unctad.org | Según un estudio de la UNCTAD, a los países en desarrollo enfrentan retos para obtener beneficios de la computación en nube
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Según un estudio de la UNCTAD, a los países en desarrollo enfrentan retos para obtener beneficios de la computación en nube
El Informe sobre la Economía de la Información 2013 dice que se precisa inversión en infraestructura y reformas legislativas para aprovechar la eficiencia y flexibilidad de los datos en nube

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 03 diciembre 2013, 17:00

UNCTAD/PRESS/PR/2013/050
Geneva, Suiza, (02 diciembre 2013)

​No hay nada de "nebuloso" cuando se habla de la "nube", especialmente cuando se aplica el concepto a los países en desarrollo, dice un informe de la UNCTAD.

Para que las empresas y los gobiernos de las naciones más pobres se beneficien del suministro cada vez más rápido y flexible de información digitalizada que ofrece la computación en nube —que permita a los comerciantes en línea ampliar rápidamente sus sistemas informáticos de acuerdo con las fluctuaciones de la demanda— se requiere un poderoso y práctico equipo de procesamiento de datos. También se necesita una amplia infraestructura de banda ancha, así como leyes y reglamentos que alienten la inversión necesaria para financiar la instalación de servicios avanzados de tecnología de información y comunicaciones (TIC) y proteger a los usuarios de los servicios en nube.

El Informe sobre la Economía de la Información 20131 titulado "La economía de la nube y los países en desarrollo", fue publicado hoy.

Refiriéndose a la computación en nube, el Secretario General Ban Ki-moon dice en el prólogo del informe: "Esto tiene un gran potencial para el desarrollo económico y social, en particular para nuestros esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y definir una agenda audaz en aras de un futuro próspero, sostenible y equitativo".

El informe muestra que la computación en nube ofrece la posibilidad de aumentar la eficiencia. Por ejemplo, el aprovisionamiento de servicios en nube puede permitir a las empresas pequeñas subcontratar algunas de la funciones de tecnología de la información (TI) que de otra manera tendrían que realizar dentro de la empresa. Las empresas pueden beneficiarse de una mayor capacidad de almacenamiento y computación, así como de los conocimientos especializados de los proveedores de servicios en la nube en áreas como la gestión y la seguridad de la TI.

Pero el estudio señala que las opciones de adopción de servicios en nube en los países de ingresos bajos y medios son muy diferentes de las de los países más adelantados. Si bien los servicios gratuitos en nube, como el correo electrónico en red y las redes sociales en línea, ya se utilizan ampliamente en las naciones en desarrollo, las posibilidades que tienen los países de ingresos bajos y medios son mucho menores que las de las economías avanzadas. De hecho, la brecha en la disponibilidad de infraestructura relacionada con la nube entre los países desarrollados y en desarrollo sigue ampliándose. El acceso a Internet de banda ancha a precios asequibles dista mucho de ser satisfactorio en los países en desarrollo, especialmente en los países menos adelantados (PMA). Además, los países de ingresos bajos dependen de redes móviles de banda ancha que se caracterizan por una velocidad baja y una latencia elevada, por lo que no son ideales para la prestación de servicios en nube.

El informe recomienda que los gobiernos den la bienvenida a la nube pero que procedan con cuidado. Dentro de los límites de sus recursos, deben construir infraestructura, como centros de datos costosos; actualmente, las economías desarrolladas representan hasta el 85% de todos los centros de datos que ofrecen servicios de coemplazamiento (gráfico 1).

Esta creciente "brecha de centros de datos" también se refleja en la disponibilidad de servidores; en 2011 había 1.000 veces más servidores de datos seguros por millón de habitantes en las economías de ingresos altos que en los PMA (gráfico 2). La combinación del número reducido de centros nacionales de datos y de los costos elevados de las comunicaciones internacionales de banda ancha repercute aún más en el valor neto de las soluciones en nube.

El informe dice que las naciones en desarrollo deberían tratar de obtener los conocimientos especializados necesarios para tomar medidas astutas y rentables en relación con la infraestructura necesaria y la manera de movilizar los recursos financieros. Además, sugiere que los asociados para el desarrollo contribuyan a ayudar a los países más pobres a cerrar la brecha digital, tal vez prestando apoyo mediante contribuciones para la financiación de infraestructura relacionada con la nube. También podrían ayudar a los países en desarrollo a establecer marcos jurídicos y reglamentarios apropiados.

El Informe sobre la Economía de la Información destaca que los países en desarrollo deberían considerar la posibilidad de abordar las cuestiones jurídicas y reglamentarias relacionadas con la computación en nube. Si bien no es imperativo elaborar leyes o reglamentos específicos sobre la computación en nube, las esferas principales de reforma incluyen la privacidad, la protección de datos, la seguridad de la información y la ciberdelincuencia. El estudio insta a los gobiernos de los países en desarrollo a adoptar y aplicar leyes y reglamentos apropiados. Señala que en 2013 había 99 países con legislación sobre privacidad de datos. Aunque no existe un marco armonizado internacional sobre la privacidad que regule las transferencias de datos a través de las fronteras, la aplicación de regímenes nacionales sólidos en la materia podría beneficiar a los países en desarrollo.

Ventajas e inconvenientes de adoptar la nube

En pocas palabras, la computación en nube permite a los usuarios tener acceso a un conjunto escalable y elástico de recursos de computación y almacenamiento de datos, cuando y como quieran. En lugar de representar un fenómeno amorfo en el firmamento, la computación en nube está bien anclada en el suelo por una combinación de hardware físico, redes, sistemas de almacenamiento, servicios e interfaces necesarios para ofrecer computación como servicio.

La transición hacia la nube ha sido posible gracias al aumento colosal de la capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos y al incremento de las velocidades de trasmisión. Por ejemplo, algunas unidades centrales de procesamiento hoy día son 4.000 veces más rápidas que sus equivalentes de hace cuatro décadas, y los paquetes de banda ancha son casi 36.000 veces más rápidos que las conexiones telefónicas utilizadas cuando los navegadores de Internet se introdujeron en 1993.

Las ventajas potenciales de la computación en nube incluyen un menor costo del equipo y la gestión de TI a nivel interno, mayor elasticidad de la capacidad de almacenamiento y procesamiento, que se adecua a la demanda, mayor flexibilidad y movilidad del acceso a los datos y servicios, actualización inmediata y sin costo del software y mayor fiabilidad y seguridad de la gestión de los datos y servicios.

Pero también hay costos o riesgos relacionados con las soluciones en nube. El informe de la UNCTAD menciona los costos de las comunicaciones (operadores de telecomunicaciones o proveedores de servicios de Internet) y de migración e integración de los nuevos servicios en nube en los procesos empresariales existentes, la reducción del control de los datos y las aplicaciones, la preocupación por la seguridad de los datos y la privacidad, el riesgo de que no pueda accederse a los servicios, y el riesgo de "cautividad" con un proveedor determinado en los mercados poco competitivos.

La UNCTAD recomienda que las autoridades deberían profundizar cuanto antes sus conocimientos sobre el modo en que la computación en nube podría afectar a su economía y su sociedad. Los países deben evaluar cuidadosamente cuál es la mejor manera de beneficiarse de esta última etapa en la evolución de la economía de la información. En principio, la UNCTAD considera que no existen razones generales para que las políticas y la reglamentación de los gobiernos desalienten la migración a la nube. Más bien, los gobiernos deberían tratar de crear un marco propicio para que las empresas y las organizaciones que desean migrar datos y servicios a la nube puedan hacerlo fácilmente y en condiciones de seguridad. Pero sus políticas deberían basarse en una evaluación de las ventajas y los inconvenientes de las soluciones en nube y reconocer la diversidad de modelos empresariales y servicios disponibles. El informe destaca que hay múltiples maneras de utilizar la tecnología de la computación en la nube, incluidas las nubes públicas, privadas o híbridas a nivel nacional, regional o mundial.

 
Gráfico 1: Distribución de los centros de datos que ofrecen servicios de coemplazamiento, por grupo, 2013
 PR13050f1_sp.JPG
Fuente: UNCTAD, sobre la base del Data Centre Map (véase http://www.datacentermap.com/datacenters.html).


Gráfico 2: Distribución de servidores de Internet seguros (por millón de habitantes), 2012
PR13050f2_sp.JPG
Fuente: Banco Mundial (http://data.worldbank.org/indicator/IT.NET.SECR.P6).


End Notes
  1. El Informe (Nº de venta E.13.II.D.6 e ISBN-13: 978-92-1-112869-7) puede obtenerse de la United Nations Publications Sales and Marketing Office, cuya dirección se indica a continuación, o de las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Precio: US 38 (50% de descuento para los residentes de países en desarrollo, y 75% de descuento para los residentes de países menos adelantados). Sírvanse enviar los pedidos o consultas a la United Nations Publications Sales and Marketing Office, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J Nueva York, NY 10017, Estados Unidos de América. Tel.: + 1 212 963 8302, fax: 1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org , https://unp.un.org .


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....