unctad.org | Según un informe de las naciones unidas, la inversión extranjera directa en áfrica registró un descenso moderado del 3% en 2016
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Según un informe de las naciones unidas, la inversión extranjera directa en áfrica registró un descenso moderado del 3% en 2016

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
07 junio 2017, 19:00
en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2017/013
Ginebra, Suiza, (07 junio 2017)

Según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017 de la UNCTAD, en 2016 las corrientes de inversión extranjera directa (IED) hacia África continuaron disminuyendo y acusaron un descenso del 3% hasta situarse en 59 mil millones de dólares. Además, las entradas en el continente siguieron distribuyéndose de manera asimétrica, ya que cinco países (Angola, Egipto, Nigeria, Ghana y Etiopía) representaron el 57% del total.

El gran volumen de IED en Egipto siguió impulsando las corrientes hacia África Septentrional, que aumentaron un 11% hasta alcanzar los 14.5 mil millones de dólares (gráfico 1). Las entradas en Egipto (8.1 mil millones de dólares) registraron un incremento de un 17%, debido principalmente al descubrimiento de reservas de gas por empresas extranjeras.

Dado que los precios moderados de los productos básicos socavaron el interés de los inversores en África Subsahariana, las entradas en esa región disminuyeron un 7% y se situaron en 45 mil millones de dólares. En 2016 las corrientes de IED hacia África Central se redujeron un 15% hasta situarse en 5.1 mil millones de dólares. En la República Democrática del Congo la caída fue del 28% hasta los 1.2 mil millones de dólares, ya que el país atrajo inversiones solo en el sector de los recursos minerales. No obstante, en algunos países las entradas aumentaron. En el Congo experimentaron un alza del 8% hasta llegar a los 2 mil millones de dólares, debido fundamentalmente a las inversiones continuas realizadas por empresas chinas.

En 2016 África Oriental recibió 7.1 mil millones de dólares de IED, lo que representó una subida del 13% respecto de 2015. Las corrientes hacia Etiopía se incrementaron un 46% hasta alcanzar los 3.2 mil millones de dólares, impulsadas por las inversiones en infraestructura y manufacturas.

Ese mismo año, las corrientes de IED hacia África Occidental crecieron un 12% y ascendieron a 11.4 mil millones de dólares, gracias a la recuperación de las inversiones en Nigeria, pese a que las corrientes permanecieron muy por debajo de los máximos históricos. Las corrientes de IED hacia Ghana aumentaron un 9% hasta los 3.5 mil millones de dólares, impulsadas por los hidrocarburos y los proyectos relativos a la transformación del cacao.

En África Meridional, las entradas de IED acusaron un descenso de un 18% y se situaron en 21.2 mil millones de dólares, al disminuir las corrientes en ocho de los diez países de la subregión. En Angola, las corrientes de IED cayeron un 11% y se situaron en 14.3 mil millones de dólares, debido a que la reinversión de las ganancias se contrajo. Sudáfrica, motor económico del continente, siguió presentando peores resultados de lo previsto y recibió apenas 2.2 mil millones de dólares de IED, cifra que, aun siendo un 31% superior al mínimo histórico de 2015, quedaba muy lejos del promedio anterior.

Las empresas multinacionales de las economías desarrolladas siguieron siendo los principales inversores en África, pese a la creciente actividad de los inversores de las economías en desarrollo (como China, la India y Sudáfrica).

Las corrientes de IED procedentes de África se mantuvieron estables y se cifraron en 18.2 mil millones de dólares (un 1% más que en 2015). La reducción de las inversiones procedentes de Sudáfrica, la República Democrática del Congo, Ghana y Nigeria (en ese orden) se vio compensada con creces por el aumento de las salidas de IED de Angola, el principal inversor de la región.

Se prevé que en 2017 las entradas de IED en África aumenten y asciendan a unos 65 mil millones de dólares, en vistas de la modesta subida de los precios del petróleo y el posible repunte de la IED fuera del sector petrolero. La creciente integración regional debería promover la integración competitiva de África a nivel mundial y alentar mayores corrientes de IED.

Gráfico 1 - Corrientes de IED hacia África, por subregión, 2010-2016
(En miles de millones de dólares)
PR17013f1_sp.JPG

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017.

 

Gráfico 2 - Principales economías que invirtieron en África en 2010 y 2015
(En miles de millones de dólares)
PR17013f2_sp.JPG

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017.
Nota: Las cifras que figuran en este gráfico se basan en datos sobre la IED de los países asociados.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo