unctad.org | Los países menos adelantados informe de 2009
Los países menos adelantados informe de 2009
Información sobre la publicación
La gobernanza del Estado y del desarrollo
Informe completo ( 224 Paginas, 2057.0 KB )

Presentación sucinta

La crisis mundial ha restado solidez a los factores que hicieron posible un notorio crecimiento del PIB de los PMA en el período 2002-2008, lo que ha dejado una vez más en evidencia la persistente debilidad de sus economías y el mito de los mercados capaces de autorregularse.

Se hace necesario superar las deficiencias del paradigma de desarrollo vigente. Asimismo, se plantea la necesidad de establecer un nuevo equilibrio entre el Estado y el mercado, para desarrollar resistencia ante las conmociones de origen externo, mediante una mayor diversificación y un cambio estructural, y facilitar un crecimiento más inclusivo y basado en un uso más intensivo de mano de obra. Los PMA deberían crear nuevos Estados desarrollistas que se aboquen seriamente a canalizar sus recursos administrativos y políticos al proceso de desarrollo económico. Los PMA necesitan encontrar nuevas formas de gobernanza del desarrollo que se adecuen al siglo XXI.

Desde el punto de vista macroeconómico, el mayor problema que se les plantea a los PMA es movilizar los recursos financieros que tanto necesitan. Se debería comenzar a hacer inversiones públicas en infraestructura para poner fin a la deficiencia que se observa en este terreno y atraer recursos privados con miras a una acumulación más acelerada de capital. La política monetaria debería servir de puntal a un marco macroeconómico que fomente las inversiones, en lugar de centrarse en el establecimiento de metas estrictas con respecto a la inflación, lo que dificulta las inversiones a largo plazo. También se deberían adoptar políticas activas, tanto cambiarias como sobre corrientes de capital, que contribuyan a facilitar la expansión de la capacidad productiva mediante la reducción de la volatilidad del tipo de cambio y medidas para evitar la fuga de capitales. Los PMA también deberían fortalecer las instituciones financieras nacionales, reconociendo su importante contribución a la inversión privada y la movilización de ahorros.

Los PMA están atrapados en un círculo vicioso constituido por la deficiente producción de alimentos, la agricultura de subsistencia, la baja productividad, el descenso de las inversiones, la escasez cada vez mayor de agua y tierras y las crecientes tasas de urbanización. Los PMA deberían dar una prioridad mucho mayor a la agricultura como parte de las políticas públicas. Concretamente, deberían fomentar las inversiones en el sector agrícola y la adopción de nuevas tecnologías, construir obras de infraestructura (por ejemplo, caminos, depósitos y centros de venta al por mayor) y mejorar el acceso al crédito, especialmente de los pequeños y medianos agricultores. Los gobiernos también deberían tomar medidas para facilitar el acceso de los pequeños agricultores a mejores insumos, dar apoyo a la investigación y el desarrollo agrícolas y difundir conocimientos sobre técnicas eficaces de cultivo y de gestión agrícola.

A pesar de que los PMA registraron un elevado crecimiento en los últimos años, solo unos pocos han logrado impulsar un cambio estructural e iniciar un proceso de diversificación sostenible de la economía, en tanto que muchos han sido víctimas incluso de una desindustrialización. La mejora del rendimiento económico de los PMA exigirá una política industrial eficaz que, entre otras cosas, contemple inversiones públicas y una coordinación estratégica de los actores privados. Las medidas que se tomen simultáneamente para incrementar las inversiones, establecer nuevos vínculos económicos y perfeccionar la capacidad tecnológica, que es el factor esencial del crecimiento industrial, son los medios más eficaces para fomentar la diversificación y el crecimiento económico de los PMA.

Descargas

1 - 1 de 1

Comunicados de prensa


Loading..

Espere, por favor ....