unctad.org | Un informe recomienda impulsar las capacidades productivas, el crédito, la infraestructura y en especial el sector privado para crear empleo
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Un informe recomienda impulsar las capacidades productivas, el crédito, la infraestructura y en especial el sector privado para crear empleo
El Informe sobre los Países Menos Adelantados 2013 sostiene que los países más pobres deben cambiar su enfoque económico para tener en cuenta la gran y creciente necesidad de empleo

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 20 noviembre 2013, 17:00

UNCTAD/PRESS/PR/2013/046
Geneva, Suiza, (19 noviembre 2013)

Un informe de la UNCTAD insta a los 49 países más pobres del mundo a que actúen con decisión para mejorar la infraestructura nacional, ampliar considerablemente el crédito, mejorar la educación y —en especial— explotar el potencial de las empresas y los empresarios nacionales para crear empleo.

El Informe sobre los Países Menos Adelantados 20131 afirma que aumentar enérgicamente la inversión, mejorar servicios como el suministro de electricidad y el transporte y tomar otras medidas para permitir a las economías de los PMA incrementar la variedad y el valor de los bienes y servicios que producen —lo que se conoce como una ampliación de las capacidades productivas— es esencial para crear unos 16 millones de nuevos empleos al año, en un contexto en que cada vez más jóvenes de estos países alcanzan la edad de trabajar (véase el comunicado de prensa UNCTAD/PRESS/PR/2013/44).

Si no se resuelve el problema del empleo, el mundo podría afrontar una pobreza creciente en los PMA, disturbios sociales y una emigración internacional masiva, señala el informe. Ya se perciben algunas consecuencias negativas de estas tendencias.

El informe, subtitulado Crecimiento con empleo para un desarrollo incluyente y sostenible, fue publicado hoy.
Las políticas económicas que han aplicado hasta la fecha la mayoría de los PMA y quienes colaboran en su desarrollo han dado prioridad a la estabilidad macroeconómica, la eficiencia económica y la liberalización, a fin de que estos países pudieran integrarse más eficazmente en la economía mundial. Tales iniciativas han estado en gran medida desconectadas de las políticas sociales, que se han centrado en la reducción de la pobreza. Si bien en los veinte últimos años esta estrategia se ha traducido en un aumento de las corrientes internacionales de bienes, servicios y capitales, no ha generado tantos buenos puestos de trabajo como necesita la población creciente de los PMA. La creación de empleo fue decepcionante incluso durante los años de auge económico (2002-2008), en los que la tasa media de crecimiento de los PMA fue del 8% anual. Si se tiene en cuenta que la reducción de la pobreza fue lenta en esas condiciones, resulta evidente que se necesita un nuevo enfoque para impulsar el empleo en una coyuntura de desaceleración del crecimiento económico de los PMA tras la crisis financiera mundial (véase el comunicado de prensa UNCTAD/PRESS/PR/2013/45).

El informe insta a evitar tales riesgos adoptando una nueva generación de políticas dirigidas a impulsar el desarrollo de las capacidades productivas, a fin de obtener un crecimiento con abundante creación de empleo. Las políticas nacionales deben impulsar la transformación estructural de las economías de estos países para crear nuevos y más modernos sectores de actividad que generen mejores puestos de trabajo y para elevar la productividad y los ingresos laborales en los sectores tradicionales.

Entre las recomendaciones del Informe sobre los Países Menos Adelantados 2013 figuran las siguientes:

• Las políticas fiscales de los PMA deben perseguir la aceleración de la inversión pública en infraestructura y el incremento del gasto en educación y formación. La inversión pública es de especial relevancia para la creación de condiciones favorables a la inversión privada, por ejemplo ofreciendo una mayor disponibilidad de servicios de suministro de energía, transporte, comunicaciones y riego. Según el informe, la grave escasez de estos servicios en los PMA frena la creación de empresas que podrían generar empleo. Por su parte, el aumento de la inversión pública requiere reforzar la capacidad de los gobiernos para movilizar y gestionar los ingresos fiscales, ya sean internos o externos.

• Una política crediticia más expansiva es fundamental para los PMA, en particular para las microempresas y pequeñas y medianas empresas, que suelen tener dificultades para conseguir crédito. Los bancos de desarrollo públicos pueden desempeñar un papel importante concediendo créditos cuando las instituciones financieras privadas no lo hacen. "El desarrollo del sector privado es condición sine qua non para la creación de empleo a gran escala en los PMA, ya que ahora y siempre este sector es el que crea la mayor parte de los puestos de trabajo", señala el Secretario General de la UNCTAD, Mukhisa Kituyi, en el resumen del informe.

• Las políticas industriales deben encaminar las economías de los PMA hacia una transformación estructural, para que generen actividades de mayor productividad. El informe describe dos estrategias que pueden seguir los PMA para impulsar la intensidad de creación de empleo resultante del crecimiento económico. La primera es aprovechar las actividades en las que ya cuentan con una ventaja comparativa, fomentando los eslabonamientos hacia atrás y hacia adelante y la modernización tecnológica de esos sectores, que habitualmente guardan relación con la explotación de los recursos naturales. Por ejemplo, los PMA podrían intentar añadir la fabricación de productos de cobre a la extracción de este metal. De manera análoga, la agricultura puede servir de base para el desarrollo de industrias consumidoras de materias primas, como la industria alimentaria, orientadas sobre todo a los mercados nacionales y regionales. La segunda estrategia consiste en fomentar la inversión en sectores intensivos en mano de obra. Algunos PMA podrán aprovechar la oportunidad que representa la probable deslocalización del segmento inferior de la industria manufacturera de China. Los PMA pueden promover la integración de sus empresas nacionales en las cadenas de valor mundiales del sector manufacturero y atraer inversión extranjera directa para la expansión de sus sectores industriales. A nivel nacional, esta estrategia debe complementarse con políticas de agrupación de empresas, modernización tecnológica de las empresas nacionales, promoción de las exportaciones y control de los costos laborales. Es posible mantener costos laborales competitivos si se garantiza un suministro adecuado de bienes y servicios salariales, en particular alimentos, transporte, vivienda, etc., sostiene el informe.

• Algunas medidas eficaces para estimular el desarrollo de las microempresas y pequeñas empresas urbanas consisten en mejorar su acceso al capital y ayudarlas a integrarse en la economía formal. Las autoridades deben ampliar la financiación disponible para estas empresas a través de los bancos nacionales de desarrollo o los bancos comerciales. Las instituciones financieras públicas y privadas deben seleccionar a las microempresas y pequeñas empresas que tengan un alto potencial de crecimiento, recomienda el informe.

• Los PMA deben efectuar grandes inversiones en infraestructura rural, sobre todo riego, electricidad, transporte, almacenamiento y tecnología de las comunicaciones. Estas mejoras pueden estimular la productividad rural y estrechar los vínculos de las explotaciones agrícolas con actividades de mayor valor añadido como la industria alimentaria. Es preciso establecer o rehabilitar servicios de extensión rural para dar asesoramiento e impartir formación sobre técnicas de cultivo, ordenación de los recursos hídricos, elección de semillas y cultivos, almacenamiento, mejora de la calidad de las tierras y acceso al agua, medidas para evitar la degradación de los suelos, y técnicas para satisfacer las demandas del mercado. El informe sostiene que para proporcionar a los productores de zonas rurales acceso al capital y a la financiación es preciso ofrecer financiación estacional y a largo plazo a los agricultores y otros agentes económicos rurales no dedicados a la agricultura. Deben encargarse de esta tarea los bancos de desarrollo agrícola, los bancos estatales, los servicios financieros de las oficinas de correos, las cooperativas de crédito comunitarias (que conocen mejor la solvencia de los prestatarios) y los bancos comerciales.

• Si bien la mayor parte de los esfuerzos para impulsar un crecimiento con abundante creación de empleo son nacionales, los PMA necesitan el apoyo de todas las entidades que contribuyen a su desarrollo. Por consiguiente, el informe aboga por la adopción de una medida de apoyo internacional a la creación de nuevas empresas por jóvenes emprendedores, con el apoyo de donantes y gobiernos nacionales. Estos podrían recibir respaldo técnico y financiero hasta convertirse en empresas viables.

• Además de la participación del sector privado, el propio Estado debe intervenir en la creación de puestos de trabajo, en forma directa o indirecta, en especial en las primeras etapas del desarrollo. El informe recomienda a los gobiernos que adopten procesos de producción intensivos en mano de obra para los trabajos de infraestructura, la mayoría de los cuales son en general financiados por el sector público en los PMA. Las mejoras de infraestructura intensivas en mano de obra presentan varias ventajas con respecto a las tecnologías intensivas en capital: crean más empleo, tienen menores costos, pueden contribuir al desarrollo de las empresas y de la capacidad a nivel local, pueden generar ahorros de divisas, y prestan servicios de mantenimiento y reparación más accesibles.

----------------------------------------


End Notes
  1. El Informe (Nº de venta E.13.II.D.1 e ISBN-13: 978-92-1-112864-2) puede obtenerse de la United Nations Publications Sales and Marketing Office, cuya dirección se indica a continuación, o de las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Precio: US 55 (50% de descuento para los residentes de países en desarrollo, y 75% de descuento para los residentes de países menos adelantados). Sírvanse enviar los pedidos o consultas a la United Nations Publications Sales and Marketing Office, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J Nueva York, NY 10017, Estados Unidos de América. Tel.: + 1 212 963 8302, fax: 1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org , https://unp.un.org


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....