unctad.org | Estructuras de la propiedad cada vez más complejas de las empresas multinacionales plantean nuevos retos para responsables de políticas de inversión
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Estructuras de la propiedad cada vez más complejas de las empresas multinacionales plantean nuevos retos para responsables de políticas de inversión
La nacionalidad de origen de los inversores se desdibuja, el Informe sobre las Inversiones en el Mundo aboga por una nueva evaluación de instrumentos de política basados en la propiedad

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
21 junio 2016, 19:00
en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2016/016
Ginebra, Suiza, (21 junio 2016)

Unofficial Translation

 

​La creciente complejidad de las estructuras de propiedad de las empresas multinacionales está llevando a los gobiernos a considerar cuidadosamente la eficacia e idoneidad de medidas basadas en la propiedad, así como las implicaciones prácticas para su aplicación y el cumplimiento, según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2016.
 
El informe, subtitulado Nacionalidad del Inversor: retos de política, encontró que más del 40 por ciento de las filiales extranjeras en todo el mundo tienen múltiples "pasaportes". Estas filiales son parte de complejas cadenas de propiedad con múltiples enlaces transfronterizos que implican en promedio tres jurisdicciones. Esta situación es más común en las empresas multinacionales más grandes: 60 por ciento de sus filiales extranjeras tienen varios vínculos de propiedad transfronteriza con la casa matriz. La nacionalidad de los inversionistas y de los propietarios de las filiales extranjeras se desdibuja (figura 1).
 
El informe indica que tales "filiales multi-pasaportes" son el resultado de propiedad extranjera indirecta, inversión de tránsito a través de terceros países e inversiones 'ida por vuelta' (round-tripping). Aproximadamente el 30 por ciento de las filiales extranjeras son indirectamente propiedad extranjera a través de una entidad nacional; más del 10 por ciento son de propiedad extranjera a través de una entidad intermedia en un tercer país; alrededor del 1 por ciento son propiedad, en última instancia,  de una entidad nacional. Los casos de no concordancia ("mismatch") en las nacionalidades del inversor implican casi la mitad de las filiales extranjeras en las economías desarrolladas y más de un cuarto en las  economías en desarrollo (figura 2).

Según el informe, las primeras 100 empresas multinacionales en  el Índice de Transnacionalidad de la UNCTAD, tienen en promedio más de 500 filiales cada una, a través de más de 50 países. Tienen múltiples niveles jerárquicos en su estructura de propiedad  potencialmente cruzando hasta seis fronteras, cerca de 20 empresas matrices que poseen filiales a través de múltiples jurisdicciones, y  casi 70 entidades en centros de inversión extraterritoriales.

La implicación para los gobiernos, de acuerdo al informe, es que las políticas de inversión basadas en la propiedad tendrán que ser reconsideradas para salvaguardar la efectividad de las reglas de la propiedad.
 
Por un lado, las autoridades deben probar la adecuación de las reglas de propiedad vis-à-vis  mecanismos en áreas relacionadas con las políticas de inversiones tal como la competencia, los impuestos y el desarrollo industrial. Por otra parte, las autoridades pueden fortalecer la evaluación de la propiedad, incluyendo las cadenas de propiedad y mejorar los requisitos de presentación de informes.  Sin embargo, los responsables políticos deben ser conscientes de la carga administrativa que esto puede imponer a las instituciones públicas y a los inversores. En general, es importante encontrar un equilibrio entre liberalización y regulación en la consecución del objetivo último de promoción de la inversión para el desarrollo sostenible.

El informe también señala que el 80 por ciento de los países restringen la propiedad extranjera mayoritaria en al menos una industria. La tendencia en las medidas relacionadas con la propiedad es hacia la liberalización, a través del levantamiento de restricciones, de aumentos en las participaciones extranjeras permitidas, o de la facilitación de autorizaciones y procedimientos de admisión para los inversionistas extranjeros. Sin embargo, muchas de las restricciones de propiedad permanecen tanto en países desarrollados como en desarrollo. La opacidad de la nacionalidad del inversionista ha hecho la aplicación de las normas y reglamentos sobre propiedad extranjera más desafiante. 
 
Las estructuras de propiedad indirecta amplían el alcance de acuerdos internacionales de inversión (AII): un tercio de demandas de solución de controversias inversionista-estado (SCIE) son presentadas a través de entidades intermedias. Desde el 2010, un tercio de las demandas sobre las cuales hay  información relevante disponible, fueron presentadas por entidades que son propiedad de una empresa matriz en un tercer país (es decir, no parte del Tratado en el que se basa la demanda) o en el mismo Estado demandado. La participación de entidades intermedias que actúan como demandantes aumenta hasta un 75 por ciento de casos basados en tratados con países que son centros de propiedad y centros de inversión extraterritoriales (Figura 3).

Las autoridades deben ser conscientes que hasta 30 por ciento de las empresas se benefician de acuerdos mega-regionales a través de "doble pasaportes": la complejidad de la propiedad tiene un efecto multi-lateralizador de los AII. Hasta un tercio de las filiales extranjeras al parecer intrarregionales en las áreas de los principales tratados mega-regionales (prospectivos), tales como la Asociación Trans-Pacífica (TPP), la Asociación Transatlántica para comercio e Inversión (TIPP)  y  la Asociación Económica Integral Regional (RCEP)son propiedad de empresas matrices fuera de la región, planteando dudas sobre los beneficiarios finales de estos tratados y negociaciones. Los gobiernos deberían tener como objetivo evitar la incertidumbre para los Estados y los inversores sobre la cobertura del régimen de inversiones internacionales (Figura 4).

Figura 1. Propiedad compleja de las filiales extranjeras de empresas multinacionales
(Participación de filiales extranjeras, por ciento)
PR16_en_f1.jpg
Fuente: Análisis de la UNCTAD basado en datos Orbis (noviembre de 2015).
Nota: análisis basado en una muestra global de 720,000 filiales extranjeras. El peso económico se calcula usando ganancias reportadas. La participación de 60% de las empresas multinacionales más grandes se calcula en base a filiales extranjeras de Top 100 las empresas la UNCTAD multinacionales (las más grandes empresas multinacionales clasificadas por la transnacionalidad, es decir, activos en el extranjero, las ventas al exterior y empleo extranjeros).

Figura 2. Índice de no concordancia de nacionalidad de inversores por región
PR16_en_f2.jpg

 
Fuente: Análisis de la UNCTAD basado en datos Orbis (noviembre 2015)

Figura 3. Demandantes y sus dueños finales
Descomposición y perfiles de los demandantes usando casos SCIE conocidos fundamentados en tratados, 2010-2015
(por ciento)
PR16_en_f3.jpg

 
Fuente: UNCTAD análisis basado en navegador de ISDS y Orbis de la UNCTAD para los datos de la propiedad.

 

El Informe:   http://unctad.org/en/PublicationsLibrary/wir2016_en.pdf

Panorama general:  http://unctad.org/en/PublicationsLibrary/wir2016_Overview_en.pdf

Country Factsheets: http://unctad.org/en/Pages/DIAE/World%20Investment%20Report/WIR-2016-Country-Factsheets.aspx


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo