unctad.org | Los mega acuerdos transfronterizos de fusiones y adquisiciones refuerzan la inversión extranjera directa en los países desarrollados, según un informe de las Naciones Unidas
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Los mega acuerdos transfronterizos de fusiones y adquisiciones refuerzan la inversión extranjera directa en los países desarrollados, según un informe de las Naciones Unidas

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
07 junio 2017, 19:00
en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2017/014
Ginebra, Suiza, (07 junio 2017)

Las corrientes de inversión extranjera directa (IED) hacia las economías desarrolladas aumentó en un 5%, superando por primera vez desde 2007 el billón de dólares de los Estados Unidos, según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017 de la UNCTAD.

Aunque hubo un aumento de las corrientes hacia los Estados Unidos y el Reino Unido, estas se vieron contrarrestadas por la disminución de las corrientes hacia la mayoría de los países europeos. Las corrientes hacia los Estados Unidos, el principal país receptor, alcanzaron un máximo histórico, impulsadas por importantes acuerdos de fusiones y adquisiciones, sobre todo en la industria farmacéutica.

A pesar de la votación sobre el Brexit, las entradas en el Reino Unido, alcanzaron un nivel sin precedentes, del 600% (254 mil millones de dólares), debido en gran medida a la conclusión de tratados de fusiones y adquisiciones de gran envergadura iniciados antes del referendo. Sin embargo, las corrientes de IED hacia otros de los principales países receptores en Europa se redujeron considerablemente. Las corrientes hacia Irlanda, el principal país receptor europeo en 2015, disminuyeron en 166.000 millones de dólares, y hacia Suiza en 97 mil millones de dólares. Un importante factor de la disminución fue la reducción de los préstamos intraempresariales, los cuales han variado mucho en los últimos años.

Las salidas de IED de los países desarrollados disminuyeron en un 11%, a 1,04 billones de dólares, cuando las inversiones de las principales economías inversionistas se redujeron a una fracción de los niveles de 2015. Las corrientes financieras procedentes de Irlanda se redujeron en 122 mil millones de dólares, las de Suiza en 73 mil millones de dólares y las de Alemania en 59 mil millones de dólares.

Entre los países que aumentaron sus inversiones en el extranjero, los Países Bajos se han convertido en el principal país inversionista de Europa, con salidas sin precedentes de 174 mil millones de dólares. Gran parte de las salidas de los Estados Unidos – que representaron 299 mil millones de dólares – consistía de reinversiones de beneficios, que ascendieron a 280 mil millones de dólares. Las empresas multinacionales del Japón ampliaron su IED mediante las fusiones y adquisiciones transnacionales, en particular en Europa.

Un panorama económico generalmente positivo debería ayudar a los países desarrollados a mantener las corrientes de IED en 2017, si bien mucho depende de la aprobación reglamentaria de acuerdos de fusiones y adquisiciones de gran envergadura. Los tratados de fusiones y adquisiciones transfronterizos anunciados en 2016 ascendieron a 1,1 billones de dólares, un valor considerablemente por debajo de los 1,4 billones de dólares del año anterior. En el primer trimestre de 2017, el número y el valor de los tratados de fusiones y adquisiciones en países desarrollados fueron considerablemente inferiores a los del mismo período del año anterior. En marzo de 2017, alrededor de una cuarta parte de los tratados anunciados en 2016, por la mitad del valor total, estaban pendientes de aprobación. A menos que se concluyan esos acuerdos, las corrientes de IED tienen escasas probabilidades de alcanzar los mismos niveles que en 2016.

La reforma tributaria en los Estados Unidos podría tener importantes repercusiones en las corrientes de IED. Si los Estados Unidos instituyeran una reforma tributaria que redujera las obligaciones tributarias de las utilidades en el extranjero repatriadas, las empresas multinacionales de los Estados Unidos repatriarían los ingresos acumulados en el extranjero, que se registrarían como salidas negativas para los Estados Unidos y como corrientes negativas en los países receptores, especialmente en Europa.

Los préstamos intraempresariales siguen siendo un factor imprevisible. Se estima que algunos préstamos intraempresariales obedecen a estrategias empresariales para reducir al mínimo las obligaciones tributarias. Por lo tanto, si se aplican medidas de regulación para impedir la evasión fiscal y eliminar resquicios legales, podría reducirse el recurso a transacciones intraempresariales.

Gráfico 1: Economías desarrolladas: Los diez principales receptores de corrientes de IED, 2015 y 2016
(En miles de millones de dólares)
PR17014f1_sp.JPG
Fuente: UNCTAD, Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017.

 

Gráfico 2: Economías desarrolladas: Los diez principales inversionistas de corrientes de IED, 2015 y 2016
(En miles de millones de dólares)
PR17014f2_sp.JPG

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017.



Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo