COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Establecer un clima propicio a la innovación: un difícil rompecabezas que los países en desarrollo deben resolver
24 de abril: Día de la innovación y la tecnología en la XIII UNCTAD, centrado en las medidas que pueden adoptar los gobiernos para fomentar nuevas ideas y prácticas

UNCTAD/PRESS/PR/Doha/2012/009
Geneva, Suiza, (29 marzo 2012)

Las soluciones al cambio climático, la crisis energética y el prolongado desafío de la seguridad alimentaria en los países pobres del mundo dependerán de la capacidad humana para innovar, sostienen los economistas de la UNCTAD. Según su opinión, los países en desarrollo no pueden dejar estos procesos a terceros —deben ordenar todas las piezas para que puedan surgir ideas y prácticas comerciales innovadoras dentro de sus propias fronteras.

El 24 de abril se celebrará el Día de la innovación y la tecnología en la XIII Conferencia cuatrienal de la UNCTAD, que tendrá lugar en Doha (Qatar), con el fin de que los funcionarios gubernamentales y otros participantes puedan debatir sobre métodos prácticos para lograr este objetivo.

Junto con expertos en innovación y tecnología, examinarán las experiencias de distintos países y reflexionarán sobre cómo promover lo que los economistas llaman "una mayor capacidad de innovación" en los países en desarrollo.

La innovación ha sido un catalizador de mejoras en la vida de los seres humanos a lo largo de la historia y es ciertamente necesaria en la difícil situación económica mundial actual, señalan los economistas de la UNCTAD en los documentos de referencia de la reunión. La revolución industrial de la década de 1770 y la más reciente revolución de la información han demostrado cuán vital es este proceso para lograr una mayor productividad y crecimiento económico. Estas importantes transformaciones se tradujeron en un aumento de la producción y la riqueza nacional de los países que pudieron crear las innovaciones o de adoptarlas eficazmente.

La innovación consiste en el desarrollo de productos o procesos nuevos o considerablemente mejorados, o en un nuevo método de comercialización u organización. La innovación no equivale a la invención de algo nuevo, como una nueva tecnología. La difusión de las ideas solía ser un proceso lento. Hoy en día, las tecnologías de la información y las comunicaciones hacen que las ideas y la información puedan difundirse instantáneamente en todo el mundo. Por consiguiente, la innovación debería ser más fácil. Si esto es cierto, cabe preguntarse por qué la innovación es tan desigual entre los distintos países y empresas.

Parte de la respuesta es que las innovaciones en general ocurren dentro de un sistema y dependen de ciertos requisitos previos. Entre estos se cuentan la colaboración y la circulación del conocimiento entre los diferentes actores y la presencia de instituciones de apoyo (la legislación, los reglamentos y las costumbres vigentes en un país). Otros importantes requisitos son la financiación y la infraestructura física. La falta de un suministro de electricidad fiable y asequible puede ser un gran obstáculo a la innovación y el cambio tecnológico. Estos factores pueden darse por sentados pero no siempre están fácilmente disponibles, sobre todo en muchos países en desarrollo, en particular los países menos adelantados. Esos países experimentan deficiencias del mercado y de los sistemas de apoyo a la innovación, y sus empresas se topan frecuentemente con obstáculos a la innovación que las empresas de los países desarrollados ignoran.

Otro factor que frena a los países en desarrollo es que la capacidad para adquirir, adoptar y adaptar las tecnologías pertinentes puede ser insuficiente. Con frecuencia, el sector privado está poco desarrollado y dominado por empresas pequeñas y microempresas que carecen de la escala y los insumos esenciales necesarios para funcionar con eficiencia y prosperar. Todos estos obstáculos han generado grandes diferencias en la capacidad tecnológica y de innovación y en el desempeño de los países. En los países rezagados, la intervención del gobierno puede contribuir a reducir las dificultades y a crear capacidad de innovación.

¿Qué pueden hacer los gobiernos? Pueden tratar de fortalecer las competencias técnicas, profesionales y de iniciativa empresarial de sus ciudadanos. Pueden adoptar medidas para proporcionar la infraestructura necesaria, mejorar los sistemas de innovación, promover la circulación de conocimientos y tecnología, y crear planes y estrategias coherentes para lograr estos objetivos en el marco de planes nacionales de desarrollo. La colaboración y la asistencia internacionales también pueden contribuir a ello. Los participantes en el Día de la innovación y la tecnología examinarán los ejemplos de medidas eficaces que los gobiernos han adoptado para mejorar el desempeño en materia de innovación.

La UNCTAD presta desde hace tiempo asistencia a los países en desarrollo en este ámbito, y sigue llevando a cabo investigaciones y análisis sobre la capacidad tecnológica y de innovación. También proporciona asistencia técnica a países en desarrollo para contribuir a la creación de capacidad de innovación. Además, promueve el diálogo sobre estas cuestiones para que los países puedan intercambiar sus experiencias y determinar buenas prácticas susceptibles de ser imitadas.

El Día de la innovación y la tecnología es una conveniente oportunidad para que los dirigentes de muchos países puedan aprender más sobre las formas en que la innovación puede contribuir al crecimiento y el desarrollo sostenible —y sobre la manera de promover una mayor capacidad de innovación. Así, podrán contribuir a crear un mejor futuro aprendiendo de la experiencia de los demás.


Para obtener más información, póngase en contacto con:

Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E:
unctadpress@unctad.org
Web:
http:/unctad.org/press



Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo