unctad.org | LA COOPERACIÓN REGIONAL ENTRE PAÍSES EN DESARROLLO PUEDE CONTRIBUIR A ACELERAR LA INDUSTRIALIZACIÓN Y EL CAMBIO ESTRUCTURAL
COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
LA COOPERACIÓN REGIONAL ENTRE PAÍSES EN DESARROLLO PUEDE CONTRIBUIR A ACELERAR LA INDUSTRIALIZACIÓN Y EL CAMBIO ESTRUCTURAL

UNCTAD/PRESS/PR/2007/026
05 September 2007

ADVERTENCIA
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las 17.00 horas (hora media de Greenwich)del 5 de septiembre de 2007

En el Informe sobre el Comercio y el Desarrollo, 2007 de la UNCTAD se afirma que una cooperación regional activa puede reforzar las estrategias de desarrollo y facilitar la integración en la economía mundial


Descargar [PDF] : | Trade and Development Report 2007 | [PDF, 240 Pages, 4366Kb] (solo in íngles) | Panorama general [45 páginas, 417 KB]

El comercio entre países en desarrollo suele registrar una expansión más rápida entre los países de una misma región que con otros países y la proporción correspondiente al sector manufacturero es también mayor en el comercio intrarregional que en el comercio con el resto del mundo. Un nuevo informe de la UNCTAD dice pues que, a pesar de la tendencia general a la globalización, la integración regional puede ser beneficiosa para el desarrollo a largo plazo. Puede ayudar a los países a fomentar sus capacidades económicas y ponerlos en condiciones de competir en la escena mundial.

Pero para lograr este objetivo, los países no han de basarse únicamente en la liberalización del comercio. La cooperación regional debería abarcar también medidas coordinadas y conjuntas para la adopción de políticas que aumenten el potencial de crecimiento y de cambio estructural en los países en desarrollo, en particular políticas macroeconómicas, financieras, infraestructurales e industriales, se afirma en Trade and Development Report 2007 (TDR) (el Informe sobre el Comercio y el Desarrollo, 2007). La cooperación regional entre países en desarrollo para mejorar los servicios de transporte, proporcionar información comercial y aunar esfuerzos en sectores como la energía, el abastecimiento de agua, la investigación y el desarrollo y la generación de conocimientos, puede ser crucial para el éxito de las estrategias de desarrollo.

El informe sostiene que la proximidad geográfica todavía ofrece considerables ventajas en una época de globalización económica y que la cooperación regional entre países en desarrollo puede servir de apoyo a los planes nacionales de desarrollo y colmar algunas lagunas en la gobernanza económica mundial.

Para muchos países en desarrollo, la cooperación regional con países de un nivel de desarrollo similar puede ser una opción más viable que la de concentrarse exclusivamente en el mercado mundial. La competencia extranjera quizás sea más fácil de afrontar dentro de la propia región y mayores las probabilidades de encontrar reglas de juego equitativas.

Otro de los puntos de vista expresados en el informe es que, para que los países puedan aprovechar al máximo estas oportunidades, la cooperación tiene que ir más allá de la liberalización del comercio y las relaciones financieras. Ha de abarcar también medidas conjuntas de carácter macroeconómico, infraestructural e industrial para aumentar el potencial de crecimiento y de cambio estructural de manera que sea posible realizar actividades económicas más complejas y de base más amplia.

Según el informe, cuyo subtítulo es "Cooperación regional para el desarrollo", existen muchas posibilidades inexploradas para emprender iniciativas conjuntas de este tipo entre países en desarrollo. Y esta clase de cooperación puede ofrecer a los gobiernos de los países en desarrollo opciones de las que no disponen a nivel nacional.

Durante los 20 últimos años, el comercio intrarregional en todas las regiones en desarrollo ha aumentado con mayor rapidez que el extrarregional. La mayor expansión se ha registrado entre los países en desarrollo del Asia oriental, donde en la actualidad representa casi la mitad del comercio total de la región. En América Latina se ha incrementado de manera significativa desde finales de los años ochenta y es ahora cerca de un 30% del total. También ha aumentado en África, aunque todavía representa menos del 10% del comercio total del continente.

Según los economistas de la UNCTAD, no es sólo la relativa rapidez de la expansión comercial lo que hace de la integración regional una estrategia prometedora para acelerar el desarrollo económico. Aún más importante es la composición de las exportaciones intrarregionales, que ejerce una gran influencia sobre el crecimiento a largo plazo. En todas las regiones, la proporción de productos manufacturados, incluidos los que requieren un nivel relativamente elevado de tecnología y especialización, dentro del comercio intrarregional, ha sido considerablemente mayor que su parte en el comercio total. La conclusión evidente es que la intensificación de las actividades económicas regionales favorece la modernización industrial y la diversificación.

Según el informe, hay "sesgos geográficos" evidentes en el comercio y el crecimiento económico. Es más fácil organizar sistemas oficiales de cooperación entre vecinos; la proximidad hace disminuir los costos del transporte; se van acumulando conocimientos implícitos de resultas de una reiterada interacción; y son más probables los beneficios indirectos de la tecnología y de las prácticas empresariales por las características similares de clima, cultura, idioma y otros factores.

En el informe se afirma que la cooperación debería hacerse extensiva a las políticas públicas, desde la mejora de la logística comercial y la infraestructura del transporte y la energía hasta el fomento de una cooperación financiera más estrecha y la adopción de enfoques coordinados o comunes de las políticas monetarias e industriales.

Estos acuerdos podrían ser complementos útiles de un marco multilateral apropiado para ayudar a los países a afrontar mejor la globalización. Las instituciones regionales podrían también colmar lagunas en las estructuras en la gobernanza económica mundial, por ejemplo sirviendo de protección en caso de inestabilidad de los tipos de cambio. Pero se señala que no hay ningún modelo preestablecido para esa cooperación: "La forma que adopte esa cooperación dependerá no sólo de las circunstancias históricas, geográficas y políticas de una región, sino también de la importancia relativa que se atribuya a las fuerzas del mercado y a la intervención del Estado".

El Informe sobre el Comercio y el Desarrollo, 2007 muestra que la cooperación regional formal puede llevar aparejados distintos grados de integración regional efectiva. A veces se ha producido entre algunos países este tipo de integración sin la conclusión previa de ningún tratado comercial ni la concertación de algún otro tipo de cooperación de largo alcance, como fue el caso de los países recién industrializados del Asia oriental y sudoriental. En esa zona, la integración regional se ha visto impulsada principalmente por las estrategias empresariales de grandes corporaciones de la región, como por ejemplo en el Japón, y por una coyuntura macroeconómica favorable de rápido crecimiento y elevadas tasas de acumulación de capital. En América Latina los acuerdos oficiales de cooperación regional desempeñaron un papel más importante que en Asia, pero el comercio intrarregional ha registrado una expansión más rápida que el extrarregional incluso entre países de la región que no son miembros de los mismos acuerdos. Eso parece confirmar un sesgo geográfico natural en el comercio. Los países africanos suelen pertenecer a varios acuerdos comerciales regionales, pero en pocos casos esto ha contribuido a un aumento significativo del comercio intrarregional, sobre todo porque las estructuras de producción no están suficientemente desarrolladas, las posibilidades de exportación son limitadas y hay graves deficiencias infraestructurales.

Entre los aspectos prometedores de una cooperación regional activa figuran medidas aparentemente sencillas, como la facilitación del comercio y el tránsito y la difusión de información comercial, dice el informe. La cooperación regional en la planificación y financiación de infraestructura del transporte para hacer físicamente posible el comercio a través de las fronteras y reducir sus costos es otro ingrediente igualmente importante para el desarrollo. También pueden ser de utilidad para el desarrollo los proyectos regionales de gestión e inversión en sectores cruciales como el suministro de energía y agua, que en muchos países en desarrollo constituyen graves obstáculos.

Los grandes proyectos de desarrollo industrial, investigación y desarrollo y generación de conocimientos son a menudo demasiado costosos y arriesgados para un solo país en desarrollo pero pueden ser viables si varios países consiguen aunar sus recursos. El informe señala que esta experiencia es parte de la historia de la integración económica de Europa occidental.

Además, la UNCTAD sugiere que la cooperación regional puede ayudar a los países en desarrollo a subsanar deficiencias del sistema financiero internacional en tres aspectos: facilitar los pagos regionales y la financiación de la balanza de pagos a corto plazo; proporcionar financiación para el desarrollo a largo plazo; y proteger de la inestabilidad de los tipos de cambio y los desajustes monetarios que puedan distorsionar los flujos comerciales y perjudicar unas relaciones comerciales fructíferas. Como el sistema financiero a nivel mundial carece de instrumentos apropiados para reducir la inestabilidad de los mercados financieros internacionales y sus repercusiones sobre los países en desarrollo, la cooperación regional en las políticas monetarias y cambiarias se ha convertido en una cuestión importante para todas las regiones en desarrollo, según observa el informe de la UNCTAD. Dicho informe llega a la conclusión de que, a falta de una profunda reforma de la estructura financiera internacional, el fortalecimiento de la cooperación monetaria y financiera regional puede ser crucial para lograr mayor coherencia entre el sistema financiero internacional y el sistema comercial internacional respetando al mismo tiempo los intereses específicos de los países en desarrollo (UNCTAD/PRESS/PR/2007/24).

El informe señala que, naturalmente, los países en desarrollo pueden beneficiarse de la expansión de sus exportaciones tanto a nivel mundial como a nivel regional. Sin embargo, para un país en desarrollo que intente mejorar su estructura de producción y elevar el contenido tecnológico de su industria nacional, puede ser importante orientarse hacia el mercado regional a fin de aumentar la competitividad de los productores del país y como primera medida efectiva para integrarse en un mercado internacional más amplio.



Endnotes

1. El Trade and Development Report 2007 (TDR2007) (Nº de venta. E.07.II.D.11 ISBN 978-92-1-112721-8) puede adquirirse en las oficinas de venta de publicaciones de las Naciones Unidas en las direcciones abajo indicadas o en los agentes de venta de publicaciones de las Naciones Unidas en muchos países. El precio es de 55 dólares de los EE.UU., pero existe un precio especial de 19 dólares de los EE.UU. para los países en desarrollo, de Europa sudoriental y de la CEI. Se ruega dirigir los pedidos o consultas para Europa, África y el Asia occidental a Publicaciones de las Naciones Unidas/Sección de Ventas, Palais des Nations, CH-1211 Ginebra 10, Suiza, fax: +41 22 917 0027, correo electrónico: unpubli@un.org ; y para las Américas y el Asia oriental, a Publicaciones de las Naciones Unidas, Two UN Plaza, DC2-853, Nueva York, NY 10017, USA, tel.: +1 212 963 8302 ó +1 800 253 9646, fax: +1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org . Internet: http://www.un.org/publications .





Para más información, sírvanse dirigirse a:
Oficina de prensa de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
E: unctadpress@unctad.org
Web: www.unctad.org/press



Loading..

Espere, por favor ....