unctad.org | La ralentización del crecimiento económico dificulta el reto de crear empleo en los países menos adelantados
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
La ralentización del crecimiento económico dificulta el reto de crear empleo en los países menos adelantados
Un informe dice que la reciente disminución de las exportaciones y los precios de los productos básicos está empezando a plantear dificultades a las naciones más pobres del mundo

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 20 noviembre 2013, 17:00

UNCTAD/PRESS/PR/2013/045
Geneva, Suiza, (19 noviembre 2013)

Un nuevo informe de la UNCTAD señala que, a mediano plazo, en los países menos adelantados (PMA) se prevé un crecimiento económico del 5% al 6% anual, que es elevado en comparación con los países industrializados, pero inferior al objetivo del 7% que se considera necesario para que las naciones pobres puedan lograr una reducción sustancial de la pobreza.

El Informe sobre los Países Menos Adelantados, 20131, subtitulado Crecimiento con empleo para un desarrollo incluyente y sostenible, se ha publicado hoy. Uno de los retos que la disminución del crecimiento económico respecto del promedio de casi un 8% registrado en los años de auge de 2002 a 2008 plantea a las 49 naciones más pobres del mundo es encontrar la forma de crear suficiente empleo para los 16 millones de nuevos trabajadores que se incorporan cada año a su fuerza de trabajo colectiva (véase el comunicado de prensa UNCTAD/PRESS/PR/2013/44).

Según el informe, la disminución de la demanda de exportaciones y la reducción de los precios de las materias primas industriales y los productos agrícolas básicos, de los que dependen muchos PMA para sus exportaciones, son las principales razones del empeoramiento de las perspectivas.

El informe señala que el fuerte crecimiento de las exportaciones de los PMA, que se situó en alrededor del 25% en 2010 y 2011, se estancó en un mero 0,6% en 2012. Esta tendencia a la baja en el comercio internacional pone de relieve las vulnerabilidades de los países en desarrollo, y en particular de los PMA habida cuenta de sus estrategias basadas en las exportaciones, en un momento de escaso crecimiento en los países desarrollados. Ello ha provocado un considerable aumento del déficit por cuenta corriente del grupo de los PMA, de 10.500 millones de dólares en 2011 a 28.800 millones de dólares en 2012, y se prevé un déficit similar en 2013.

El informe advierte de que la reciente desaceleración del comercio mundial tendrá otros efectos negativos en las perspectivas para los PMA. Si bien, en el mejor de los casos, la demanda de bienes importados en los países desarrollados ha sido escasa, los PMA han evitado recientemente una fuerte desaceleración de su crecimiento al recurrir en mayor medida a la demanda interna y el comercio Sur-Sur, es decir, el comercio con otros países en desarrollo. Ambos serán necesarios en el futuro, pero la reciente desaceleración del crecimiento económico en las grandes economías emergentes puede limitar las perspectivas de nuevas exportaciones de los PMA a estos países, dice el informe.

Además de la disminución de la demanda de sus exportaciones, los PMA han afrontado un aumento de la volatilidad de los precios de los productos básicos y las corrientes de capital. En particular, los precios internacionales de muchos productos básicos han disminuido desde sus máximos de 2011, lo que ha perjudicado a los PMA con un alto nivel de dependencia de esos productos. Por ejemplo, los precios internacionales del azúcar, el cacao en grano y el té han bajado respecto de su nivel máximo registrado en 2011, y a mediados de 2013 habían disminuido más de un 25%. Los precios del algodón y el café Arábica se han reducido casi a la mitad.

Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional indican que, a largo plazo, los precios tanto del petróleo como de los productos básicos distintos de los combustibles seguirán disminuyendo. Además, según el informe, las perspectivas de los precios de los productos básicos a corto plazo son muy inciertas, no solo debido a las posibles perturbaciones de la oferta (como en el caso de la energía y los alimentos), sino debido a las incertidumbres de la demanda.

Las fuentes de financiación externa de los PMA también han sido volátiles últimamente y han estado menos disponibles que hasta finales de 2010. La asistencia oficial para el desarrollo (AOD) a los PMA, en particular, disminuyó tanto en 2011 como en 2012. Es la primera vez desde 1997 que la AOD a los países en desarrollo disminuye dos años consecutivos.

La perspectiva de que los países desarrollados adopten políticas monetarias más restrictivas en 2014 y 2015 modificará la rentabilidad relativa de las inversiones en activos de los países desarrollados y en desarrollo, advierte el informe. Los bajos tipos de interés registrados últimamente en Europa y América del Norte han alentado a los inversores a canalizar fondos hacia los PMA, donde los tipos han sido más elevados. Pero el aumento de los tipos previsto en los países desarrollados generará competencia en los próximos años y cabe esperar que reste atractivo a la inversión a corto plazo en los países en desarrollo. Esto puede provocar una salida de capital a corto plazo de estos países y dificultar la financiación de los déficits por cuenta corriente. El informe advierte que los PMA con grandes déficits por cuenta corriente deberían comenzar a prepararse ahora para estos futuros acontecimientos.

Debido a las condiciones externas menos favorables, el crecimiento económico en los PMA en los últimos cinco años (2009-2013) ha sido más de dos puntos porcentuales más débil que durante el período de auge (2002-2008). También ha sido inferior al objetivo del 7% de crecimiento anual establecido en el Programa de Acción Estambul en favor de los países menos adelantados para el decenio 2011-2020. Ese objetivo refleja la necesidad de que los PMA converjan con los demás países y se conviertan en países de renta media. El objetivo del 7% también tiene en cuenta el crecimiento de la población en los PMA, que se sitúa en un promedio del 2,3% anual. El aumento de la población requiere tasas de crecimiento económico más elevadas que permitan crear nuevos puestos de trabajo y mejorar el nivel de vida.

El informe documenta la medida en que el crecimiento del empleo en los PMA quedó rezagado respecto de la rápida expansión de su PIB durante el decenio de 2000 (véase el comunicado de prensa UNCTAD/PRESS/PR/2013/44). Durante los períodos de crecimiento relativamente rápido del PIB, como el registrado en el último decenio, no solo no se ha generado empleo para quienes se incorporan a la fuerza de trabajo, sino que tampoco se ha eliminado la acumulación de desempleo abierto y encubierto que prevalece en la mayoría de los PMA. En el informe se pregunta qué ocurrirá con la creación de empleo ahora que el crecimiento económico ha disminuido.

Las condiciones especiales de los PMA —economías estructuralmente débiles con elevadas tasas de pobreza, una urbanización acelerada y una población en rápido crecimiento— hacen indispensable que creen suficientes puestos de trabajo para reducir la pobreza y evitar toda posible tensión social y política. Según el informe, deben crear alrededor de 16 millones de puestos de trabajo al año solo para absorber a quienes se incorporan al mercado de trabajo.

Estas son razones de peso para que los PMA centren sus políticas en la generación de empleo como objetivo central de desarrollo (véase el comunicado de prensa UNCTAD/PRESS/PR/2013/46). Los PMA reconocen cada vez más la urgencia de este reto y la necesidad de incluirlo en la agenda para el desarrollo posterior a 2015. El informe destaca que no todos los PMA son ricos en minerales y otros recursos naturales. Para muchos de ellos, su activo más valioso es el potencial de su población, joven y en aumento. Canalizar este recurso hacia el empleo productivo puede garantizar un crecimiento que sea incluyente y duradero y contribuya a la reducción de la pobreza, sostiene el informe.

------------------------------------------

 

 

 

End Notes
  1. El Informe (Nº de venta E.13.II.D.1 e ISBN-13: 978-92-1-112864-2) puede obtenerse de la United Nations Publications Sales and Marketing Office, cuya dirección se indica a continuación, o de las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Precio: US 55 (50% de descuento para los residentes de países en desarrollo, y 75% de descuento para los residentes de países menos adelantados). Sírvanse enviar los pedidos o consultas a la United Nations Publications Sales and Marketing Office, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J Nueva York, NY 10017, Estados Unidos de América. Tel.: + 1 212 963 8302, fax: 1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org , https://unp.un.org


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press


Loading..

Espere, por favor ....