unctad.org | BIOCOMBUSTIBLES: UN NUEVO MERCADO PARA LOS AGRICULTORES
NOTAS DE INFORMACIÓN
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
BIOCOMBUSTIBLES: UN NUEVO MERCADO PARA LOS AGRICULTORES

UNCTAD/PRESS/IN/2007/021
27 April 2007

Global Initiative on Commodities Ginebra, 27 de abril de 2007 - El aumento del precio del petróleo ha convertido al etanol agrícola en una fuente de energía económicamente viable y ha planteado una multitud de oportunidades, preguntas y desafíos. Entre estos están la cuestión de la dependencia de los combustibles fósiles, la capacidad de los suministros petrolíferos de satisfacer rápidamente la creciente demanda energética global y las consecuencias ambientales de diversos tipos de usos energéticos y sus consecuencias en el cambio climático.

Los agricultores pueden beneficiarse del aumento de la demanda de cultivos como la remolacha azucarera, la caña de azúcar y el maíz que ahora se pueden vender no sólo como producto alimentario sino también energético. Aquellos países en desarrollo que disponen de estos cultivos, cuentan con un potencial para aumentar los ingresos agrícolas, reducir la pobreza y ampliar el desarrollo económico.

Pero los pequeños agricultores, que son mayoría entre los productores agrícolas de los países en desarrollo, necesitarán asistencia técnica y asesoramiento comercial para aprovechar la demanda de biocombustibles y los gobiernos se enfrentarán a decisiones estratégicas sobre las opciones que implica el uso de la agricultura con fines energéticos. Los precios de los alimentos podrían ser un problema si, por ejemplo, se dedican muchos terrenos agrícolas a la producción energética; aunque los biocombustibles también tienen el efecto positivo de ayudar a los países en desarrollo a reducir sus crecientes importaciones de petróleo. Por otra parte, los beneficios ambientales de los biocombustibles pueden ser limitados si se talan grandes áreas forestales para ampliar las plantaciones de aceite de palma, soja o caña de azúcar. Los gobiernos deberán diseñar políticas cuidadosamente y planificar estratégicamente la producción de biocombustibles si quieren que sea económicamente sostenible y ambientalmente saludable.

Las posibles fuentes de biocombustible también plantean interesantes preguntas. La jatrofa, por ejemplo, es un arbusto que crece en zonas tropicales y subtropicales, un cultivo energético que no compite con los cultivos alimentarios y que tiene un impacto ambiental potencialmente positivo. La jatrofa, que no es comestible - el aceite extraído es tóxico para el hombre y los animales - crece en zonas degradadas y semiáridas y por lo tanto puede aumentar la cubierta vegetal y capturar mayores cantidades del dióxido de carbono atmosférico que contribuye al recalentamiento global. Los frutos de la jatrofa se usan en la elaboración de aceites vegetales que pueden convertirse en biodiésel. El arbusto, muy conocido en algunos países africanos, se utiliza como seto para cerrar campos y proteger cultivos.





Para más información, sírvanse dirigirse a:

CFC, Charles Jama (Amsterdam)
T: +31.20.575.49.56
E: charles.jama@common-fund.org
Veronica Cassavia (Brasilia)
T: +55 11 8429 2122

UNCTAD, Muriel Scibilia (Ginebra)
T: +41 22 917 5725
E: muriel.scibilia@unctad.org
Web: www.unctad.org/press

UNDP, Jean Fabre (Ginebra)
T: +41 22 917 8541
E: jean.fabre@undp.org
Joao Paulo Gomes (Brasilia)
T: +55 61 3038 9110
E: joao.paulo.gomes@undp.org.br
Web: http://www.undp.org/

ACP, Viwanou Gnassounou (Bruselas)
T: +32 02 743.06.91
E: viwanou@acp.int
Web: http://www.acp.int/



Loading..

Espere, por favor ....