unctad.org | Mensaje de fin de año
Statement by Mr. Supachai Panitchpakdi, Secretary-General of UNCTAD
Mensaje de fin de año

19 dic 2008

En esta época de encuentros familiares, unión, reflexión y resoluciones, deberíamos estar descansando y recuperándonos de los acontecimientos tumultuosos y traumáticos que afrontamos durante el memorable 2008.

Año en el que demostramos que sólo mediante una acción colectiva es posible responder a algunas de estas grandes crisis y darles una solución integral, una acción que tenga en cuenta las necesidades de todos los afectados.

En 2009 debemos tratar de ayudar a los países pobres a afrontar de la mejor manera posible el surgimiento de la crisis financiera que se ha transformado en una crisis económica mundial, ya no limitada a las esferas de las finanzas y las instituciones financieras.

En 2008 hemos aprendido varias lecciones que debemos aprovechar.

Primero, hemos aprendido que se pueden producir crisis de diversas magnitudes en cualquier momento y en cualquier lugar. De modo que seamos más prudentes, estemos más alerta.

Segundo, debemos ser conscientes de la manera en que permitimos que funcione el mecanismo de mercado. Es sabido que los mercados generan riquezas enormes, pero también han provocado inestabilidad y desigualdad en la distribución y redistribución de los ingresos. Así que debemos tratar de mejorar el funcionamiento del mercado y de reforzar la estructura del mercado para que éste pueda generar riqueza, distribución y estabilidad al mismo tiempo.

Tercero, debemos aprender a convivir con la existencia de la especulación en el mercado. La especulación es necesaria para equilibrar el mercado, pero debe usarse con moderación, para lograr un mejor funcionamiento de los mercados, y no por puro afán de lucro, que suele ser mal habido.

Cuarto, hemos aprendido que es necesario evitar que las crisis, que debemos afrontar el año próximo y quizás después, causen daños a las economías pobres, en particular de los países menos adelantados y otras economías vulnerables del mundo. Se trata de espectadores inocentes de todo el fenómeno; no son causantes de las crisis, sino que sufren sus consecuencias y no están en condiciones de protegerse de algunos efectos negativos.

Y quinto, las naciones tendrán que renovar su determinación y solidaridad, a sabiendas de que la interdependencia no disminuirá, sino que se acentuará, especialmente en lo que a política económica se refiere. Sólo una buena concertación y coordinación de las políticas económicas permitirá alcanzar soluciones conjuntas. De lo contrario se adoptarán políticas inaceptables que darán por resultado el empobrecimiento del vecino.

Quisiera aprovechar esta ocasión para expresar la firme determinación de la UNCTAD, de mi personal y la mía propia, de hacer cuanto podamos en 2009 para responder a las exigencias de todos los sectores representados por la Conferencia y de sus Estados miembros, en particular de los más vulnerables.

También quisiera dar las gracias a todos ustedes, que se han interesado por nuestro trabajo, que lo consideran importante y que desean contribuir a nuestra labor.

Mis mejores deseos a todos para 2009.



Loading..

Espere, por favor ....