unctad.org | ¿PUEDEN LAS PRESCRIPCIONES EN MATERIA DE RESULTADOS CONTRIBUIR AL LOGRO DE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO?
NOTAS DE INFORMACIÓN
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
¿PUEDEN LAS PRESCRIPCIONES EN MATERIA DE RESULTADOS CONTRIBUIR AL LOGRO DE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO?

UNCTAD/PRESS/IN/2004/002
26 January 2004

De acuerdo con un nuevo informe de la UNCTAD, publicado el día de hoy, ciertas prescripciones impuestas a los inversionistas extranjeros pueden inducir a las empresas a aumentar sus exportaciones, proporcionar capacitación y contratar a personal local. Sin embargo, su utilidad depende de una serie de factores que, de hecho, pueden impedir la inversión extranjera directa (IED). El informe muestra que la aplicación de prescripciones en materia de resultados ha disminuido tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, lo que ha dado lugar a una mayor competencia por atraer IED y a la necesidad de cumplir con los compromisos internacionales. Actualmente la mayoría de las prescripciones en materia de resultados se imponen como condición para obtener incentivos. El estudio señala que, sin dejar de lado los compromisos internacionales que hayan contraído, los gobiernos tendrían libertad de ponderar los beneficios y los costos que supone la aplicación de prescripciones en materia de resultados.

En el informe, titulado Foreign Direct Investment and Performance Requirements: New Evidence from Selected Countries (1) (La inversión extranjera directa y las prescripciones en materia de resultados: nuevos datos de determinados países), la UNCTAD presenta nuevos datos sobre el uso y los efectos de las prescripciones en materia de resultados. Esas prescripciones son disposiciones impuestas a los inversionistas que las necesitan para cumplir objetivos específicos como condición indispensable para entrar en un país receptor o ampliar sus operaciones en él, o para recibir ciertas ventajas.

El estudio analiza la experiencia de Chile, la India, Malasia y Sudáfrica así como la de los países desarrollados. Se presta especial atención a las prescripciones con respecto a las exportaciones, la transferencia de tecnología, las actividades de investigación y desarrollo, el empleo, la propiedad nacional y las empresas mixtas; es decir, las prescripciones en materia de resultados que no están comprendidas en el Acuerdo MIC de la OMC.

Enseñanzas fundamentales

Si bien tanto los países en desarrollo como los desarrollados han aplicado las prescripciones en materia de resultados como parte de sus políticas de desarrollo, la tendencia general es parecida en los dos grupos de países; a saber, ha disminuido la frecuencia con que se aplican esas prescripciones y, en la medida en que se recurre a ellas, suelen aplicarse como condición para obtener un incentivo.

En los países desarrollados la mayoría de las prescripciones más tradicionales en materia de resultados se han suprimido. Sin embargo, al mismo tiempo se han introducido nuevas medidas estratégicas, como las normas de origen y los incentivos localizacionales, para influir en el comportamiento de las empresas.

Aunque las prescripciones en materia de resultados se utilizan cada vez menos, varios países en desarrollo siguen considerándolas instrumentos destinados a aumentar los beneficios obtenidos con la IED. Sin embargo, la eficacia de las medidas ha variado.

Cuando se imponen prescripciones de carácter obligatorio, éstas suelen aplicarse a la IED con fines de penetración en los mercados nacionales y orientada a la búsqueda de recursos; en este caso, los países receptores tienen más poder de negociación respecto de los inversionistas que en el caso de la IED orientada a las exportaciones.

Variación de los costos y beneficios de las prescripciones

El estudio subraya que los países deben ponderar cuidadosamente los beneficios que pueden obtener al aplicar las prescripciones en materia de resultados frente al riesgo de impedir la entrada de IED o los efectos negativos que puede tener en la calidad de la IED que se atraiga.

La eficacia de las diversas prescripciones depende, entre otras cosas, de la claridad de los objetivos, la capacidad de los gobiernos para aplicar diversas políticas, la capacidad de absorción de la mano de obra y de las empresas nacionales, y del grado en que esas medidas sean compatibles con otras políticas. Asimismo, las prescripciones en materia de resultados de carácter voluntario pueden ser eficaces únicamente si existen otros factores localizacionales determinantes. Por ejemplo, es posible que las necesidades de investigación y desarrollo y los incentivos con respecto a esas actividades no generen resultados tangibles si no se dispone de los recursos necesarios.

Consecuencias futuras

Hay divergencia de opiniones con respecto a la forma en que debe abordarse la cuestión de las prescripciones en materia de resultados en los futuros acuerdos en los distintos planos internacionales. Varios países en desarrollo quisieran que hubiera más flexibilidad en el Acuerdo MIC de la OMC, a fin de que los países en desarrollo puedan tener más libertad de aplicar medidas que están prohibidas. Sin embargo, otros países también han prohibido, en los tratados que han concertado, prescripciones en materia de resultados que no están prohibidas por el Acuerdo MIC.

Por lo tanto, la forma de abordar la cuestión de las prescripciones en materia de resultados en los acuerdos internacionales de inversión sigue siendo objeto de polémica y no hay consenso respecto de su eficacia en la prestación de ayuda a los países para promover el desarrollo ni respecto de sus efectos de distorsión. Mientras los gobiernos sean conscientes del costo que pueden tener esas prescripciones, podría dejárseles la libertad de ponderar sus costos y beneficios, teniendo en cuenta los compromisos internacionales que hayan contraído.




Apuntes

1. Foreign Direct Investment and Performance Requirements: New Evidence from Selected Countries, UNCTAD/ITE/IIA/2003/7, (Nº de venta E.03.II.D.32. ISBN 92-1-112604-5) puede obtenerse por el precio de 35 dólares de los EE.UU. en Servicio de Ventas de las Naciones Unidas, 2, UN Plaza, oficina DC2-853, Dept. PRES, New York, NY 10017, EE.UU., T: +1 800 253 96 46 ó +1 212 963 8302; F: +1 212 963 3489; E: publications@un.org, o Sección de Ventas y Comercialización, oficina E-4, Palacio de las Naciones, CH-1211 Ginebra 10, Suiza; T: +41 22 917 2614, F: +41 22 917 0027, E: unpubli@unog.ch; Internet: www.un.org/publications.





Para más información, sírvanse dirigirse a:
Oficina de prensa de la UNCTAD
T: +41 22 907 5828
F: +41 22 907 0043
E: press@unctad.org
ó
Torbjorn Fredriksson
T:+41 22 907 2143
E:torbjorn.fredriksson@unctad.org
ó visitar sitio web de la División de Inversión, Tecnología y Fomento de la Empresa.



Loading..

Espere, por favor ....