unctad.org | La inversión extranjera directa en las economías en transición aumentó un 81% en 2016, según un informe de las Naciones Unidas
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
La inversión extranjera directa en las economías en transición aumentó un 81% en 2016, según un informe de las Naciones Unidas

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
07 junio 2017, 19:00
en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2017/016
Ginebra, Suiza, (07 junio 2017)

En 2016 los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia las economías en transición de Europa Sudoriental y la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y Georgia aumentaron un 81%, hasta alcanzar los 68 mil millones de dólares, según indican los datos del Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017 de la UNCTAD.

Los resultados de los dos subgrupos difieren sustancialmente. Los flujos de IED hacia la CEI y Georgia casi se duplicaron, hasta alcanzar los 63 mil millones de dólares gracias a la sólida progresión de Kazajstán y la Federación de Rusia, mientras que la IED destinada a Europa Sudoriental disminuyó un 5%, hasta los 4.6 mil millones de dólares. Los principales receptores de IED fueron la Federación de Rusia, seguida por Kazajstán, Turkmenistán, Azerbaiyán y Ucrania (gráfico 1).

En la Federación de Rusia, la IED se triplicó, hasta alcanzar los 38 mil millones de dólares, al ser los resultados económicos mejores de lo previsto, en parte debido a una mayor estabilidad de los precios del petróleo. Las inversiones en capital se recuperaron, pasando de un saldo negativo de 400 millones de dólares en 2015 a un saldo positivo de 19 mil millones de dólares. El marcado aumento de la reinversión de beneficios por inversores ya establecidos, de 11 mil millones de dólares a 18 mil millones de dólares en 2016, también impulsó la IED. A pesar del incremento de las entradas de IED en el país, estas solo llegaron a la mitad del máximo de 76 mil millones de dólares en 2008. La duplicación de las entradas de IED en Kazajstán fue unida a un fuerte aumento de las actividades de exploración minera y al gran interés suscitado entre nuevos inversores.

Algunos países de Europa Sudoriental consiguieron evitar la tendencia general a la baja. En Albania, Bosnia y Herzegovina y la ex República Yugoslava de Macedonia aumentaron las entradas de IED. Los inversores chinos representaron nuevas fuentes de inversión extranjera para Albania y Serbia.

Hubo un cambio en cuanto al origen geográfico de la IED destinada a las economías en transición, al adquirir mayor relevancia los inversores chinos. Entre 2010 y 2015, el stock de IED de las empresas multinacionales chinas en la región casi se cuadruplicó, pasando de 6 mil millones de dólares a 23 mil millones de dólares, lo que sitúa a China en el tercer puesto entre los principales países de origen de la IED (gráfico 2). El stock de la IED de todos los demás países de origen, salvo el Reino Unido, disminuyó. Chipre, que era tradicionalmente el principal centro de tránsito para la IED que entraba o salía de las economías en transición, registró una caída de casi el 60% de su stock de IED en la región (de 65 mil  a 27 mil millones de dólares).

Las salidas de IED de las economías en transición disminuyeron un 22%, hasta los 25.000 millones de dólares, su nivel más bajo desde 2005. En la Federación de Rusia, el principal inversor del grupo en el exterior, las salidas aumentaron en un 1%, de 27.1 mil a 27.3 mil millones de dólares, pero en Kazajstán resultaron negativas, debido a los préstamos intraempresa.

Las perspectivas de la inversión extranjera directa en la región son moderadamente optimistas. En 2016, se anunciaron grandes proyectos de inversión en nuevas instalaciones en el sector manufacturero y los servicios, lo que indica una reactivación del interés de los inversores. Sin embargo, las perspectivas de la IED en la Federación de Rusia siguen siendo modestas. Las estrategias de sustitución de importaciones podrían ofrecer posibilidades a nuevos actores, pero esas estrategias favorecen más la producción local que la inversión extranjera directa. La privatización también puede crear oportunidades de inversión extranjera directa en algunas economías, como la Federación de Rusia, Ucrania y los países de Europa Oriental. En el marco del Espacio Centroeuropeo de Libre Comercio se han iniciado planes de cooperación regional para atraer inversiones a Europa Sudoriental que deberían apoyar la IED en la región.


Gráfico 1 - Las cinco economías en transición con mayores entradas de IED en 2015 y 2016
(En miles de millones de dólares)

PR17016f1_sp.JPG

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017.

Gráfico 2 - Las diez economías que más han invertido en las economías en transición en 2010 y 2015
(En miles de millones de dólares)

PR17016f2_sp.JPG

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2017.
Nota: Las cifras que figuran en este gráfico se basan en datos sobre la IED de los países asociados.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Please wait....

Charlie Hebdo