unctad.org | Aumenta la inversión en los pequeños estados insulares en desarrollo atraída por la riqueza en recursos de dos países
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Aumenta la inversión en los pequeños estados insulares en desarrollo atraída por la riqueza en recursos de dos países
Según el Informe sobre las inversiones en el mundo 2013, las corrientes de inversión hacia Trinidad y Tabago y Papua Nueva Guinea reequilibran la situación; la tendencia general es irregular

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 26 junio 2013, 17:00

UNCTAD/PRESS/PR/2013/028
Ginebra, Suiza, (25 junio 2013)
Las corrientes de inversión extranjera directa (IED) hacia los pequeños Estados insulares en desarrollo siguieron recuperándose en 2012, y experimentaron un crecimiento positivo por segundo año consecutivo, según el Informe sobre las inversiones en el mundo 20131.

Hoy se publica este informe, que lleva por subtítulo "Las cadenas de valor mundiales: inversión y comercio para el desarrollo".

La IED en los 29 pequeños Estados insulares en desarrollo aumentó en un 10% hasta alcanzar los 6.200 millones de dólares de los Estados Unidos, esencialmente como consecuencia de los elevados incrementos registrados en dos países ricos en recursos naturales. El primero es Trinidad y Tabago, el principal receptor del grupo (gráfico 1), que representó un 41% del total en 2012 y donde las entradas de IED aumentaron en un 38%. El segundo es Papua Nueva Guinea, país cuyas entradas de IED pasaron de experimentar una pronunciada disminución (de 309 millones de dólares) en 2011 a registrar cifras positivas hasta situarse en la modesta cantidad de 29 millones de dólares. Juntos, estos dos países suponen el 178% del incremento total de la IED en los pequeños Estados insulares en desarrollo en 2012; en otras palabras, El incremento de la IED en estos dos países compensa las significativas reducciones netas en otros países. Según el Informe, el hecho de que estas cifras varíen tanto pone de manifiesto fuerte desigual de las tasas en este grupo de países.

Las corrientes de IED hacia los 11 pequeños Estados insulares caribeños en desarrollo aumentaron en un 5% hasta llegar a los 4.800 millones de dólares en 2012. Tradicionalmente, estos países han atraído la mayor parte de la IED en los pequeños Estados insulares en desarrollo: su proporción media equivale prácticamente a las cuatro quintas partes del total. El incremento significativo de la IED en Trinidad y Tabago se debe a una mayor reinversión de los beneficios de empresas transnacionales (ETN) del sector energético, según señala el Informe. Además de la importante riqueza en gas y petróleo de Trinidad y Tabago, la región está cerca del amplio mercado norteamericano, cuya lengua comparte y del que depende económicamente, siendo éstos algunos de los factores que explican que sea un polo de atracción de la IED mayor que los demás pequeños Estados insulares en desarrollo.

La IED en otros pequeños Estados insulares en desarrollo (de África, Asia y el Pacífico) aumentó en un 31% hasta alcanzar los 1.400 millones de dólares, en gran parte por el incremento registrado en Papua Nueva Guinea. Dentro de los receptores más importantes de este subgrupo, la IED aumentó en Mauricio en un 32% hasta llegar a los 361 millones de dólares y en Maldivas en un 11% hasta alcanzar los 284 millones de dólares. La IED en Fiji se redujo en un 36% para situarse en 268 millones de dólares y en Seychelles en un 21% hasta quedar en 114 millones de dólares.

En términos absolutos, estas corrientes de IED pueden parecer pequeñas, según indica el Informe. No obstante, si se tiene en cuenta el tamaño de la economía de la mayoría de los pequeños Estados insulares en desarrollo, resultan considerables. La proporción de la IED con respecto al producto interior bruto (PIB) de los pequeños Estados insulares en desarrollo fue del 81% en 2011, y entre los distintos países se registraba una gran variación: desde un 2% en Kiribati hasta un 292% en Saint Kitts y Nevis (gráfico 2). Si bien los pequeños Estados insulares en desarrollo dependen en gran medida de la IED, se sabe muy poco sobre el impacto que tienen las entradas de IED en sus economías. Concretamente se dispone de pocos datos acerca de cómo interactúan estas inversiones con las vulnerabilidades económicas estructurales del grupo, tales como su reducida extensión territorial, su dispersión geográfica (y, en muchos casos, su lejanía), su vulnerabilidad a los desastres naturales, sus limitados mercados internos, su elevada dependencia de las importaciones y sus capacidades limitadas a la hora de cosechar los beneficios de las economías de escala.

Además del marcado incremento de la IED en recursos naturales registrado en 2012, principalmente en Trinidad y Tabago y Papua Nueva Guinea, está empezando a vislumbrarse una lenta recuperación del turismo, dominado en gran medida por inversores extranjeros, con una diversificación en favor del aumento de los turistas procedentes de Asia, según el Informe.

Una serie de países están fomentando los servicios financieros extraterritoriales a fin de diversificar su economía, mientras que otros, como Jamaica, están apoyando el sector de la tecnología de la información y de las comunicaciones (TIC). Estoestá permitiendo atraer inversores extranjeros como Convergys Corporation y Aegis Communications Ltd. (ambos de Estados Unidos) que proyectan abrir centros de llamadas en Montego Bay, según el Informe.
 

Gráfico 1: Los 5 principales receptores de IED dentro del grupo de los pequeños Estados insulares en desarrollo, 2011, 2012
(En miles de millones de dólares)
PR13028f1_sp.gif
Fuente: UNCTAD, Informe sobre las iInversiones en el mundo 2013.

Gráfico 2: Proporción de la IED con respecto al PIB de los pequeños Estados insulares en desarrollo, 2011
(En porcentaje)
PR13028f2_sp.gif
Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2013.

End Notes
  1. El Informe (Nº de venta: E.13.II.D.5, ISBN-13: 978-92-1-112868-0) puede obtenerse en la Oficina de Ventas y Comercialización de las Naciones Unidas, cuya dirección se indica a continuación, o en las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Su precio es de 85 dólares de los Estados Unidos (descuento del 50% para residentes de países en desarrollo y del 75% para residentes de países menos adelantados). Los pedidos o consultas deben enviarse a la Oficina de Ventas y Comercialización de las Naciones Unidas, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J New York, NY 10017, Estados Unidos, tel.: +1 212 963 8302, fax: +1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org, https://unp.un.org.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....