unctad.org | LA UNCTAD PREDICE QUE LAS INVERSIONES EXTRANJERAS DIRECTAS MUNDIALES SUPERARÁN 1 BILLÓN $ EE.UU.
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
LA UNCTAD PREDICE QUE LAS INVERSIONES EXTRANJERAS DIRECTAS MUNDIALES SUPERARÁN 1 BILLÓN $ EE.UU.

TAD/INF/PR/056
03 October 2000

Las mayores empresas transnacionales del mundo crecen rápidamente; en las FAS transfronterizas predominan las compañías de la UE y la inversión aumenta en los Estados Unidos.

Las entradas de inversiones extranjeras directas (IED)(1) de las empresas transnacionales (ETN)(2) puede muy bien superar el billón de dólares este año, después de la impresionante cifra del año pasado de 865.000 millones de dólares, según el Informe sobre las inversiones en el mundo, 2000: Las fusiones y adquisiciones transfronterizas y el desarrollo (3), publicado hoy por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Según el Secretario General de la UNCTAD, Rubens Ricupero, con las fusiones y adquisiciones transfronterizas, incluida la compra por inversores extranjeros de empresas estatales privatizadas, los volúmenes de inversión extranjera alcanzan nuevos récords. Y Karl P. Sauvant, autor principal del informe, agrega que está surgiendo un mercado mundial para las empresas. Las compañías se compran y venden internacionalmente a una escala sin precedentes.

Las IED en los países desarrollados aumentaron el pasado año a 636.000 millones de dólares (de 481.000 millones de dólares en 1998), en tanto que en los países en desarrollo pasaron a 208.000 millones de dólares (de 179.000 millones de dólares en 1998). Las ventas anuales mundiales de filiales extranjeras de ETN en 1999 ascendieron a 14 billones de dólares (de 3 billones de dólares en 1990), casi el doble del volumen de las exportaciones mundiales (cuadro 1).

El Sr. Ricupero destaca que la producción internacional por las empresas transnacionales, que hoy son unas 63.000, con 700.000 filiales extranjeras aproximadamente, abarca ya prácticamente a todos los países y actividades económicas y representa una fuerza formidable en la economía mundial de hoy.

Las 100 mayores ETN no financieras del mundo en activos extranjeros, que controlan más de 2 billones de dólares de esos activos y emplean a más de 6 millones de personas en sus filiales extranjeras, son las principales impulsoras de la producción internacional, según el Informe sobre las inversiones en el mundo, 2000. Cada vez recurren en mayor grado a las fusiones y adquisiciones (FAS) para elevar su nivel global de IED.

Las IED son la principal fuente de financiación externa de muchos países en desarrollo, que en los últimos años, y especialmente durante las crisis financieras, las han considerado más estables que las inversiones de cartera y el préstamo bancario. Los gobiernos reconocen la importancia de atraer IED. En el nuevo informe se afirma que están abriendo sus economías en el mundo entero para fomentar las corrientes comerciales, la tecnología, la información y las corrientes de inversión y financieras.

Las salidas mundiales de IED(4) aumentaron un 16% el año pasado, alcanzando la cifra de 800.000 millones de dólares. El Reino Unido se convirtió en el principal inversor en el exterior en 1999, con 199.000 millones de dólares, por delante de los Estados Unidos. Con las grandes operaciones de fusiones y adquisiciones y el continuado vigor de su economía, los Estados Unidos se convirtieron en el mayor receptor de IED (276.000 millones de dólares, casi la tercera parte del total mundial). Las ETN domiciliadas en la Unión Europea (UE) invirtieron 510.000 millones de dólares en el exterior en 1999, casi las dos terceras partes de las salidas mundiales.

En el Informe de 2000 se declara que con la moneda única de la UE, el euro, se ha intensificado la competencia, lo que ha presionado más a las empresas para que reestructuren y consoliden sus operaciones. Las corrientes de IED con destino al Japón se cuadruplicaron el pasado año, alcanzando la cifra sin precedentes de 13.000 millones de dólares, las mayores entradas hasta la fecha. Sin embargo, las salidas del país cayeron un 6%, situándose en 23.000 millones de dólares.

Las corrientes de IED con destino a América Latina y el Caribe aumentaron fuertemente el año pasado, rebasando los 90.000 millones de dólares, en tanto que las entradas en todos los países en desarrollo de Asia se elevaron a 106.000 millones de dólares. Sin embargo, las corrientes hacia la Europa central y oriental y África siguieron siendo bastante modestas, con cifras de 21.000 millones y 9.000 millones de dólares, respectivamente. Al mismo tiempo, las salidas de IED de los países en desarrollo casi se duplicaron el año pasado, llegando a 66.000 millones de dólares, atribuyéndose la mitad del aumento a las ETN registradas en las Bermudas, representando las compañías con sede en Hong Kong (China) casi 20.000 millones de dólares.

Crecimiento sin precedentes de las IED, debido sobre todo a las FAS

La característica más importante de las recientes tendencias en las IED son los continuos y elevados niveles de crecimiento de las FAS, que han aumentado a una tasa anual de 42% en los últimos 20 años, alcanzando su valor total en 1999 unos 2.300.000 millones de dólares, lo que representa 24.000 acuerdos. El valor de las FAS transfronterizas terminadas (definido como la adquisición de más del 10% del capital social) aumentó de 100.000 millones de dólares en 1987 a 720.000 millones de dólares en 1999, y abarcó unas 6.000 transacciones(5) (cuadro 2). Sin embargo, las megaoperaciones (es decir, las de más de 1.000 millones de dólares) representaron más del 60% del valor total de las FAS transfronterizas. En la mayoría de las megaoperaciones intervienen compañías enumeradas en la lista de la UNCTAD de las 100 empresas transnacionales más importantes del mundo (cuadro 3).

Las compañías de la Unión Europea, seguidas de las empresas de los Estados Unidos, fueron las que adquirieron más activos mediante FAS en países en desarrollo el año pasado, realizándose la mayor cantidad de ventas en América Latina. El mayor volumen de FAS extranjeras en un país en desarrollo asiático correspondió a la República de Corea, donde ascendió en 1999 a un total de 9.000 millones de dólares.

Las FAS transfronterizas en América central y oriental se duplicaron en 1999 alcanzando la cifra de 10.000 millones de dólares; los principales países fueron Polonia y la República Checa, y las principales adquirentes, compañías de Europa occidental. En cuanto a África, el nivel de IED en forma de FAS transfronterizas fue modesto, y se concentró sobre todo en Egipto, Marruecos y Sudáfrica.

En los últimos años, la privatización ha sido el medio más importante para atraer IED a América Latina y Europa central y oriental, y cada vez es mayor en los países asiáticos en desarrollo. En general, la participación extranjera en las privatizaciones es superior a la participación nacional en los países de esas regiones. La mayoría de las 50 privatizaciones más importantes del mundo en el período 1987-1999 se realizaron en países en desarrollo. El año pasado ocupaba el primer lugar la Argentina, con un volumen de 16.000 millones de dólares; el Brasil encabezó la lista el año anterior, con 20.000 millones de dólares.

Para un análisis de los resultados de las FAS, sus motivos y, en particular, sus repercusiones en el desarrollo, véase el comunicado de prensa Nº TAD/INF/055.

General Electric encabeza las 100 principales empresas

En 1998, General Electric ocupaba de nuevo el primer lugar entre las 100 ETN no financieras más importantes del mundo clasificadas según sus activos en el extranjero. General Motors pasó del cuarto lugar al segundo, y Royal Dutch Shell siguió ocupando el tercero. Entre las 10 principales ETN sólo se han producido ligeros cambios: BP Amoco (Nº 8) ha sustituido al Volkswagen Group (ahora Nº 11) y Nestlé (Nº 10) intercambió su lugar con DaimlerChrisler (Nº 9) (cuadro 3).

Lo más sorprendente en la lista de 100 principales empresas es lo poco que varía de un año a otro. Este nivel de estabilidad destaca el predominio de las mayores empresas del mundo. Casi 90 de las 100 más importantes tienen su sede en la tríada de la Unión Europea, el Japón y los Estados Unidos. En los nueve últimos años, 57 de las 100 principales ETN han seguido figurando en la lista.

En la lista predominaban en 1998 los tres mismos sectores que en los años anteriores: automóvil; exploración y distribución de petróleo, y equipo electrónico y eléctrico. Sin embargo, las compañías de servicios públicos y telecomunicaciones ganan terreno, pues cada vez son más transnacionales, como resultado de la liberalización del mercado. Las compañías del sector farmacéutico y del químico disminuyeron en la lista de 1998, pasando de 13 a 8, debido a la consolidación mundial en esas industrias, sobre todo por las constantes FAS.

La actividad de las FAS en el sector de manufacturas

Los mayores niveles de actividad de las FAS transfronterizas en la fabricación el pasado año correspondieron a compañías en los sectores de la química, el equipo eléctrico y electrónico y los productos del petróleo, en tanto que en el sector de los servicios ocuparon los primeros lugares las telecomunicaciones, las finanzas y las actividades comerciales.

La UNCTAD señala que la creciente importancia de las transacciones de FAS transfronterizas en la banca reflejan la desreglamentación y la liberalización, así como la presión competitiva para hacer frente a los mayores costos de la tecnología de la información. Como resultado de las recientes tendencias, crece la concentración entre los principales bancos. Las sociedades financieras fueron las más dinámicas, como adquirentes, en la Unión Europea y en los Estados Unidos, representando la cuarta parte de todas las FAS transfronterizas en 1999.

En cuanto al sector del automóvil, en el actual informe de la UNCTAD se dice que la amplia consolidación ha llevado a la reestructuración de toda la industria, pues varios fabricantes de automóviles se han fusionado o estaslecido alianzas estrategices. La consolidación se estima necesaria en una industria caracterizada por la débil demanda, el exceso de capacidad y las exigencias relacionadas con el medio ambiente. Y la consolidación no sólo avanza entre los principales fabricantes, sino que también ha desencadenado la reestructuración en las industrias de sus proveedores mediante FAS.

En el Informe sobre las inversiones en el mundo, 2000 se dice que la necesidad de realizar costosas actividades de investigación y desarrollo es lo que fomenta las sinergias en el sector farmacéutico, donde todas las principales compañías han crecido mediante FAS, en lugar de por medios "orgánicos". A finales del pasado año, las primeras cinco y diez ETN más importantes representaron el 28 y el 46% respectivamente de las ventas mundiales de productos farmacéuticos.

En tanto que en las FAS transfronterizas ha habido megaoperaciones en el sector de las telecomunicaciones en los países desarrollados, también han ocupado un lugar central en las IED relacionadas con grandes privatizaciones en países en desarrollo. Recientemente se informó de importantes inversiones de compañías extranjeras en forma de privatizaciones en las telecomunicaciones en países como el Brasil, el Perú, Venezuela, México, la República Checa, Kazajstán y Sudáfrica.

Las FAS predominan en las IED entre países desarrollados

Las entradas de IED en los Estados Unidos aumentaron en 90.000 millones de dólares, alcanzando la asombrosa cifra de 276.000 millones de dólares el último año, al seguir tratando las ETN radicadas en el extranjero de entrar en el mercado del país en rápido crecimiento y de sacar provecho de las consideraciones de costo-productividad (cuadro 4). La inmensa mayoría de las entradas revistieron la forma de FAS. Quienes más invirtieron en los Estados Unidos fueron compañías del Reino Unido, y la Unión Europea en su conjunto representó más del 80% de todas las FAS transfronterizas en los Estados Unidos en 1999. Tras una disminución en 1997 y 1998, las entradas de IED japonesas en los Estados Unidos aumentaron a 13.000 millones de dólares el pasado año, cifra comparable a la de 1996.

Las entradas totales de IED en 1999 en los países desarrollados alcanzaron 636.000 millones de dólares (en lugar de 481.000 millones en 1998), en tanto que las salidas aumentaron a 732.000 millones de dólares (de 652.000 millones; cuadro 5). La parte del león de todas las IED en países desarrollados revistió la forma de FAS transfronterizas; las compañías de Europa occidental se mostraron especialmente activas, con un total de 354.000 millones de dólares de ventas y de 519.000 millones de dólares de compras. El importante desequilibrio entre ventas y compras se explica en gran parte por la actividad de FAS transfronterizas de compañías del Reino Unido para hacerse con compañías estadounidenses.

Principales tendencias en la Unión Europea

Los principales inversores en el extranjero en 1999 fueron compañías del Reino Unido, con un volumen de IED de 199.000 millones de dólares, seguidas por las de los Estados Unidos, con 151.000 millones de dólares. En 1999 se confirmó la posición de la Unión Europea como fuente de IED más importante del mundo, pues las salidas de IED aumentaron por sexto año consecutivo. El Reino Unido, que representó por sí solo el 39% de las salidas totales de la UE, fue seguido por otras dos grandes economías, Francia y Alemania, y por los Países Bajos. En términos de crecimiento, Dinamarca, Francia y España experimentaron los mayores incrementos, en tanto que las IED de Finlandia, Italia y Alemania declinaron notablemente.

En la evolución de las IED europeas en 1999 influyeron más que nunca las FAS. El valor de las ventas y las compras relacionadas con FAS transfronterizas aumentó un 83 y un 75%, alcanzando 345.000 millones y 498.000 millones de dólares, respectivamente. La UE representó casi la mitad de todas las ventas mundiales relacionadas con FAS transfronterizas, y el 70% de las compras, y compañías de la UE intervinieron en todas salvo una de las diez principales FAS transfronterizas el pasado año.

Esas corrientes de IED transfronterizas en Europa constituyen en parte una reacción a la integración y liberalización en curso que afectan a gran parte de la industria europea. En el Informe sobre las inversiones en el mundo, 2000 se dice que, si bien es difícil evaluar todos los efectos del euro en las IED, la reconfiguración actual de la industria europea probablemente resulte afectada por la moneda única. Ésta contribuirá también a una mayor transparencia de los precios y a una intensificación de la competencia en Europa, sometiendo a más presión a las compañías para que reestructuren y consoliden sus operaciones.

Más IED en el Japón

El pasado año aumentaron considerablemente el número y el valor de los proyectos de IED en el Japón. Las salidas de IED del Japón disminuyeron un 6%, situándose en 23.000 millones de dólares, en tanto que las entradas se cuadruplicaron, totalizando 13.000 millones de dólares. Esto refleja los cambios estratégicos en las compañías japonesas, que consideran cada vez más las FAS como un medio de revitalización y reestructuración. En las recientes actuaciones del Gobierno se ha estimulado esta tendencia. En el informe se dice que se trata de un notable y repentino cambio: hace tan sólo unos años, los inversores extranjeros consideraban que era sumamente difícil entrar en el Japón.




Endnotes

1. Las "inversiones extranjeras directas" se definen como una inversión en la que el control de la gestión de una entidad residente en una economía corre a cargo de una empresa residente en otra economía. Las IED abarcan una relación a largo plazo que refleja el interés duradero del inversor en una entidad extranjera.

2. Las "empresas transnacionales" comprenden empresas matrices y sus filiales extranjeras: se entiende por empresa matriz la que controla los activos de otra entidad u otras entidades en un país o varios países distintos del suyo, normalmente mediante una participación en el capital. A este respecto, para controlar los activos se considera normalmente necesaria una participación en el capital del 10% como mínimo.

3. El World Investment Report 2000: Cross-border Mergers and Acquisitions and Development (Nº de venta: E.00.II.D.20, ISBN 92-1-112490-5) puede obtenerse al precio de 49 dólares de los EE.UU., y al precio especial de 19 dólares de los EE.UU. en los países en desarrollo y los países en transición, en la Sección de Ventas de Publicaciones de las Naciones Unidas, Palais des Nations, CH-1211 Ginebra 10, Suiza, F: +41 22 917 0027, en la dirección de E: unpubli@un.org, o en Internet: www.un.org/; o en Publicaciones de las Naciones Unidas, 2 UN Plaza, Oficina DC2-853, Departamento PRES, Nueva York, N.Y. 10017, Estados Unidos de América; T: +1 212 963 83 02 ó +1 800 253 96 46, F: +1 212 963 34 89, o en la dirección de E: publications@un.org. Se espera publicar la versión del informe en CD-ROM en diciembre de 2000.

4. Los datos de las entradas y salidas mundiales de IED no se corresponden debido a discrepancias estadísticas.

5. En el informe actual se explica que, como numerosas FAS se financian total o parcialmente en el país, o mediante pagos escalonados en varios años, es muy difícil comparar con precisión el valor anual de las FAS transfronterizas con el de las IED en forma de inversiones en nuevas instalaciones. Pero es evidente que las FAS predominan entre países industriales y que las adquisiciones extranjeras son cada vez más importantes también para los países en desarrollo.





Para mayores informaciones sírvase contactar:
Oficial Encargado, Karl P. Sauvant
División de la Inversión la Tecnología y el Fomento de la Empresa
UNCTAD
T: +41 22 907 5707
F: +41 22 907 0194
E: karl.sauvant@unctad.org
o
Encargada de Prensa, Erica Meltzer
T: +41 22 907 5365/5828
F: +41 22 907 00 43
E: press@unctad.org.



Loading..

Espere, por favor ....