unctad.org | PROBLEMAS DE LA CADENA DE VALOR
NOTAS DE INFORMACIÓN
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
PROBLEMAS DE LA CADENA DE VALOR

UNCTAD/PRESS/IN/2007/017
27 April 2007

Mensaje clave: en los mercados globales de productos básicos, las mayores ganancias se desvían hacia los últimos eslabones de la cadena de valor, pero se puede lograr un distribución más equitativa.

Global Initiative on Commodities Ginebra, 27 de abril de 2007 - Si los productores, como los agricultores, no se han beneficiado adecuadamente del aumento de la demanda global de productos básicos, es porque la mayoría de las ganancias registradas en este sector se desvían hacia los últimos eslabones de la cadena de valor. Existen varias maneras de trasladar más beneficios a las personas que realmente cultivan esos productos: mejorar el acceso a los mercados, mejorar el funcionamiento de los mercados nacionales y regionales y permitir a los productores asumir por sí mismos más fases con "valor añadido".

Se ha definido "cadena de valor" como "el conjunto de actividades productivas realizadas por empresas situadas en diferentes puntos geográficos para elaborar un producto o servicio, desde el diseño hasta la producción y entrega al consumidor final" (1).

Con la globalización y la tendencia a la diferenciación de los productos, las cadenas de valor están cada vez más internacionalizadas y la proporción de ganancias totales se está desplazando más y más hacia el final de la cadena, hacia aquellas actividades de negocios que acentúan la diferenciación, como el diseño y el marketing. Mientras tanto, aumenta el tamaño e influencia de las empresas transnacionales en el sector, lo que conduce a concentraciones de poder significativas. Como resultado de ello, la cadena de valor está dominada por ciertos tipos de compradores de productos básicos, como los grandes propietarios de plantaciones, los conglomerados mineros, las empresas de comercio internacional y los grupos multinacionales de supermercados.

A la inversa, la importancia relativa de las actividades del principio de la cadena de valor, entre las que se encuentran la producción o extracción de materias primas consideradas productos básicos, ha disminuido. Ha disminuido tanto la proporción de su valor en el producto final (véase el ejemplo del cuadro a continuación) como la capacidad de negociación de los que las realizan.

Las naciones africanas y los Países Menos Adelantados de otras partes del mundo se han visto afectados de manera desproporcionada por estas tendencias. A menudo, estos países dependen de la producción o extracción de productos básicos que contribuyen a una proporción considerable de sus PIB y de sus ingresos por exportación. La liberalización económica a amplia escala y la masiva retirada de los gobiernos de las funciones de comercialización y apoyo, han debilitado la posición de los agricultores y otros productores de productos básicos de estos países.

Sin embargo, aunque la actual situación de las cosas parezca desalentadora, la ventaja que ofrece una perspectiva de cadena de valor es que permite identificar las maneras de mejorar la situación. Existen tres estrategias diferenciadas aunque interrelacionadas que se consideran prometedoras:

  1. Acceso a los mercados
  2. Además de las barreras formales al comercio que suelen aplicarse a los productos agrícolas, los productores y transformadores de productos básicos tienen problemas para vender sus mercancías al exterior si no están integrados en las cadenas establecidas por las principales empresas, algo que no es nada fácil. En los últimos años, las exigencias comerciales de los grandes compradores de productos básicos se han multiplicado y comprenden una amplia gama de normas de calidad, requisitos de trazabilidad y condiciones de entrega. Esta tendencia se ha visto reforzada por la creciente popularidad de las etiquetas de sostenibilidad, cuyo objetivo es certificar la aplicación de condiciones comerciales justas y de métodos de producción ecológicos.

    Sin embargo, los últimos estudios elaborados desde la perspectiva de la cadena de valor aseguran que "las pequeñas empresas pueden crecer y convertirse en compañías económicas competitivas, si disponen de estrategias claras y bien diseñadas que les permitan dirigirse y acceder a las oportunidades de mercado de calidad para la venta de sus productos"(2) .

    Es posible facilitar el acceso a los mercados creando procedimientos de establecimiento de normas más sensibles para con las preocupaciones de los países en desarrollo y mejorando la capacidad de los productores de cumplir con las normas. Para ello, es necesario que los gobiernos, el sector privado, o la comunidad internacional -a menudo a través de colaboraciones entre el sector público y el privado- lleven a cabo inversiones focalizadas y programas de capacitación. Por ejemplo, como respuesta directa a las normas privadas "EurepGAP" elaboradas por los minoristas europeos, el gobierno de Kenia, junto con la sociedad civil y el sector privado han desarrollado KenyaGAP, con el fin de adaptar el sistema de aseguramiento de la calidad EurepGAP a las capacidades de Kenia.

  3. Mejora de los mercados nacionales y regionales
  4. Mejorar el funcionamiento de los mercados nacionales y regionales es otra manera de consolidar la competitividad y ampliar los beneficios del crecimiento basado en los productos básicos.

    En primer lugar, estos mercados pueden actuar como un paso intermedio eficaz para que los productores y transformadores de los países en desarrollo aumenten la escala de sus operaciones de negocios. Al alcanzar estos mercados, pueden aumentar el volumen y la amplitud de su producción sin tener que cumplir con las exigentes normas y condiciones que suelen imponer los grandes compradores de los mercados desarrollados.

    En segundo lugar, la creación de redes y grupos locales entre los agricultores y otros productores y transformadores de productos básicos de los países en desarrollo puede ser un medio de fomentar su capacidad para relacionarse con las cadenas de valor globales y mejorar su resistencia a los impactos que por otra parte podrían alterar su capacidad de suministro de productos. La creación de grupos de empresas eleva la escala de producción general y permite compartir conocimientos y recursos entre los miembros del grupo.

    El gobierno debería ayudar a constituir estas redes y grupos y centrarse en la creación de un entorno propicio para el desarrollo de estos mercados nacionales y regionales. Los gobiernos quizás también quieran proporcionar incentivos a la formación de mercados, mediante la concesión de subvenciones y créditos a bajo interés o mediante la aplicación de un trato favorable en materia de tasas e impuestos sobre ciertas transacciones.

  5. Ascender en la cadena de valor
  6. Como las ganancias se concentran cada vez más en los últimos eslabones de la cadena de productos básicos, es imprescindible que los actores de los países en desarrollo asuman más actividades de valor añadido, que generan mayores beneficios.

    Las oportunidades de hacerlo dependen de una serie de factores propicios, como el grado de integración vertical en el sector; el modo de gobierno de la cadena de valor; el apoyo del gobierno; el nivel de acceso a los mercados exteriores y la financiación disponible. Generalmente, cuando la empresa líder de una cadena de valor requiere un complejo despliegue de normas y condiciones para un producto, le conviene transferir tecnología y conocimientos especializados a los proveedores. Sin embargo, una vez que los proveedores participan en dicho acuerdo, deben ser conscientes del grado de dependencia que les une a él, ya que los altos costos que implica salir del sistema pueden debilitar su capacidad de negociación, especialmente si la empresa líder conserva el control de la tecnología y los conocimientos mediante estrictos acuerdos de licencia.

    Alternativamente, los agricultores y demás productores de productos básicos pueden intentar acceder a una financiación de la cadena de valor estructurada en torno a su posición establecida dentro de una cadena de valor sólida. Así se podrían obtener mayores flujos de fondos más asequibles para financiar la mejora de sus actividades.(3)

    Los gobiernos también tienen un papel que desempeñar. Facilitar información sobre mercados, formación, nuevas tecnologías, mejores infraestructuras y financiación para investigación y desarrollo son actividades públicas que pueden ayudar a los actores del sector de los productos básicos a ascender en la cadena de valor. Estos bienes públicos pueden centrarse en mejorar la capacidad de las empresas nacionales en materia de diseño, marketing y producción y transformación técnica central.



    ANEXO

    Cuadro y gráficos

    Proporción del valor para los productores de café Robusta, 1980-1988 y 1999-2003

    Proporción del valor para los productores de café Robusta, 1980-1988 y 1999-2003
    Fuente: Gilbert, C. (2006) "Análisis de la cadena de valor y poder del mercado en la transformación de productos básicos con aplicación a los sectores del cacao y del café".




Apuntes

1.UNCTAD (2006) "Global value chains for building national productive capacities" (TD/B/COM.3/79)
2.Humphrey, J. (2003) "Opportunities for SMEs in developing countries to upgrade in a global economy", SEED Working Paper No. 43.
3.Ver UNCTAD (2005) "Enhancing commodity financing and managing shocks in Africa" (UNCTAD/DITC/COM/10).





Para más información, sírvanse dirigirse a:

CFC, Charles Jama (Amsterdam)
T: +31.20.575.49.56
E: charles.jama@common-fund.org
Veronica Cassavia (Brasilia)
T: +55 11 8429 2122

UNCTAD, Muriel Scibilia (Ginebra)
T: +41 22 917 5725
E: muriel.scibilia@unctad.org
Web: www.unctad.org/press

UNDP, Jean Fabre (Ginebra)
T: +41 22 917 8541
E: jean.fabre@undp.org
Joao Paulo Gomes (Brasilia)
T: +55 61 3038 9110
E: joao.paulo.gomes@undp.org.br
Web: http://www.undp.org/

ACP, Viwanou Gnassounou (Bruselas)
T: +32 02 743.06.91
E: viwanou@acp.int
Web: http://www.acp.int/



Loading..

Espere, por favor ....