unctad.org | LOS PAÍSES DESARROLLADOS AUMENTAN LA INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN 46 POR CIENTO ALCANZANDO UN NUEVO RÉCORD
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
LOS PAÍSES DESARROLLADOS AUMENTAN LA INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN 46 POR CIENTO ALCANZANDO UN NUEVO RÉCORD
General Electric otra vez el número uno en la lista de las cien mayores empresas transnacionales

TAD/INF/PR/9926
23 September 1999

Las fusiones y adquisiciones transfronterizas (F&As) constituyeron la fuerza principal que dió origen a los volúmenes récord de inversión extranjera directa por parte de los países desarrollados. Las empresas multinacionales (ETNs)(1) de dichos países elevaron sus inversiones extranjeras directas(2) en un 46 por ciento alcanzado US$595 mil millones el año pasado, mientras que las corrientes de IED recibieron en un 68 por ciento a US$460 mil millones, según la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), que publica hoy el Informe de 1999 sobre las Inversiones en el Mundo: Inversión Extranjera Directa y el Desafio del Desarrollo(3).

La inversion extranjera precedente de Flujos de Estados Unidos Registra cifras Récord

En los Estados Unidos, el dinamismo de su economía y los aumentos en los precios de los activos, que aumentan la capacidad crediticia empresarial, han impulsado las corrientes de IED procedentes de este país, las cuales alcanzaron US$133 mil millones el año pasado, sobrepasando los US$109 mil millones de 1997. Un poco más de la mitad de las corrientes de inversión se dirigieron a la Unión Europea, mientras que la inversión hacia Brasil y México, dos de los mayores destinatarios entre los países en desarrollo declinaron. La financiación no bancaria y los seguros figuraron en un lugar prominente entre dichas inversiones. Los ingresos de IED a los Estados Unidos, entre tanto, aumentaron en US$82 mil millones a US$193 mil millones, en gran medida a causa de las fusiones y adquisiciones a gran escala, tales como la adquisición de Chrysler por Daimler-Benz y la de Arco por British Petroleum. Los flujos precedentes de la Unión Europea a los Estados Unidos casi se triplicaron, alcanzando US$155 mil millones.

La perspectiva inmediata para las corrientes de IED desde y hacia los Estados Unidos puede verse afectada por cambios empresariales a corto plazo y por las tendencias en las tasas de interés, observa la UNCTAD. Un ajuste dictaminado por el Federal Reserve Board en las tasas de interés podría impactar negativamente dichos flujos. Además, un nivel más alto en las tasas de interés podría fortalecer al dólar y la experiencia sugiere que una apreciación del dólar tiende a deprimir el flujo de IED hacia los Estados Unidos.

La UNCTAD afirma que: "una cuestión aún más crítica sería si las crecientes tasas de interés desencadenaran un ajuste importante en los precios de los activos. Si las bolsas de valores registraran un importante declive, los flujos de IED de los Estados Unidos podrían sufrir un efecto negativo, dado que los inversionistas experimentarian una estrechez financiera. Por otro lado, los inversionistas extranjeros podrían aprovechar los precios reducidos de los activos para acceder a los Estados Unidos mediante F&As y ampliar sus actividades en dicho país."

Numerosos factores adicionales podrían incidir en los flujos de inversión hacia y desde los Estados Unidos. Por ejemplo, si China lograra acceder como miembro a la Organización Mundial del Comercio, este hecho estimularía los flujos de IED orientados a la exportación de los Estados Unidos (y otros países) hacia China.

La tendencia de la economía japonesa ejercería una influencia muy diferente, pero no menos significativa, influencia en las tendencias de la IED hacia los Estados Unidos. Una recuperación japonesa podría impulsar flujos más fuertes hacia los Estados Unidos. En el curso de los últimos años, tales flujos se han caracterizado por transacciones de gran envergadura (practicamente el 90 por ciento del total de la inversion japonesa en años recientes han representado inversiones de más de US$100 millones).

El Gran Empuje de la IED Europea

En general, en 1998, los mayores aumentos se registraron en las corrientes de entrada y salida de inversiones en Europa Occidental, con la Unión Europea representando casi todo el volumen total de la región. Sin embargo, los flujos de IED procedentes de Suiza fueron también notables, aumentando en US$700 millones y alcanzando US$17.4 mil millones.

La Unión Europea en conjunto continuó siendo el mayor recipiente de IED y el más importante inversionista hacia el extranjero del mundo. El total de corrientes de IED hacia la Unión Europea ascendió en US$100 mil millones alcanzando US$230 mil millones; sus corrientes hacia el exterior aumentaron más del 75 por ciento sobre las de US$218 mil millones en 1997 alcanzando US$386 mil millones.

En vista de la magnitud de algunas fusiones y adquisiciones (F&As) de empresas actuales, basta con sólo unas cuantas transacciones de envergadura, en algunos casos una sola, para afectar las tendencias de la IED de un país individual de un año a otro. Los flujos de IED a Suecia el año pasado, por ejemplo, superaron los US$19 mil millones, casi el doble del total para 1997 y prácticamente cuatro veces el volumen de 1996; las corrientes a los Paises Bajos del año pasado más que triplicaron, a US$32 mil millones, mientras que las de España subieron en más del 80 por ciento, sobrepasando los US$11 mil millones.

En términos generales de recepción de IED para el año pasado, el Reino Unido encabezó la lista de la Unión Europea con US$63 mil millones (US$37 mil millones en 1997), seguido por Francia con US$28 mil millones (US$23 mil millones), Bélgica y Luxemburgo con US$21 mil millones (US$12 mil millones), y Alemania con US$29 mil millones, el doble de su volumen para 1997.

En cuanto a las corrientes de IED, procedentes de la Unión Europea, Bélgica y Luxemburgo triplicaron su total con más de US$23 mil millones, el volumen de Finlandia casi se cuadruplicó con US$20 mil millones, Suecia elevó sus inversiones en US$10 mil millones a US$22 mil millones y España aumentó sus inversiones en más del 50 por ciento a US$18 mil millones. Los líderes de la Unión Europea, sin embargo, fueron el Reino Unido con US$114 mil millones (US$64 mil millones), Alemania con US$87 mil millones (US$40 mil millones), Francia con US$41 mil millones (US$36 mil millones) y los Paises Bajos con US$38 mil millones (US$21 mil millones).

El Informe de la UNCTAD observa que, al contrario del aumento en la inversión hacia dentro y hacia fuera de la Unión Europea durante los últimos años de la década de los 1980 y comienzos de los 1990s, que fuè el resultado de la anticipación al Programa de Mercado Unico, los pasos dirigidos a la integración monetaria, reflejados en la adopción de una moneda única, hasta ahora no han afectado mayormente a la IED.

Los flujos hacia los paises miembros de la Unión Monetaria Europea (EMU) aumentaron en 1998 sólo ligeramente más que los dirigidos a los no-miembros, y la porción correspondiente a los miembros de la EMU del total de corrientes de IED a la Unión Europea fue, en efecto, más pequeña que en 1996. Esta situación podría cambiar en 1999 y más adelante, a medida que las ventajas y desventajas de la unión monetaria para la ubicación de IED se manifiestan con mayor claridad para los empresarios.

Las tendencias mundiales de mayor importancia influirán seguramente a los flujos de IED de la Unión Europea en años venideros. Por ejemplo, el ISIM 99 señala la probabilidad de que la tendencia a establecer redes mundiales en la industria automotriz resulte en un aumento de la parte correspondiente a dicha industria en los flujos de la IED manufacturera. Un indicio de esta tendencia sería el hecho de que la porción de la industria automotriz en los flujos de la IED manufacturera alemana subió de menos del 3 por ciento en 1991-1992 a casi el 16 por ciento en 1996-1997, y fue aún mayor en 1998.

Japón: Un modesto participante

Mientras que los Estados Unidos y la Unión Europea han dominado la IED mundial, las ETNs japonesas, en vista de sus débiles condiciones económicas, han sido modestos participantes. Los niveles de IED japonesa cayeron en 7 por ciento en 1998 a US$24 mil millones, mientras que las inversiones en Japon quedaron al mismo nivel de 1997, a US$43.2 mil millones.

El Informe de este año afirma que: "Las perspectivas de una IED considerablemente mayor procedente de las ETNs japonesas no son muy prometedoras para el futuro inmediato. En 1998, sólo ligeramente más de un cuarto de las ETNs manufactureras japonesas planeaban incrementar su inversión extranjera para el período 1999-2001, comparado con el 40 por ciento en 1997. Si los flujos de IED crecieran durante el presente año, el aumento se debería en gran parte a las F&As, y no la IED original - el modo predilecto de las ETNs japonesas hasta ahora."

Las Empresas de Países Desarrollados dominan entre las principales ETNs del Mundo

Con dos excepciones (Petróleos de Venezuela y Daewoo de la República de Corea), las 100 ETNs más grandes del mundo provienen de países desarrollados. Según la lista de las ETNs más grandes del mundo (basada en sus activos extranjeros) que la UNCTAD publica en el informe de 1999, se estima que un 1997 en conjunto estas empresas poseían cerca de US$1.8 billones de activos extranjeros, vendieron en el extranjero productos por el valor de US$2.1 billones y emplearon a unas seis millones de personas en sus afiliados extranjeros.

En la nueva lista, basada a en datos de 1997 sobre los activos extranjeros, la empresa General Electric de los Estados Unidos se clasificó como la ETN más grande del mundo, con Ford Motor Company en segundo lugar. El Grupo Royal Dutch Shell, que ocupó el primer puesto durante años, se desliza al tercer lugar. Considerando solamente las empresas cuyas estadísticas completas están disponibles, Exxon Corporation encabezó la lista en lo que toca a sus ventas en el extranjero, con un volumen para 1997 de US$105 mil millones, mientras que Nestlé SA fue el mayor patrono, con 219,442 empleados basados en el extranjero. No menos que el 89 por ciento de las ETNs que figuran en la lista de las 100 principales de la UNCTAD se encuentran en la Unión Europea, América del Norte y el Japón; y la gran mayoría de estas empresas han estado en la lista de las 100 m´s grandes desde 1990.




Apuntes

1. La inversión extranjera directa se define como una inversión que implica control sobre la dirección de una entidad con base en una economía por una empresa residente en otra economía. La IED se refiere a una relación a largo plazo que refleja un interés duradero del inversionista en una entidad extranjera.

2. Las empresas transnacionales comprenden a empresas matrices y a sus filiales extranjeras: empresa matriz se define como una empresa que controla los activos de otra entidad o entidades en un país o países que no son su país de origen, normalmente como propietario de una inversión de capital. Una inversión en acciones por valor de no menos del 10 por ciento se considera normalmente como el umbral para el control de activos en este contexto.

3. El World Investment Report, 1999 (No de venta: E.99.II.D.3, ISBN 92-1-112440-9) puede ser adquirido por el público, al precio de 49 dólares (19 dólares por clientes en paíes en vía de desarrollo), en la sección de Publicaciones y Ventas de las Naciones Unidas, Palacio des las Naciones Unidas, CH-1211 Ginebra 10, Suiza, F: +41 22 917 0027, E: unpubli@un.org, Internet: ; o en Publicaciones de las Naciones Unidas, Two UN Plaza, Room DC2-853, Dept. PRES, Nueva York, N.Y. 10017, Estados Unidos T: + 1 212 963 83 02 ó + 1 212 963 34 89, E: publications@un.org.





Para mayores informaciones sírvase contactar a:
Jefe, Karl P. Sauvant
Inversiones Internacionales, Oficina de Transnacionales y de Flujos Tecnológicos
División de Inversiones, Tecnología y Desarrollo de Empresas, UNCTAD
T: +41 22 907 57 07
F: +41 22 907 01 94
E: karl.sauvant@unctad.org
o
Jefe, Carine Richard-Van Maele
Unidad de Prensa UNCTAD
T: +41 22 907 58 16/28
F: +41 22 907 00 43
E: press@unctad.org.



Loading..

Espere, por favor ....