unctad.org | Ministros africanos de comercio piden dar más importancia a las exportaciones de algodón mientras la crisis financiera plantea nuevos problemas
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Ministros africanos de comercio piden dar más importancia a las exportaciones de algodón mientras la crisis financiera plantea nuevos problemas

UNCTAD/PRESS/PR/2008/047
03 December 2008

En una reunión de la UNCTAD se analizaron los factores que distorsionan el comercio, la diferencia entre los compromisos de ayuda y la ayuda efectiva, y las próximas negociaciones de Doha sobre agricultura

Ginebra, 2 de diciembre de 2008 - Seis ministros de comercio de países africanos dependientes de las exportaciones de algodón hicieron un llamado a "jugar limpio" en el comercio internacional de algodón y a que los países ricos hagan efectivas sus promesas de ayuda al sector algodonero de África, mientras se solucionan los problemas comerciales pendientes.

Los ministros africanos de tres de los cuatro mayores productores de algodón del continente -Benin, Chad y Malí- participaron en la reunión de "múltiples interesados" sobre el algodón convocada por el Secretario General de la UNCTAD. La reunión también contó con la participación de ministros de Côte d´Ivoire, el Senegal y Zimbabwe. Del 30 al 60% de las exportaciones del grupo de mayores productores de algodón, integrado también por Burkina Faso, corresponde a este producto agrícola básico.

El Secretario General de la UNCTAD, Supachai Panitchpakdi, dijo a los participantes que "después de la eliminación del Acuerdo Multifibras en 2004, la producción pasó a concentrarse en países donde los costos son menores", entre otros los de África. "No se puede dejar de aprovechar esta oportunidad", dijo. "Por eso es tan importante en este momento poner fin a las medidas que distorsionan el comercio y las barreras impuestas al acceso a los mercados." A su juicio, otro elemento importante para el fomento de las exportaciones de algodón de los países en desarrollo era la ampliación de la capacidad competitiva de esos países.

Ahamadou Abdoulaye Diallo, Ministro de Comercio e Industria de Malí, dijo en la declaración inicial hecha en nombre de los cuatro mayores productores que "para mantener la producción de algodón de los países de bajos ingresos, hay que encontrar soluciones sostenibles que permitan hacer frente a la competencia desleal". La producción de algodón da empleo a 15 millones de personas en el África occidental, dijo el Sr. Diallo, y hace una importante contribución al mejoramiento de las condiciones de salud y el aumento del ingreso en esa región. La supresión del apoyo directo y distorsionante que dan los países desarrollados a la producción de algodón "es un proceso que aún no concluye", dijo, "y los avances logrados hasta ahora no son satisfactorios… Es fundamental encontrar una solución efectiva y rápida".

La situación actual "se ve agravada por la crisis alimentaria mundial", añadió, "y podría deteriorarse más aún debido a la situación financiera actual, que influye negativamente en el comercio de productos básicos a causa de la recesión que nos afecta".

A mediados de diciembre se prevé realizar una pequeña reunión ministerial dedicada a la agricultura, en el contexto de las negociaciones sobre comercio de Doha. En la agenda de la última reunión ministerial de ese tipo, celebrada a mediados de julio, no se incluyó el tema del algodón. Se prevé que el tema reciba especial atención en la reunión de mediados de diciembre, en la que posiblemente participe un grupo reducido de "países interesados", entre los que figurarían los cuatro mayores productores, los Estados Unidos, la Unión Europa, la India y el Brasil.

Pascal Lamy, Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que sigue de cerca las negociaciones de Doha, asistió a la reunión de hoy, en la que declaró que "el algodón debe considerarse un ejemplo y un propulsor que puede ayudar a encarar aspectos más amplios del comercio. Debería haber un consenso de todos los miembros de la OMC, debería haber un acuerdo justo y debería haber un acuerdo final que vaya a la esencia de lo que estamos tratando de hacer. Espero que podamos realizar una reunión ministerial en Ginebra en unas dos semanas más, y que podamos conseguir resultados concretos en esta área".

La UNCTAD viene insistiendo hace mucho tiempo en la importancia del comercio de productos básicos para los países en desarrollo, sobre todo para los 49 países menos adelantados (PMA), y ha hechos llamados para que los gobiernos, las organizaciones internacionales y el sector privado colaboren en la búsqueda de financiamiento seguro, suministro estable de tecnología y perspectivas razonables para los productores de algodón de África. La reunión de "múltiples interesados" refleja la aplicación de este enfoque y responde al mandato emanado de la 12ª Conferencia Cuadrienal de la UNCTAD, celebrada en Accra (Ghana), el pasado mes de abril. En el Acuerdo de Accra se pide a la organización que siga desempeñando un papel fundamental en la consideración de los problemas de comercio y desarrollo vinculados con la economía de los productos básicos.

Las negociaciones sobre el algodón que se realizan en el marco de la Ronda de Doha se han centrado en los niveles de asistencia gubernamental directa que dan los países desarrollados al sector del algodón, sobre los cuales hay discrepancias. Los países en desarrollo, incluidos los cuatro mayores productores, sostienen que esa asistencia, consistente entre otras cosas en ayuda a los precios y a las exportaciones, distorsionan los precios y la producción mundiales de algodón, lo que se traduce en un descenso de las exportaciones de los países en desarrollo. En la "iniciativa sectorial en favor del algodón" propuesta en el año 2003 por los cuatro mayores productores se solicitaba que la Ronda de Doha condujera a la eliminación de todos los subsidios que distorsionan el comercio y la provisión de compensaciones financieras hasta la plena supresión de todos ellos. No se ha llegado a un acuerdo definitivo sobre la materia, pero los países desarrollados comenzaron compromisos de asistencia al sector algodonero de los países en desarrollo y han seguido haciéndolo. Según la secretaría de la OMC, los compromisos de asistencia ascendieron a 551 millones de dólares en los últimos años, pero su prestación concreta ha sido mucho menor; de hecho, los desembolsos de ayuda hechos en el marco del programa suman a la fecha unos 109 millones de dólares. El valor total de los compromisos de asistencia destinada al desarrollo de la infraestructura del sector del algodón asciende actualmente a 2.000 millones de dólares.

En la reunión de hoy, los ministros africanos de comercio expresaron inquietud ante la posibilidad de que el agravamiento de la crisis financiera mundial reduzca los fondos disponibles para la ejecución de proyectos de desarrollo del sector algodonero en África y otras partes del mundo. Los Ministros sostuvieron que, debido a la crisis, a los agricultores ya les estaba resultando más difícil conseguir fertilizantes y otros insumos agrícolas.

Además del Ministro Diallo de Malí, asistieron e hicieron uso de la palabra durante la reunión Christine Ouinsavi, Ministra de Comercio e Industria de Benin; Ramadan Issa, Ministro de Comercio e Industria del Chad; Youssouf Soumahoro, Ministro de Comercio e Industria de Côte d´Ivoire; Mamadou Diop, Ministro de Comercio del Senegal, y Phineas Chiota, Viceministro de Comercio e Industria de Zimbabwe.


Enlaces rápidos: | Actividades Programáticas |



Para más información, sírvanse dirigirse a:
Oficina de prensa de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
E: unctadpress@unctad.org
Web: www.unctad.org/press



Loading..

Espere, por favor ....