollo.

Las denominadas normas de sostenibilidad voluntarias (NSV) (también conocidas como normas privadas) reclaman que contribuyen a mejorar las condiciones sanitarias, económicas, sociales, ambientales, de seguridad en el trabajo y de bienestar animal en el proceso de fabricación de los productos. Están cobrando una importancia cada vez mayor en el comercio internacional, sobre todo en las largas cadenas de suministro internacionales. El incumplimiento de estas normas puede dar lugar a la exclusión del mercado y la marginación. Los acuerdos de libre comercio bilaterales o regionales no contemplan por regla general las NSV y, como instrumentos voluntarios, quedan fuera del ámbito regulador de la Organización Mundial del Comercio (WTO). No obstante, algunos expertos sostienen que en la práctica pueden influir en el comercio tanto o más que los aranceles.

Además de desempeñar una función muy importante en el comercio y el acceso al mercado, las NSV pueden ser herramientas útiles para el logro de objetivos de desarrollo sostenible, tales como mayor eficiencia en el uso de los materiales, los recursos y la energía; reducción de la contaminación ambiental, o mejores condiciones sociales y de trabajo, incluyendo ingresos más altos. De esta manera, las NSV pueden contribuir eficazmente a la mejora de los bienes y servicios públicos.

Aunque legalmente "voluntarias" (no son elaboradas por los gobiernos sino por empresas privadas, organizaciones no gubernamentales o coaliciones de productores y consumidores), las NSV funcionan a menudo como normas obligatorias de hecho en los mercados mundiales, ya que los principales actores comerciales (grandes minoristas, comerciantes y empresas de procesado de alimentos) exigen su aplicación. En algunos casos, las regulaciones gubernamentales hacen también referencia a ciertas NSV.

Puesto que las NSV guardan relación con los procesos de producción (por ejemplo para productos con las certificaciones "orgánico" o "comercio justo"), generalmente no son apreciables en los productos acabados. No obstante, cada vez más consumidores tienen una preferencia hacia ciertos procesos de producción o dan importancia a objetivos particulares, como los salarios justos, la seguridad en el trabajo, el bienestar animal, la conservación de la naturaleza o la reducción de los gases de efecto invernadero.

Las NSV pueden generar sobreprecios, por ejemplo en los productos orgánicos o los productos procedentes del comercio justo. A la inversa, las NSV pueden hacer disminuir los costos de producción, mediante la reducción de los insumos externos (por ejemplo, energía o fertilizantes) o de los costos asociados a daños medioambientales, como la contaminación del suelo o el agua.

La reciente expansión y la complejidad creciente de las cadenas mundiales de suministro de alimentos y otros bienes, y la importancia cada vez mayor de las preferencias de los consumidores han ampliado el uso de las NSV. Los mercados que se rigen por las NSV, aunque parten de una base pequeña de consumidores, han experimentado recientemente tasas anuales de crecimiento significativamente más altas que los mercados convencionales.

La cuota de mercado de los productos "sostenibles" es difícil de cuantificar. Pero en un examen sobre sostenibilidad y transparencia llevado a cabo por State of Sustainability Initiatives (SSI), un proyecto que sigue este tema, se estimó en 2010 que la cuota de mercado del café sostenible había aumentado un 433% entre 2006 y 2009, la del té un 2.000%, la del cacao un 248% y la de la banana un 64%. En comparación, el consumo de alimentos convencionales en el mismo período aumentó un 10%.

La mayoría de las compañías tostadoras de café más importantes del mundo han establecido alianzas estratégicas con organizaciones que otorgan certificaciones de sostenibilidad como Fairtrade, Rainforest Alliance y UTZ Certified, o han desarrollado sus propias normas. En 2011, alrededor de 12% del café consumido en el mundo cumplía al menos una de las normas de sostenibilidad.

Según estimaciones de la Tropical Commodity Coalition, el té certificado representaba el 10% de la producción mundial a finales de 2010; y las ventas de bananas sostenibles, alrededor del 10% de las exportaciones mundiales en 2009. Las iniciativas de silvicultura sostenible (por ejemplo, las del Forest Stewardship Council [FSC] y las del Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal [PEFC]) abarcaban, a finales de 2009, alrededor del 18% de los bosques explotados en el mundo.

Los expertos que estudian el tema dicen que a pesar de que las cuotas de mercado de varias NSV son buenas, dichas normas por sí solas no garantizan resultados ambientales y sociales igual de positivos.

Hay cuestiones sobre las NSV que la comunidad internacional y los gobiernos de países en desarrollo deben analizar minuciosamente. Por ejemplo: hasta qué punto las NSV promueven métodos de producción y consumo sostenibles, en particular oportunidades de reducción de costos; en qué medida fomentan la competitividad en mercados lucrativos y en expansión; y la eficacia con la que internalizan los costos ambientales y sociales.

Los expertos afirman que en períodos de inacción política o de progresos lentos en las negociaciones internacionales, como las relativas al cambio climático, las NSV son una de las pocas herramientas prometedoras y dinámicas que pueden aliviar algunos problemas (como la deforestación) y ralentizar o invertir tendencias negativas (como el aumento en el uso de los recursos). Sin embargo, a menos que se integren en marcos adecuados de políticas nacionales e internacionales, las NSV pueden no bastar para lograr avances significativos en la lucha contra problemas como el cambio climático o la transformación de la agricultura.

Las NSV pueden sin duda dar lugar a muchos beneficios económicos, ambientales y sociales a nivel nacional, internacional y corporativo. No obstante, su aplicación plantea ciertos desafíos:
• Aunque a primera vista tengan la apariencia de instrumentos técnicos neutros desde un punto de vista de políticas, las NSV a menudo establecen los criterios de entrada o exclusión de un mercado y, por lo tanto, de redistribución de los ingresos entre los actores de las cadenas internacionales de valor. Esto puede otorgar un poder importante a quienes controlan las normas.
• Como cualquiera puede establecer una NSV, existe el peligro de que sean utilizadas por los grupos de intereses comerciales para crear o defender nichos de mercado. Se corre pues el riesgo de que los requisitos de acceso al mercado no se basen en hechos científicos, sino en pruebas de conformidad con respecto a una amalgama poco coherente de criterios subjetivos y científicos. Esto puede dificultar la distinción entre medidas de protección ambiental y social, y medidas de proteccionismo comercial, lo que aumenta el riesgo de reforzar tendencias contrarias a la competencia.
• Es posible que el proceso de elaboración de las NSV no sea lo suficientemente transparente e inclusivo. Las metodologías empleadas para el desarrollo de criterios, indicadores y evaluaciones de impacto son a menudo poco claras. Algunas NSV se centran en uno o en unos pocos aspectos de la sostenibilidad, lo que limita las posibilidades de mejoras integrales y confunde a los consumidores e incluso a los productores. Algunos analistas sostienen que recientemente se ha experimentado una tendencia hacia una "difusión inflacionaria" de NSV, en la que algunas normas se limitan a promover cambios graduales, en lugar de radicales.
• Las NSV pueden requerir considerables conocimientos técnicos, equipos, infraestructuras e inversiones conexas, y tienden a reforzar las deficiencias de capacidad existentes, especialmente entre los pequeños productores y en los países menos desarrollados.
• El costo de aplicar las NSV no es bajo. Puesto que los costos y los beneficios no surgen necesariamente a nivel de los productores, es posible que las autoridades deban intervenir para equilibrar los costos y beneficios entre los diferentes actores. En algunos mercados pueden obtenerse sobreprecios como consecuencia del uso de las NSV, pero diversos estudios han demostrado que son casos minoritarios.
• Cada vez son más los mercados, para cuyo acceso efectivo es preciso aplicar varias NSV (por ejemplo, las NSV relativas al comercio justo y los productos orgánicos además de la norma GlobalGAP para los alimentos vendidos en los grandes supermercados). Esta multiplicidad de normas suele ocasionar diversos gastos de adaptación y certificación.

Si bien hay argumentos a favor y en contra de las NSV, en muchos mercados internacionales ya son una realidad y hace tiempo que se han extendido más allá de los nichos. Por lo tanto, es necesario proceder a un debate y a un análisis más sistemáticos sobre las NSV, con el objetivo de maximizar sus beneficios y minimizar sus costos, en particular para los pequeños productores y los países menos desarrollados.

Los cinco organismos de la ONU que copatrocinan el Foro trabajan activamente en el ámbito de las NSV prestando su apoyo en la formulación de estrategias nacionales, las evaluaciones de impacto, la armonización y la equivalencia, la coordinación de actividades de fomento de la capacidad, el acceso a una financiación asequible y los aspectos comerciales de las normas de sostenibilidad. Estos cinco organismos tendrán como objetivo poner en común recursos; sincronizar sus esfuerzos; y asegurar la coherencia, la coordinación y la colaboración en materia de políticas. Esta iniciativa es, pues, un ejemplo en el que diferentes organismos de la ONU trabajarán unidos en la acción para maximizar el impacto y la eficiencia.

Se pretende que el Foro, impulsado por el interés de los participantes, sirva para dialogar, intercambiar información y experiencias, y desarrollar capacidades, en respuesta a las necesidades de información y a las preocupaciones de los principales responsables de la toma de decisiones, en particular de los sectores público y privado de los países en desarrollo. En la conferencia inaugural se solicitará el asesoramiento de dichos responsables acerca de los temas que deben priorizarse en futuras actividades del Foro. De hecho, uno de los objetivos de este Foro es impulsar la participación efectiva de los países en desarrollo en el debate internacional sobre la evolución de las NSV.

Puede obtenerse más información sobre el Foro y la conferencia inaugural en: www.unfss.org.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....