unctad.org | La inversión extranjera directa creció un 10% en Asia Oriental y Sudoriental en 2014, según un informe de las Naciones Unidas
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
La inversión extranjera directa creció un 10% en Asia Oriental y Sudoriental en 2014, según un informe de las Naciones Unidas

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
24 junio 2015, 19:00
en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2015/016
Ginebra, Suiza, (24 junio 2015)

Según el World Investment Report 2015 (Informe sobre las inversiones en el mundo 2015) de la UNCTAD, las entradas de inversión extranjera directa (IED) en Asia Oriental y Sudoriental combinadas crecieron un 10% en 2014, pese a la desaceleración del crecimiento económico, hasta alcanzar un máximo histórico de 381.000 millones de dólares de los Estados Unidos. Por subregión, las entradas en Asia Oriental aumentaron un 12% hasta 248.000 millones de dólares, mientras que las destinadas a Asia Sudoriental registraron una subida del 5%, hasta 133.000 millones de dólares.

Según el informe, las entradas de IED en China alcanzaron los 129.000 millones de dólares en 2014, lo que representa un aumento de alrededor del 4% (gráfico 1). Ello se debe principalmente a que la IED creció en el sector de los servicios, mientras que disminuyó en el sector manufacturero, en especial en las industrias que son sensibles al aumento de los costos de la mano de obra. Las entradas en Hong Kong (China) aumentaron un 39% hasta un monto anual de 103.000 millones de dólares. Este extraordinario crecimiento obedeció al aumento de las inversiones en acciones y otras participaciones en el capital asociadas a algunas importantes fusiones y adquisiciones transfronterizas, como la adquisición, por 5.700 millones de dólares, del 25% de las acciones de A.S. Watson Co. por la empresa de Singapur Temasek Holdings.

Las entradas de IED en Singapur, el principal receptor de Asia Sudoriental, aumentaron solo un 4% hasta los 68.000 millones de dólares, mientras que otras economías de la subregión registraron cifras muy diferentes. Las entradas en Indonesia aumentaron un 20% hasta alrededor de 23.000 millones de dólares, gracias a un incremento considerable de las inversiones en acciones y otras participaciones en el capital. Viet Nam, como importante centro de producción de bajo costo para las empresas extranjeras de la subregión, registró un aumento de sus entradas del 3%, hasta los 9.200 millones de dólares, en 2014. Gracias a las ventajas de costos, la IED con fines de mejora de la eficiencia en el sector manufacturero de los países de bajos ingresos de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) aumentó, a veces impulsada por grandes proyectos como la inversión de 600 millones de dólares anunciada por el Grupo de Taekwang y Huchems (República de Corea) en Myanmar.

En el informe se afirma que la inversión internacional en infraestructura ha ido en aumento, impulsada principalmente por la IED intrarregional en Asia Oriental y Sudoriental. La conectividad entre los países y economías se está intensificando con respecto a una serie de parámetros. En particular, la infraestructura es un componente primordial de la conectividad regional, especialmente en los sectores de la electricidad, las telecomunicaciones, el transporte y el agua. No obstante, el desarrollo de la conectividad de la infraestructura entre los países, subregiones y sectores sigue siendo desigual. Más recientemente, nuevas iniciativas a nivel nacional, regional e internacional están aumentando las perspectivas de mejora de la inversión en infraestructura y su conectividad en toda la región y más allá.

Según el informe, las empresas multinacionales realizan importantes inversiones en infraestructura y, por lo tanto, contribuyen a mejorar la conectividad regional. Los datos sobre el volumen de las entradas de IED en algunas de las principales economías de la región demuestran que la magnitud global de la inversión extranjera en infraestructura en algunas economías es muy importante.

En Asia Oriental, por ejemplo, el acervo de la IED en transporte, almacenamiento y telecomunicaciones había alcanzado los 33.000 millones de dólares en Hong Kong (China) a finales de 2012. En Asia Sudoriental, el acervo de la IED en esos mismos sectores ese año ascendió a 37.000 millones de dólares en Singapur y 15.000 millones en Tailandia. Pero, según el informe, han repuntado las inversiones en acciones y otras participaciones en el capital de multinacionales en infraestructuras de la región. En 2014, el valor de las fusiones y adquisiciones transfronterizas en el sector de la infraestructura casi se triplicó y alcanzó los 17.000 millones de dólares. Pese a una disminución de los proyectos anunciados de nuevas instalaciones, la inversión internacional en infraestructura ha registrado un crecimiento importante en los dos últimos años.

El aumento de las corrientes intrarregionales de IED está contribuyendo a la inversión internacional en el desarrollo de infraestructura y su conectividad. En general, el crecimiento de la IED intrarregional ha contribuido a reforzar la conectividad de la infraestructura, y China, Hong Kong (China), el Japón, Malasia y Singapur se cuentan entre las fuentes más importantes de inversión y operaciones. Según las estimaciones, el 45% de la inversión extranjera de las multinacionales asiáticas en el sector de la infraestructura tuvo como destino su propia región. Los proyectos intrarregionales representaron una proporción mucho más elevada en las fusiones y adquisiciones transfronterizas que en los proyectos de nuevas instalaciones (gráfico 2).

En el informe también se afirma que los datos sobre la IED no suelen reflejar el verdadero alcance de la participación de las multinacionales en la conectividad de la infraestructura. Un panorama más completo pone de manifiesto que las contribuciones de las multinacionales, mediante formas no accionariales y mixtas de inversión como los proyectos de construcción, explotación y traspaso, son importantes en la región. En muchos casos se establece una alianza público-privada (APP).

Algunos proyectos de construcción, explotación y traspaso o basados en otras estructuras de concesión han atraído un importante flujo de capital extranjero y contribuido al desarrollo de infraestructura en industrias como la electricidad y el transporte. Por ejemplo, AES Corp (Estados Unidos) se asoció con POSCO Power Corp (República de Corea) y China Investment Corporation (uno de los principales gestores de fondos soberanos de China) para el desarrollo de la central eléctrica de Mong Duong II en Viet Nam. En el marco de un acuerdo de construcción, explotación y traspaso con el Gobierno de Viet Nam, el proyecto prevé una inversión total de 1.400 millones de dólares y es probable que sirva de ejemplo para otros proyectos basados en APP en el país receptor.

En el sector de los transportes, en los países de Asia Sudoriental se han firmado o se están planificando varios proyectos de gran envergadura basados en APP o en concesiones. En Indonesia, por ejemplo, se han puesto en marcha varios de esos proyectos de infraestructura de transportes con una inversión total superior a 1.000 millones de dólares, como por ejemplo la concesión de la autopista de la costa occidental y el proyecto del ferrocarril Soekarno-Hatta.  

Gráfico 1 - Los diez receptores principales de Asia Oriental y Sudoriental, 2013 y 2014
(En miles de millones de dólares)
PR15016f1_en.jpg

Fuente: UNCTAD, World Investment Report 2015.


Gráfico 2

PR15016f2_sp.jpg

Informe : http://unctad.org/en/PublicationsLibrary/wir2015_en.pdf
Panorama général (Solo en ingles) : http://unctad.org/en/PublicationsLibrary/wir2015_overview_en.pdf


End Notes
  1. El Informe (Nº de venta E.15.II.D.5, ISBN: 978-92-1-112891-8) puede obtenerse de la United Nations Publications Sales and Marketing Office, cuya dirección se indica a continuación, o de las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Sírvanse enviar los pedidos o consultas a la United Nations Publications Sales and Marketing Office, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J Nueva York, NY 10017, Estados Unidos de América. Tel.: + 1 212 963 8302, fax: + 1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org , https://unp.un.org .


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo