unctad.org | La inversión extranjera directa mundial disminuyó un 18% en 2012
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
La inversión extranjera directa mundial disminuyó un 18% en 2012
Según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo, por primera vez en la historia, los países en desarrollo recibieron la mayor parte de las inversiones; se prevé que en 2013 las corrientes de inversión se mantendrán en niveles próximos a los de 2012

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 26 junio 2013, 19:00

UNCTAD/PRESS/PR/2013/020
Ginebra, Suiza, (26 junio 2013)

​En 2012 las corrientes mundiales de inversión extranjera directa (IED) disminuyeron un 18%, situándose en 1,35 billones de dólares de los Estados Unidos. La recuperación llevará más tiempo de lo previsto debido, sobre todo, a la fragilidad de la economía global y la incertidumbre de la política, se indica en el estudio anual de la UNCTAD sobre las tendencias de la inversión.

El Informe sobre las Inversiones en el Mundo 20131 , subtitulado Las cadenas de valor mundiales: inversión y comercio para el desarrollo, se publica hoy.

Según las previsiones de la UNCTAD, en 2013 la IED se mantendrá en niveles próximos a los de 2012, con una franja superior de 1,45 billones de dólares (gráfico 1). A medida que las condiciones macroeconómicas mejoren y los inversores recuperen la confianza a medio plazo, las empresas transnacionales (ETN) podrían convertir sus niveles sin precedentes de tenencias de efectivo en nuevas inversiones. Las corrientes de IED podrían alcanzar entonces la cota de 1,6 billones de dólares en 2014 y 1,8 billones en 2015. No obstante, el informe advierte que algunos factores, como la debilidad estructural del sistema financiero mundial, el posible deterioro del entorno macroeconómico y la gran incertidumbre en torno a las políticas en áreas esenciales para la confianza de los inversores podrían dar lugar a una nueva disminución de las corrientes de IED.

Los países en desarrollo fueron los que captaron más IED en 2012. Por primera vez en la historia, las economías en desarrollo absorbieron más IED que los países desarrollados, concretamente un 52% de las corrientes mundiales de IED. Con todo, según el Informe, las entradas de IED en las economías en desarrollo disminuyeron ligeramente (un 4%) a 703.000 millones de dólares, registrando su segundo nivel más alto. En las regiones en desarrollo, las corrientes a los países de Asia y América Latina y el Caribe permanecieron en niveles históricamente altos pero el crecimiento se desaceleró. África experimentó un aumento interanual de las entradas de IED en 2012. Según el Informe, la IED también está aumentando en las economías estructuralmente débiles —entre ellas los países menos adelantados, los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Las salidas de IED de las economías en desarrollo alcanzaron los 426.000 millones de dólares, esto es, un nivel récord del 31% del total mundial. Las salidas de países en desarrollo de Asia y América Latina y el Caribe se mantuvieron en el nivel de 2011. Los países asiáticos en desarrollo son la principal fuente de IED, con tres cuartas partes del total procedente de países en desarrollo. Entre los mayores inversores, China ascendió del sexto puesto al tercero en 2012, después de los Estados Unidos y el Japón (gráfico 2). Las corrientes de IED procedentes de África casi se triplicaron.

El Informe revela además que en los países desarrollados, las entradas de IED se redujeron drásticamente, un 32%, a 561.000 millones de dólares —nivel que no se había registrado desde hacía casi 10 años. Al mismo tiempo, las salidas de IED de países desarrollados disminuyeron a un nivel próximo a los mínimos registrados en 2009. Las perspectivas económicas inciertas condujeron a las ETN de los países desarrollados a mantener un enfoque de espera con respecto a las nuevas inversiones o a vender activos extranjeros en lugar de acometer una ampliación internacional importante. En 2012, 22 de los 38 países desarrollados experimentaron un descenso de las salidas de IED, lo que supuso una reducción total del 23%, a 909.000 millones de dólares.

Otras tendencias notables de la IED mundial en 2012:

Se ha mantenido la tendencia a la internacionalización de las empresas de propiedad estatal y los fondos soberanos. El número de ETN públicas pasó de 650 en 2010 a 845 en 2012. Sus corrientes de IED fueron de 145.000 millones de dólares, equivalentes a cerca del 11% de la IED mundial. La IED de los fondos soberanos, en cambio, fue de solo 20.000 millones de dólares en 2012, aunque dos veces mayor que el año anterior. La IED acumulada de los fondos soberanos se estima en 127.000 millones de dólares, invertidos en su mayor parte en los sectores financiero, inmobiliario, de la construcción y de los servicios básicos.

Las inversiones realizadas a través de centros financieros transnacionales y entidades de finalidad específica siguen suscitando preocupación. Estas inversiones han alcanzado niveles históricamente elevados. Las corrientes financieras destinadas a los centros financieros transnacionales se mantienen en torno a los máximos de 2007. Aunque la mayoría de los esfuerzos internacionales para luchar contra la evasión fiscal se han concentrado en dichos centros, las corrientes financieras canalizadas a través de entidades de finalidad específica prácticamente se septuplicaron en 2011 (gráfico 3). El número de países que ofrecen condiciones fiscales favorables a esas entidades también está aumentando.

La producción internacional creció a ritmo constante. En 2012, la producción internacional de las ETN siguió expandiéndose gracias a que las corrientes de IED, si bien disminuyeron, siguieron alimentando el acervo de IED existente, que en 2012 aumentó un 9%, llegando a 23 billones de dólares. Las ventas de las filiales extranjeras de las ETN se valoraron en 26 billones de dólares (de los cuales 7,5 billones correspondientes a exportaciones), un 7,4% más que en 2011. En 2012 estas empresas contribuyeron a la creación de valor añadido con 6,6 billones de dólares, lo cual supuso un aumento del 5,5% y fue un resultado positivo, habida cuenta de que el PIB mundial creció en apenas un 2,3%. Las filiales extranjeras de las ETN emplearon a 72 millones de personas en 2012, un 5,7% más que en 2011 (cuadro 1).

La reinversión de los beneficios puede ser una fuente importante de financiación de la inversión a largo plazo. Los ingresos por IED ascendieron a 1,5 billones de dólares en 2011, de un volumen total de 21 billones de dólares. La tasa de rentabilidad de la IED se sitúa en un 7% a nivel mundial, aunque es más elevada en las economías en desarrollo (8%) y las economías en transición (13%) que en los países desarrollados (5%). Casi un tercio de las rentas mundiales de IED se retuvieron en las economías receptoras, y dos tercios fueron repatriados (lo que representa un promedio del 3,4% de los pagos por cuenta corriente). La proporción de beneficios no repatriados fue más elevada en los países en desarrollo: con casi un 40% de rentas de IED, representa una importante fuente de financiación. Ahora bien, el Informe advierte que no todos esos recursos se reinvierten en capital fijo y que los gobiernos de los países receptores deben encontrar una forma de encauzarlos hacia inversiones productivas.

Informe: http://unctad.org/en/PublicationsLibrary/wir2013_en.pdf

 

Gráfico 1 - Corrientes mundiales de IED 2004-2012, y previsiones, 2013-2015
(En miles de millones de dólares)

PR13020f1_en.gif
Fuente: UNCTAD. Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2013.


Gráfico 2 - Las diez principales economías receptoras e inversoras en 2012
(En miles de millones de dólares)
PR13020f2a_en.gif


PR13020f2b_en.gif


Fuente: UNCTAD. Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2013.


Gráfico 3 - Estimación de las corrientes de inversión a las entidades de finalidad específicasa y los centros financieros transnacionales, 2011
(En miles de millones de dólares)

PR13020f3_en.gif



Fuente: UNCTAD. Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2013.

a  Se incluyen únicamente las corrientes a las entidades con sede en Hungría, Luxemburgo y los Países Bajos, flujos que la UNCTAD no tiene en cuenta en las estadísticas sobre las corrientes mundiales de IED.

Cuadro 1 -  Indicadores selectos de la IED y la producción internacional, 1990-2012
PR13020t1_sp.gif


Fuente: UNCTAD. Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2013.


End Notes
  1.  El Informe (Nº de venta: E.13.II.D.5, ISBN-13: 978-92-1-112868-0) puede obtenerse en la Oficina de Ventas y Comercialización de las Naciones Unidas, cuya dirección se indica a continuación, o en las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Su precio es de 85 dólares de los Estados Unidos (descuento del 50% para residentes de países en desarrollo y del 75% para residentes de países menos adelantados). Los pedidos o consultas deben enviarse a la Oficina de Ventas y Comercialización de las Naciones Unidas, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J New York, NY 10017, Estados Unidos, tel.: +1 212 963 8302, fax: +1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org, https://unp.un.org.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....