unctad.org | LA MUNDIALIZACIÓN IMPULSADA POR LA PRODUCCIÓN INTERNACIONAL. DRAMÁTICO AUMENTO EN FUSIONES Y ADQUISICIONES INTERNACIONALES; SE AMPLIAN NUEVAS REDES TECNOLÓGICAS
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
LA MUNDIALIZACIÓN IMPULSADA POR LA PRODUCCIÓN INTERNACIONAL. DRAMÁTICO AUMENTO EN FUSIONES Y ADQUISICIONES INTERNACIONALES; SE AMPLIAN NUEVAS REDES TECNOLÓGICAS

TAD/INF/PR/9920
07 September 1999

El Informe de 1999 sobre las Inversiones en el Mundo de la UNCTAD destaca los retos cruciales que enfrentan los gobiernos en la era de la mundialización y de flujos inauditos de inversiones extranjeras directas.

Está surgiendo un sistema de producción internacional fundamentado en las inversiones extranjeras directas (IED)(1) efectuadas por las empresas transnacionales (ETNs)(2). Dicho sistema incluye a unos 60,000 ETNs, con más de 500,000 afiliados extranjeros, representando lo que se calcula en un 25 por ciento de la producción global. Solamente las ventas de estos afiliados extranjeros llegaron en 1998 a un total de US$11 billones (muy por encima de los US$7 billones de las exportaciones mundiales para el mismo período).

Mientras tanto, según el nuevo informe de la UNCTAD, publicado hoy, - Informe de 1999 sobre Inversiones en el Mundo: las Inversiones Extranjeras Directas y el Reto del Desarrollo(3), el haber mundial de IED incrementó en 20 por ciento durante el último año, excediendo los US$4 billones.

Por concepto de sus activos extranjeros, las 100 ETNs mayores del mundo ocupan un lugar dominante en el nuevo sistema de producción internacional. En la actualidad representan US$4 billones en ventas totales y mantienen un total de activos de valor superior a US$4.2 billones. La ETN más grande del mundo es General Electric, seguida muy de cerca por Ford Motor Company y el Grupo Royal Dutch Shell.

"Con miras a promover el desarrollo de sus propios países, los gobiernos necesitan maximizar la contribución positiva que las inversiones extranjeras directas pueden brindar, y minimizar cualquier efecto negativo que ellas puedan producir."
Kofi A. Annan
Secretario General de las Naciones Unidas.

Es de notar que van varios años que 85 entre las 100 principales ETNs figuran en la lista de la UNCTAD. Por añadidura, solamente dos de las 100 mayores, Petróleos de Venezuela y Daewoo Corporation de la República de Corea, provienen de países en desarrollo.

La UNCTAD subraya que las estadísticas relativas a las inversiones extranjeras directas reflejan sólo parcialmente el dinamismo de este nuevo sistema de producción internacional, puesto que las ETNs también están en un proceso incesante de formación de fusiones estratégicas, entre las cuales tienen especial importancia las asociaciones tecnológicas internacionales, especialmente en informática y en las industrias farmaceúticas y automotrices. Un factor de poder en el mercado, que puede resultar crítico en determinadas industrias, serían las redes basadas en conocimientos - una dimensión no captada por las estadísticas tradicionales de la producción internacional.

"Para formular y applicar una estrategia efectiva, se necesita sobre todo una visión del desarrollo, coherencia y coordinación. También se requiere la capacidad de decidir acerca de canjes entre los diferentes objetivos de desarrollo."
Rubens Ricupero
Secretario General de la UNCTAD.

El Informe de 1999 sobre Inversiones en el Mundo informa que en 1998 las IED aumentaron en casi 40 por ciento alcanzando US$644 000 millones y que la UNCTAD espera marcar un nuevo récord este año (cuadro 1). Las fuerzas motrices detrás del crecimiento de las IED durante 1998 y 1999 han sido las fusiones y adquisiciones (F&As) trans-fronterizas entre empresas, particularmente entre el Japón, América del Norte y Europa Occidental, pero también en grado creciente incluyendo a los países en desarrollo. Las F&As trans-fronterizas realizadas por los accionistas mayoritarios alcanzaron un valor de US$411 000 millones en 1998, un aumento del 74 por ciento, tras haber incrementado en 45 por ciento en el año 1997.

Las razones detrás del incremento en F&As trans-fronterizas incluyen a las siguientes: la apertura de mercados gracias a procesos de liberalización y de desreglamentación; la presión de la concurrencia entre empresas en un clima de mundialización y de cambios tecnológicos crecientes; la magnitud de la empresa como factor en la creación de sinergías y de economías de escala, y como vía para mantenerse aflote en un ambiente tecnológico en evolución; el deseo de fortalecer posiciones en el mercado; y el deseo de realizar ganancias financieras inmediatas en cuanto surge la oportunidad.

Se puede aquilatar el volumen de las operaciones de las IED y de los afiliados extranjeros por medio del índice(4) de la transnacionalización de los países anfitriones que la UNCTAD ha compilado por primera vez para varios países. Según dicho índice, Nueva Zelandia es el país más transnacionalizado entre los países desarrollados y Trinidad y Tobago lo es para los países en desarrollo: El Japón y la República de Corea son los países menos transnacionalizados.

Retos a los Países en Desarrollo

La importancia de las IEDs como fuente de financiamiento internacional ha aumentado para muchos países en desarrollo. Para dichos países como grupo, significa la fuente principal de financiación externa, sobrepasando los flujos de ayuda oficial y los préstamos netos de la banca internacional. La porción de los flujos totales de capital hacia los países en desarrollo representada por las IEDs se duplicó durante la década de los años 1990, pasando del 28 por ciento en 1991 al 56 por ciento en 1998.

De acuerdo con las estadísticas pertinentes, la parte del total IED correspondiente a los países en desarrollo se redujo del 37 por ciento en 1997 al 26 por ciento en 1998. Esta situación refleja, por un lado, la ligera reducción en los flujos de IED a los países en desarrollo debida al desempeño de los países de Asia y, por el otro, la expansión considerable de flujos de IED entre los países desarrollados.

A pesar de las crisis financieras, el flujo general de IED a los países en desarrollo en 1998 se mantuvo en un nivel alto, con un total de US$166 000 millones, unos US$6.600 millones por debajo del récord anual registrado en 1997. Si bien es cierto que las ETNs repatrian sus ganancias, la importancia de la IED para los países en desarrollo se recalca en la constatación de la UNCTAD que cada dólar de egreso en esta forma por las ETNs se compensa con tres dólares de ingresos. Se calcula que una quinta parte de los ingresos de IED en los países en desarrollo consiste en ganancias reinvertidas durante los últimos cinco años.

En su Prefacio al Informe de 1999 sobre las Inversiones en el Mundo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi A. Annan, declara: "Con el fin de promover el desarrollo en sus propios países, los gobiernos necesitan maximizar la contribución al desarrollo que las inversiones extranjeras directas pueden brindar, y minimizar cualquier efecto negativo que puedan tener."

Informe de 1999 sobre las Inversiones en el Mundo indica que los flujos de IED son altamente desiguales entre los países en desarrollo y que muchos de los países más pobres se encuentran marginalizados cada vez más en esta era de mundialización, puesto que las ETNs están haciendo caso omiso de ellos. Por ejemplo, aunque varios países de Africa atraen flujos considerables de IED, la mayoría de países africanos continúa recibiendo inversiones sumamente limitadas de las ETNs. En 1998, por ejemplo, los 33 países menos desarrollados de Africa experimentaron una mejora modesta en ingresos de las IED por el sexto año consecutivo, pero sus ingresos totales de IED alcanzaron solamente a US$2.200 millones - menos del 1.5 por ciento de ingresos totales para todos los países en desarrollo.

Los 10 países principales receptores de ingresos por IED acaparan más de los dos tercios de la IED mundial. Los cinco recipientes mayores entre los países en desarrollo representan más de la mitad de los ingresos totales de IED en los países en desarrollo, con los recipientes más grandes del año pasado encabezados por China, con un ingreso de US$45 000 millones, y por Brasil, con 29 000 millones.

Las políticas afectan los resultados

Si bien las ETNs y los gobiernos pueden compartir algunos objetivos, también existen diferencias importantes, según la UNCTAD, por lo que la formulación de políticas apropiadas resulta indispensable. Los gobiernos procuran impulsar el desarrollo a nivel nacional, mientras que las ETNs quieren aumentar su competitividad en el ámbito internacional. Como asevera el informe: "Todas las IED no obran automáticamente en los mejores intereses del país anfitrión. En algunos casos, pueden tener efectos adversos para el desarrollo."

En 1998 60 países introdujeron un total de 145 cambios reglamentarios vinculados a las IED; el 94 por ciento de ellos encaminados a crear condiciones más favorables para las IED (ver Cuadro 2).

Sin embargo, el Secretario General de la UNCTAD, Rubens Ricupero, enfatiza en el Informe de 1999 sobre las Inversioans en el Mundo que pueden las expectativas sobre los beneficios a derivarse de los crecientes flujos de IED para los países en desarrollo tal vez ser irrealistas. Las ETNs pueden contribuir de forma positiva, pero solamente dentro del contexto de políticas gubernamentales efectivas. Observa que: "En un mundo liberalizado y mundializante, se podrá sostener el crecimiento únicamente si los países promueven nuevas actividades con valor agregado, para producir bienes y servicios capaces de competir en los mercados libres."

Puesto que los países compiten para atraer las IED, hacen falta políticas efectivas que maximizen los resultados. Sin embargo, deben formular políticas para las ETNs capaces de asegurar que la IED contribuya al crecimiento y a la competividad, robustezca la balanza de pagos, crea empleo y transfiera tecnología. Los gobiernos también tienen que asegurarse que las acciones de las ETNs no dañen el medio ambiente, ni marginalizen las empresas nacionales, ni socaven el potencial de las industrias locales incipientes.

Responsabilidades Sociales de las Empresas

El informe examina la creciente importancia de las cuestiones de responsabilidad social de las ETNs. Basándose en una declaración del Secretario General Annan en el Foro Económico Mundial a Davos, toma nota del creciente interés social en las políticas adoptadas por las ETNs, particularmente con referencia al medio ambiente, a los derechos humanos y a los problemas laborales. Al mismo tiempo el informe observa la necesidad para los gobiernos de aplicar políticas de buen gobierno y reducir la corrupción y el papeleo burocrático en su afán de atraer las IED.

Según el Sr. Annan, "Si bien la responsabilidad principal del desarrollo pertenece a los gobiernos nacionales, las empresas también tienen una responsabilidad, no solamente ante sus accionistas, sino frente a la sociedad en general. Un reto para el futuro reside precisamente en alentar a las empresas a asumir tal responsabilidad con mayor vigor."

Acuerdos y Negociaciones Internacionales

A medida que avanza la mundialización, ha aumentado el número de acuerdos internacionales relativos a las inversiones. A nivel bilateral, al final de 1998 el número total de tratados bilaterales sobre inversiones había alcanzado 1,726, incluyendo a 174 países, es decir, 170 más que al fin de 1997. De igual manera, el número de tratados bilaterales diseñadas para evitar la imposición doble había crecido de 1,792 en 1997 a 1,871 en 1998. La UNCTAD observa que muchos acuerdos se están negociando o han sido ya concluidos al nivel regional, y en algunas áreas multilaterales especiales, tales como el Acuerdo de la OMC sobre Medidas en materia de inversiones relacionadas con el comercio (TRIMS).

No obstante, la experiencia demuestra la extrema complejidad que representa el esfuerzo de forjar acuerdos multilaterales de mayor alcance. Prueba de ello se ve en el fracaso de las negociaciones encaminadas a crear un Acuerdo Multilateral de Inversiones a alto nivel en la OCDE. Por ende el Informe de 1999 sobre las Inversiones en el Mundo sugiere que: "Si los programas de negociación en materia de inversiones son demasiado ambiciosos presentan menores posibilidades de éxito que las propuestas más modestas e incrementales".

Negociando con las ETNs

El Informe sobre las Inversiones en el Mundo de este año observa que las medidas emprendidas por los gobiernos con miras a atraer las IED y a canalizarlas en la forma más productiva, variarán de país en país y que no existe una estrategia única para todas las circunstancias. Lograr un buen equilibrio entre maximizar los beneficios de las inversiones de las ETNs, y alentar el crecimiento de las industrias nacionales y fortalecer el elemento tecnológico, puede depender de la pericia de los países en desarrollo anfitriones para negociar con las ETNs. Como asevera el informe sobre la reglamentación de las ETNs, "en medio de la liberalización y la mundialización, los países disponen de instrumentos de presión menores para influenciar la conducta de las empresas locales y extranjeras."

Añade el informe que para los países en desarrollo receptores las áreas más activas de formulación política capaces de reglamentar a las empresas son las políticas de competencia y del medio ambiente. Por ende, resulta indispensable formular una política efectiva en materia de competencia. Ello no obstante, la mayoría de países en desarrollo carece de tal política.

El Sr. Ricupero asevera que: "Para formular y ejecutar una estrategia efectiva, se necesita sobre todo una visión del desarrollo, coherencia y coordinación. También se requiere la capacidad de decidir sobre canjes entre los diferentes objetivos del desarrollo."

Nota de presentación a la atención de los medios.




Apuntes

1. La inversión extranjera directa se define como una inversión que implica control sobre la dirección de una entidad con base en una economía por una empresa residente en otra economía. La IED se refiere a una relación a largo plazo que refleja un interés duradero del inversionista en una entidad extranjera.

2. Las empresas transnacionales comprenden a empresas matrices y a sus filiales extranjeras: empresa matriz se define como una empresa que controla los activos de otra entidad o entidades en un país o países que no son su país de origen, normalmente como propietario de una inversión de capital. Una inversión en acciones por valor de no menos del 10 por ciento se considera normalmente como el umbral para el control de activos en este contexto.

3. El World Investment Report, 1999 (No de venta: E.99.II.D.3, ISBN 92-1-112440-9) puede ser adquirido por el público, al precio de 49 dólares (19 dólares por clientes en paíes en vía de desarrollo), en la sección de Publicaciones y Ventas de las Naciones Unidas, Palacio des las Naciones Unidas, CH-1211 Ginebra 10, Suiza, F: +41 22 917 0027, E: unpubli@un.org, Internet: www.un.org; o en Publicaciones de las Naciones Unidas, Two UN Plaza, Room DC2-853, Dept. PRES, Nueva York, N.Y. 10017, Estados Unidos T: + 1 212 963 83 02 ó + 1 212 963 34 89, E: publications@un.org.

4. El cálculo se basa en el promedio de cuatro factores: Los ingresos de IED como porcentaje de la formación bruta de capital fijo durante los últimos tres años; Acciones internas de la IED como porcentaje del PIB; el valor agregado de los afiliados extranjeros, medido como un porcentaje del PIB; y el empleo creado por los afiliados extranjeros como un porcentaje del empleo total.





Para mayores informaciones, sírvase contactar:
Jefe, Karl P. Sauvant
Inversiones Internacionales, Oficina de Transnacionales y de Flujos Tecnológicos
División de Inversiones, Tecnología y Desarrollo de Empresas UNCTAD
T: +41 22 907 57 07
F: +41 22 907 01 94
E: karl.sauvant@unctad.org
o
Jefe, Carine Richard-Van Maele
Unidad de Prensa UNCTAD
T: +41 22 907 58 16/28
F: +41 22 907 00 43
E: press@unctad.org.



Loading..

Espere, por favor ....