unctad.org | EL ALGODÓN Y LA OMC
NOTAS DE INFORMACIÓN
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
EL ALGODÓN Y LA OMC

UNCTAD/PRESS/IN/2007/022
27 April 2007

Global Initiative on Commodities Ginebra, 27 de abril de 2007 - El algodón es un producto de exportación crucial para los países en desarrollo, especialmente las naciones del África Central y Occidental donde se calcula que representa entre el 5% y el 9% del PIB, y entre el 35% y el 40% de los ingresos de exportación. El sector algodonero, en el que trabajan 20 millones de africanos aproximadamente, es la mayor fuente sectorial de sustento en Burkina Faso, Chad, Malí y Togo. De hecho, la dependencia económica del algodón, que es el único cultivo comercial para la mayoría de las familias indica que es probable que estas cifras estén subestimadas. En Malí, por ejemplo, se calcula que hay 13 millones de personas económicamente dependientes del algodón.

El algodón africano se produce sin subvenciones mientras que otros productores de algodón del mundo están subvencionados (en 2001, estas ayudas ascendieron a 5000 millones de USD aproximadamente). Se ha argumentado que las subvenciones al algodón distorsionan el mercado mundial, ya que animan a los agricultores subvencionados a producir más, aumentando su cuota de mercado e impulsando precios mundiales del algodón a la baja. Los ejercicios de simulación han mostrado que si se llevara a cabo una liberalización completa del sector algodonero (es decir, con la supresión de todas las distorsiones, incluidos los apoyos nacionales), los productores de algodón africano se beneficiarían de precios más elevados y mayores volúmenes de exportación. Así, un estudio del FMI estima que los precios mundiales aumentarían en un 6% aproximadamente si se suprimieran las distorsiones comerciales y que las exportaciones de algodón africano aumentarían en un 13% aproximadamente.

Tras una queja presentada por Brasil en 2003 sobre las subvenciones al algodón de EE.UU., un panel de la OMC declaró que las subvenciones y las medidas nacionales de apoyo a la exportación de EE.UU. causaban un "grave perjuicio" a los intereses brasileños, ya que reducían de manera injusta los precios mundiales del algodón. El panel recomendaba que los Estados Unidos tomara las medidas adecuadas para detener estos efectos adversos o retirara las subvenciones.

Los países del África Central y Occidental no participaron como demandantes en este litigio. Sin embargo, abrieron un segundo frente en la OMC a través de la "Iniciativa Sectorial en Favor del Algodón", lanzada en mayo de 2003 por Benin, Burkina Faso, Chad y Malí previamente a la sesión Ministerial de la OMC en Cancún. La iniciativa solicitaba la supresión de las subvenciones al algodón y el pago de compensaciones al algodón procedente de los productores de los Países Menos Adelantados (PMA) mientras se mantuvieran las subvenciones. Tras el fracaso de la sesión ministerial, el "Paquete de Julio" lanzado por la OMC en 2004, un marco establecido con el objetivo de retomar las negociaciones, acordó tratar el algodón "de manera ambiciosa, expeditiva y específica" y considerar tantos los aspectos comerciales como de desarrollo del mercado algodonero mundial.

En la sesión ministerial de la OMC celebrada en Hong Kong en 2005, se alcanzó un acuerdo de tres puntos: eliminar para 2006 todas las formas de subvenciones a la exportación de algodón de los países desarrollados, extender el acceso libre de derechos y cuotas de las exportaciones de algodón de los PMA a los mercados de los países desarrollados, desde el principio del periodo de implementación del acuerdo de Doha de la OMC, una vez alcanzado; y reducciones más ambiciosos y rápidos de los apoyos nacionales al algodón que los contemplados en la fórmula general aplicada a otros productos. Como la gran mayoría de las distorsiones comerciales proceden de los apoyos nacionales, este avance presentaba grandes reservas, dejando que la mayor parte de los progresos dependan del avance general de las negociaciones comerciales de la Ronda de Doha.

En cuanto a la relación entre desarrollo y algodón, los donantes bilaterales y los socios para el desarrollo manifestaron unos 184 compromisos distintos de proporcionar asistencia técnica y financiera al sector. A pesar de que estas iniciativas tengan una buena acogida entre los productores africanos de algodón, éstos esperan que esa asistencia no distraiga la atención de la necesidad de avanzar en los aspectos comerciales del negocio del algodón. También existe una diferencia importante entre los compromisos de los donantes y los desembolsos reales.



ANNEX

Figure

Figure 1. Cotton exports represented about 70% of Benin and Burkina Faso export earnings in 2004

Figure 1. Cotton exports represented about 70% of Benin and Burkina Faso export earnings in 2004
Source: Infocomm computed from Comtrade Statistics




Para más información, sírvanse dirigirse a:

CFC, Charles Jama (Amsterdam)
T: +31.20.575.49.56
E: charles.jama@common-fund.org
Veronica Cassavia (Brasilia)
T: +55 11 8429 2122

UNCTAD, Muriel Scibilia (Ginebra)
T: +41 22 917 5725
E: muriel.scibilia@unctad.org
Web: www.unctad.org/press

UNDP, Jean Fabre (Ginebra)
T: +41 22 917 8541
E: jean.fabre@undp.org
Joao Paulo Gomes (Brasilia)
T: +55 61 3038 9110
E: joao.paulo.gomes@undp.org.br
Web: http://www.undp.org/

ACP, Viwanou Gnassounou (Bruselas)
T: +32 02 743.06.91
E: viwanou@acp.int
Web: http://www.acp.int/



Loading..

Espere, por favor ....