COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Jefes de estado analizarán las causas económicas del descontento social
Paralelismo entre las protestas en la región árabe y en los países desarrollados y efectos de la creciente disparidad de los ingresos - Mesa redonda prevista para el 21 de abril en la XIII UNCTAD

UNCTAD/PRESS/PR/Doha/2012/002
Geneva, Suiza, (29 marzo 2012)

Los debates de la serie de sesiones de alto nivel de Jefes de Estado y de Gobierno de la XIII UNCTAD se centrarán en las deficiencias de las políticas económicas de los países tanto ricos como pobres y en el descontento popular a raíz de la persistencia de los efectos de la crisis financiera de 2008.

Los dirigentes que se reunirán el 21 de abril analizarán en qué medida los factores económicos como la escasez de empleo y la disparidad de los ingresos han contribuido a los movimientos populares que han tenido lugar recientemente en la región árabe. Abordarán también las similitudes con las manifestaciones de descontento en otros lugares del mundo, como las protestas sociales ocurridas recientemente en los países desarrollados.  Además examinarán qué se puede hacer para reformular las políticas económicas a fin de lograr una distribución más equitativa de sus beneficios.

Se ha invitado a los Jefes de Estado y de Gobierno de los países árabes, Asia, América Latina y África a que intercambien sus opiniones y experiencias con los delegados participantes en la conferencia. La mesa redonda tendrá lugar de las 17.30 a las 20.00 horas del primer día de la conferencia cuatrienal de la UNCTAD y versará sobre el tema "Tras la crisis económica mundial: nuevas oportunidades de crecimiento económico con equidad social".

Según los economistas de la UNCTAD, hay claros indicios de que el reciente descontento popular en la región árabe no solo refleja quejas por los problemas de gobernanza. Se debe igualmente a una tendencia más general observada en numerosos países cuyo progreso económico no ha dado lugar a una mejora generalizada del nivel de vida y ha provocado el estancamiento o la reducción de los ingresos de los grupos pobres y de renta media.

El crecimiento registrado en los últimos 20 años en las economías árabes productoras de petróleo (superavitarias) y más diversificadas (deficitarias) no ha sido incluyente. Incluso las elevadas tasas de crecimiento han venido a menudo acompañadas de un estancamiento de los salarios. Si bien muchas economías árabes han experimentado tasas de crecimiento económico real medio superiores al 5% en los últimos 20 años, el aumento de la productividad no se ha reflejado en una mejora de los salarios reales y del nivel de vida de la mayoría de la población ni ha dado lugar a un crecimiento continuo de la demanda interna. Pese a la moderación salarial, el desempleo se ha mantenido elevado en la mayoría de los países árabes en el último decenio, por encima del 10% incluso en las economías árabes más diversificadas.

La ralentización económica mundial que se inició en 2008 y provocó un fuerte aumento del desempleo, en particular entre los jóvenes, ha puesto crudamente de manifiesto un aumento de las desigualdades. Los economistas de la UNCTAD destacan la urgente necesidad de nuevos planteamientos que den más importancia al crecimiento incluyente y sostenible. En su "nota temática" para la mesa redonda (TD/454), la secretaría de la UNCTAD insta a que se hagan reformas para evitar una "década de desarrollo perdida".

Desde el estallido de la crisis financiera en 2008, las ideas convencionales sobre el funcionamiento de la economía se han puesto en tela de juicio y los movimientos populares en todo el mundo han llamado al orden a los gobiernos por no haber satisfecho las aspiraciones de desarrollo de los ciudadanos y haber tolerado el aumento de las desigualdades sociales y económicas. Ha habido llamamientos para que se adopte una nueva orientación económica a fin de aliviar la pobreza, crear más y mejores empleos, mejorar la protección social, garantizar el acceso a servicios y productos básicos a precios asequibles y establecer una distribución más equitativa del ingreso nacional.

Según los expertos de la UNCTAD, el momento es oportuno para renovar el contrato social entre el Estado y los ciudadanos y reconsiderar los resultados de la globalización "orientada a las finanzas". El tema de la XIII UNCTAD es la "globalización centrada en el desarrollo", que requiere una priorización y gestión cuidadosas del comercio, la inversión, la transferencia de tecnología y la iniciativa empresarial a fin de lograr más empleo y mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos. El reto es aprovechar las oportunidades que brinda la transformación política, evaluar la experiencia adquirida en fracasos anteriores y encontrar posibles vías alternativas hacia un desarrollo incluyente y sostenible.

En la mesa redonda, dirigida por los Jefes de Estado, se pondrán de relieve algunas de las cuestiones que plantea esa revaluación, prestando una atención especial a la situación en la región árabe. En la nota temática se destaca, no obstante, que "el movimiento iniciado en la región debe estudiarse en el marco de un debate de políticas más amplio sobre las repercusiones de la liberalización financiera y comercial y el papel fallido del Estado como garante de la equidad social y el desarrollo para todos".

En la nota temática de la UNCTAD se plantean diversas cuestiones para orientar el debate mediante una evaluación de las repercusiones de estos problemas en la política económica de la región. Además de la dimensión política y de derechos humanos, que es primordial, ¿qué papel desempeñaron las deficiencias en la gobernanza socioeconómica en las protestas ocurridas en los países árabes? La UNCTAD pregunta también si la magnitud y la gestión de la liberalización económica contribuyeron a la incapacidad de los marcos de política económica existentes para generar un crecimiento y un desarrollo sostenidos. Se alienta a los panelistas a que busquen nuevos enfoques de las políticas de desarrollo que permitan a los gobiernos responder al descontento social cada vez mayor sin poner en peligro la frágil aceleración del crecimiento lograda en los últimos años.


Para obtener más información, póngase en contacto con:

Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E:
unctadpress@unctad.org
Web:
http:/unctad.org/press



Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo