unctad.org | Leve descenso de las inversiones en asia oriental y sudoriental
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Leve descenso de las inversiones en asia oriental y sudoriental
Sin embargo, impulsados por la reestructuración intrarregional, los países de menores ingresos se convierten en polos de atracción de las inversiones en sectores con alta densidad de mano de obra

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 26 junio 2013, 17:00

UNCTAD/PRESS/PR/2013/030
Geneva, Suiza, (25 junio 2013)

Según el Informe sobre las inversiones en el mundo 20131  de la UNCTAD, las entradas de inversión extranjera directa (IED) en Asia Oriental y Sudoriental disminuyeron un 5%, hasta 326.000 millones de dólares de los Estados Unidos, en 2012.

El Informe, subtitulado Las cadenas de valor mundiales: inversión y comercio para el desarrollo, se ha publicado hoy.

Según el Informe, la IED en Asia Oriental y Sudoriental disminuyó a consecuencia de la ralentización observada en las principales economías de la región, en particular China, Hong Kong (China), Malasia y la República de Corea. Disminuyeron tanto las fusiones y adquisiciones transfronterizas como las inversiones pioneras, es decir las que se destinan a industrias o sectores nuevos de los países receptores. En 2012 las ventas por fusiones y adquisiciones registraron una disminución del 37%, situándose en 23.000 millones de dólares, mientras que el total de acuerdos de inversión en sectores pioneros se redujo en un 28%.

China sigue siendo el principal receptor de IED de la región y del mundo en desarrollo (gráfico 1). Las entradas de IED en el país bajaron apenas un 2% en 2012, manteniéndose altas (121.000 millones de dólares), a pesar de la fuerte presión a la baja en la IED en el sector manufacturero causada por el aumento de los costos de producción, el debilitamiento de los mercados de exportación y la relocalización de empresas extranjeras en países de ingresos más bajos, indica el Informe.

Tras la ola de relocalizaciones que ha afectado a las industrias con alta densidad de mano de obra, se ha observado una modernización del sector manufacturero chino en su conjunto, señala el Informe sobre las inversiones en el mundo. Tanto las inversiones nacionales como las extranjeras se destinan cada vez más a las industrias de alta tecnología, como las que fabrican componentes electrónicos avanzados. Además, el aumento del número de centros de investigación y desarrollo (I+D) con capitales extranjeros —unos 1.800 a finales de 2012— demuestra que la IED ha ayudado a China a incursionar en actividades más avanzadas en las cadenas de valor mundiales.

El Informe revela que las entradas en Hong Kong (China), segundo receptor de IED de Asia Oriental y Sudoriental, sufrieron en 2012 un descenso del 22%, cifrándose en 75.000 millones de dólares. Las entradas de IED en la República de Corea disminuyeron levemente (un 3%), hasta 10.000 millones de dólares, mientras que las de la Provincia china de Taiwán volvieron a valores positivos, pasando de 2.000 millones de dólares en 2011 a 3.000 millones de dólares en 2012. En Mongolia declinaron las entradas, pero se mantuvieron en un nivel superior a los 4.000 millones de dólares, gracias a la inversión extranjera en la minería (cuadro 1). Sin embargo, indica el Informe, las perspectivas de la IED en ese sector se han vuelto inciertas, pues al parecer se está gestando un diferendo entre el Gobierno nacional y los inversores extranjeros.

En los diez Estados miembros de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) se registró en 2012 un incremento global del 2% en las entradas de IED, en parte resultante de los 57.000 millones de dólares (un 1,3% más que el año anterior) que se invirtieron en Singapur, principal destino de IED de la región.

Mientras tanto, los países del Asia Sudoriental de ingresos relativamente bajos parecen ser un polo de atracción de la IED, indica el informe. Las entradas de IED en Camboya, Filipinas, Indonesia, Myanmar y Viet Nam siguieron creciendo en 2012. Esos países reciben cada vez más inversiones, impulsadas por el deseo de los inversores de reducir los costos de producción de las empresas manufactureras con alta densidad de mano de obra, explotar recursos mineros y participar en proyectos de infraestructura. Por ejemplo, las inversiones chinas en las infraestructuras han aumentado en países como Indonesia y la República Democrática Popular Lao, lo cual ha infundido un nuevo dinamismo a la IED intrarregional en infraestructura.

En Tailandia siguieron aumentando las inversiones pioneras en 2012, especialmente en las industrias automotriz y electrónica, indica el Informe. Algunos fabricantes de automóviles, en particular las empresas transnacionales (ETN) japonesas, han reforzado y ampliado sus operaciones en Tailandia. En general, la intensificación de las inversiones de las ETN del Japón y otros países en Asia Sudoriental responde al proceso de integración regional, las buenas perspectivas económicas en la comunidad de la ASEAN y las nuevas oportunidades en los países de bajos ingresos. En el caso de Myanmar, una importante proporción de las entradas de capital procede de la inversión extranjera en las industrias extractivas (cuadro 1). Se prevé que esta tendencia continúe.

En 2012, las salidas totales de IED procedentes de la región de Asia Oriental y Sudoriental aumentaron un 1% y alcanzaron los 275.000 millones de dólares, en un contexto de drástica disminución de las salidas de IED en todo el mundo, indica el Informe. En Asia Oriental, siguieron aumentando las inversiones procedentes de China, hasta alcanzar el récord de 84.000 millones de dólares en 2012 (gráfico 2). Ese país se ha convertido en la tercera fuente mundial de IED.  Las salidas de IED de la Provincia china de Taiwán aumentaron ligeramente, hasta 13.000 millones de dólares, mientras que las de la República de Corea se incrementaron en un 14%, llegando a 33.000 millones de dólares. Las grandes inversiones en los segmentos más modernos de la industria electrónica de China fueron uno de los principales factores impulsores del aumento de la IED procedente de esas dos economías, señala el Informe.

La IED procedente de los países de la ASEAN aumentó un 3% durante el año, aunque las inversiones procedentes de Singapur, principal fuente de IED de la subregión, se redujeron en un 12%, hasta 23.000 millones de dólares (gráfico 2). En cambio, las salidas de IED de Malasia llegaron a 17.000 millones de dólares (un 12% más) y las de Tailandia aumentaron un 45%, hasta 12.000 millones, indica el informe. El auge de esos dos países como fuentes de IED corresponde, sobre todo, a inversiones intrarregionales, dice el estudio.
Informe - http://unctad.org/en/PublicationsLibrary/wir2013_en.pdf

 
Gráfico 1 - Cinco mayores receptores de IED en Asia Oriental y Sudoriental, 2011 y 2012
(En miles de millones de dólares de los Estados Unidos)
PR13030f1_en.gif
Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2013.
Nota: Los países están ordenados según el volumen de las corrientes de IED en 2012.

Gráfico 2 - Cinco mayores inversores de Asia Oriental y Sudoriental, 2011 y 2012
(En miles de millones de dólares de los Estados Unidos)
PR13030f2_en.gif
Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2013.
Nota: Los países están ordenados según el volumen de las corrientes de IED en 2012.

 
Cuadro 1 - Participación extranjera en las industrias extractivas de Mongolia y Myanmar, algunos grandes proyectos, 2005-2012

PR13030t1_sp.gif
Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2013.
* M&A = fusiones y adquisiciones.


End Notes
  1.  El Informe (Nº de venta: E.13.II.D.5, ISBN-13: 978-92-1-112868-0) puede obtenerse en la Oficina de Ventas y Comercialización de las Naciones Unidas, cuya dirección se indica a continuación, o en las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Su precio es de 85 dólares de los Estados Unidos (descuento del 50% para residentes de países en desarrollo y del 75% para residentes de países menos adelantados). Los pedidos o consultas deben enviarse a la Oficina de Ventas y Comercialización de las Naciones Unidas, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J New York, NY 10017, Estados Unidos, tel.: +1 212 963 8302, fax: +1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org, https://unp.un.org.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....