unctad.org | Hambre de cambio: un informe de la UNCTAD afirma que los países menos adelantados necesitan nuevas políticas para reforzar la agricultura
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Hambre de cambio: un informe de la UNCTAD afirma que los países menos adelantados necesitan nuevas políticas para reforzar la agricultura

UNCTAD/PRESS/PR/2009/029
16 July 2009


ADVERTENCIA
El contenido del presente comunicado y el Informe 2009 al que se refiere no podrá ser
citado ni resumido por los medios de información
impresos, radiodifundidos, televisados o electrónicos
antes de las 17.00 horas (hora media de Greenwich)
del 16 de octubre de 2006
(13.00 horas en Nueva York, 19.00 horas en Ginebra, 22.30 horas en Delhi, 2.00 horas, el 17 de octubre, en Tokio)

La crisis alimentaria del año pasado puso de manifiesto los puntos débiles de un sector agrícola que es crucial para las economías de los países menos adelantados

Ginebra, 16 de julio de 2009 - Los 49 países menos adelantados (PMA) del mundo deben aumentar sus inversiones en la agricultura para reducir el hambre y evitar futuras crisis alimentarias, dice un nuevo informe de la UNCTAD. En dicho informe se insta a los gobiernos de esos países a adoptar medidas para elevar los rendimientos agrícolas, prestar más apoyo local a los agricultores (en particular a las mujeres), garantizar más la tenencia de la tierra a los agricultores y establecer mejores vínculos regionales que puedan fomentar los mercados agrícolas.

De los 31 países que hoy en día deben afrontar crisis alimentarias, 21 son PMA. Se estima que 1.000 millones de personas padecen hambre de manera crónica en todo el mundo. Según el informe, si hoy las inversiones no son suficientes, mañana la productividad será baja. Ante la creciente demanda de alimentos, sobre todo en las zonas urbanas en rápida expansión, los PMA corren el peligro de quedar atrapados por tiempo indefinido en un círculo vicioso de pobreza, hambre y bajo crecimiento. La crisis alimentaria del año pasado, desencadenada al triplicarse los precios de algunos cultivos básicos, puso de manifiesto algunos peligros económicos y políticos que podrían ser habituales en muchos PMA si no cambian de rumbo. Para superar las deficiencias, los gobiernos de los PMA deben dar mucha más prioridad a la agricultura, según se recomienda en el Informe sobre los Países Menos Adelantados 2009 de la UNCTAD (1).

El informe, publicado hoy, lleva por subtítulo El Estado y la gobernanza del desarrollo.

Los PMA dependen todavía mucho de la agricultura para su crecimiento económico, la creación de empleo y los ingresos de exportación. Dos terceras partes de su fuerza de trabajo se dedican a la agricultura y este sector genera el 28% del producto interno bruto de los PMA. Tres cuartas partes de la población pobre de estas naciones viven en zonas rurales, donde la agricultura es a menudo su único medio de subsistencia. Como se pronostica que la población de los PMA casi va a duplicarse, pasando de 670 millones en 2000 a 1.300 millones en 2030, es esencial introducir reformas, porque habrá que alimentar a mucha más gente.

Los PMA se encuentran actualmente en un ciclo vicioso de producción alimentaria deficiente, agricultura de subsistencia, bajos niveles de productividad, descenso de las inversiones, escasez cada vez mayor de recursos de tierras y aguas e índices de urbanización crecientes. La agricultura ocupará un lugar destacado entre una serie de problemas interrelacionados a largo plazo, como el cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales, la pobreza, la producción de biocombustibles y la presión demográfica. El estudio advierte que los PMA sufrirán probablemente los efectos negativos más graves del cambio climático y correrán un mayor riesgo de inseguridad alimentaria en el futuro.

Para romper este ciclo vicioso se requerirá una intervención más activa del Estado que en los últimos 30 años. Los PMA han de poder generar un excedente agrícola cada vez mayor que será crucial tanto para el desarrollo agrícola como para otros tipos de desarrollo. Los PMA deben elevar la productividad agrícola y adoptar medidas para diversificar sus economías a fin de depender menos de los cultivos, dice el informe. También es necesario crear vínculos más efectivos entre distintos sectores de la economía y generar oportunidades de empleo no agrícola. El informe pide una transformación estructural del sector agrícola de los PMA para abordar esos problemas a largo plazo. Estas son algunas de sus recomendaciones:

    1. Aumentar la inversión en la agricultura. Los PMA no solo tienen que revertir el descenso cíclico de las inversiones en el sector agrícola sino también movilizar nuevos recursos para fomentar la productividad a largo plazo. Es necesaria una mayor inversión pública y privada a fin de reforzar las capacidades de los agricultores. Dicha inversión debería promover también la aceptación de tecnología moderna y otras innovaciones; desarrollar la infraestructura (carreteras, almacenes, servicios de venta al por mayor, etc.), y crear condiciones favorables al desarrollo rural y la reducción de la pobreza. El desarrollo de un sector privado dinámico en las economías de los PMA, que incluya a los agricultores y sus organizaciones, y de alianzas entre el sector público y el privado, será crucial para impulsar la inversión en los sectores productivos. La mayor parte de esas inversiones tendrá que venir del sector público, pero también harán falta contribuciones del sector privado, las organizaciones no gubernamentales y las fundaciones internacionales. Las políticas macroeconómicas favorables a la inversión tendrán que combinarse con una mayor disponibilidad de crédito en condiciones asequibles, en particular para los pequeños y medianos agricultores (véase UNCTAD/PRESS/PR/2009/30).
    2. Promover el cambio tecnológico para elevar la productividad agrícola. Los gobiernos deben adoptar medidas para dar a los pequeños agricultores mayor acceso a insumos agrícolas como semillas, fertilizantes y plaguicidas. Tras años de abandono de la investigación y el desarrollo, los gobiernos de los PMA deberían promover activamente la innovación tecnológica, apoyando a las instituciones de investigación y desarrollo para aumentar los rendimientos agrícolas. Habría que hacer todo lo posible para difundir conocimientos sobre sistemas agrarios eficaces y una gestión efectiva de las explotaciones agrícolas. Y también habría que dar a conocer mejor los enfoques innovadores adoptados y los éxitos conseguidos en el sector agrícola.
    3. Fomentar las capacidades y las instituciones agrícolas locales. Los gobiernos deberían alentar la participación de organizaciones más sólidas de productores y de la sociedad civil, como por ejemplo las cooperativas agrarias, para gestionar la agricultura y responder a las nuevas técnicas agrícolas. Los gobiernos deberían reconocer asimismo la importancia de la mujer, que desempeña un papel fundamental en la agricultura de los PMA. Otra medida necesaria es proteger mejor los derechos de los pequeños agricultores a la tierra y otros recursos. Y a largo plazo es importante promover un aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de los PMA.
    4. Apoyar la integración regional de los PMA. En el informe se piden inversiones sustanciales para establecer vínculos económicos efectivos entre los PMA y los países vecinos. Esta medida puede potenciar los mercados regionales de productos agrícolas. Los PMA deberían procurar asimismo que esos vínculos regionales tuvieran una repercusión significativa en los medios de subsistencia de las poblaciones rurales. En la actualidad los agricultores y sus familias están a menudo desconectados de los principales mercados regionales.
Descargar [PDF] : | Informe (solo en inglés) [210 pages, 4828 KB]
| panorama general- Inglés [33 pages, 1220 KB]
| panorama general - Francés [37 pages, 494 KB]
| panorama general - Español [37 pages, 290 KB]
| panorama general - Árabe [38 pages, 396 KB]
| panorama general - Ruso [48 pages, 360 KB]
| panorama general - Chino [33 pages, 420 KB] |



Apuntes

1.The Least Developed Countries Report 2009: The State and Development Governance (Nº de venta: S.09.II.D.9, ISBN 978-92-1-112769-0) puede adquirirse en las oficinas de venta de las Naciones Unidas, en las direcciones indicadas a continuación, o de los agentes de venta de las Naciones Unidas en muchos países. Precio: US$ 50; para los residentes de países en desarrollo, Europa sudoriental y los países de la CEI US$ 25; y US$12,50 para los países menos adelantados. Sírvanse enviar los pedidos o consultas para Europa, África y Asia occidental a la Sección de Publicaciones y Ventas de las Naciones Unidas, Palacio de las Naciones, CH-1211 Ginebra 10, Suiza, fax: +41 22 917 0027, correo electrónico: unpubli@un.org ; y para América y Asia oriental, a Publicaciones de las Naciones Unidas, 2 UN Plaza, DC2-853, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos de América, tel.: +1 212 963 8302 ó +1 800 253 9646, fax: +1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org , Internet: http://www.un.org/publications .






Para más información, sírvanse dirigirse a:
Oficina de prensa de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
E: unctadpress@unctad.org
Web: www.unctad.org/press



Loading..

Espere, por favor ....