unctad.org | NewsArchive
16 de abril de 2011 - Declaración del Secretario General de la UNCTAD ante el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial

Supachai PanitchpakdiEn la declaración hecha durante las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, el Secretario General de la UNCTAD subrayó que, habida cuenta de la lenta recuperación de la demanda privada en los países desarrollados y de las previsiones de un crecimiento mundial de entre el 3% y el 3,5%, la adopción de medidas fiscales más restrictivas podría resultar contraproducente.


En la declaración hecha durante las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, el Secretario General de la UNCTAD Supachai Panitchpakdi pronosticó un crecimiento del PIB mundial de entre el 3% y el 3,5% en 2011 y 2012, con promedios significativamente más elevados en las economías en transición y las economías en desarrollo que en las economías desarrolladas. Sin embargo, advirtió de que la demanda del sector privado en las economías desarrolladas aún no había recobrado el dinamismo anterior a la crisis.

En muchas de esas economías, la persistencia de altos niveles de desempleo, la moderación salarial y el elevado nivel de endeudamiento de los hogares y los gobiernos frenan la demanda interna. Esta situación continuará mientras los sectores privados financieros y no financieros sigan con el desapalancamiento que comenzó con el inicio de la crisis.

Si bien las autoridades deberían seguir preconizando medidas de apoyo, la mayoría de ellas parecen estar cada vez más preocupadas por la relación de la deuda pública y la inflación. El abandono de las políticas de estímulo fiscal en favor del ajuste fiscal puede resultar contraproducente, afirmó el Sr. Panitchpakdi. En la medida en que debilite la incipiente recuperación económica y afecte a los ingresos fiscales, puede desacelerar el crecimiento sin reducir la relación de la deuda pública.

El Sr. Supachai también señaló que el comportamiento de los mercados financieros en previsión de una recuperación parece haber influido desproporcionadamente en el episodio más reciente de inflación de los precios de los productos básicos. La considerable influencia de los inversores financieros en los precios, que puede considerarse "la nueva norma en la determinación de los precios de los productos básicos", afecta muy profundamente al ciclo económico mundial. La inflación de los precios de los productos básicos pone en peligro la recuperación gradual, puesto que puede provocar un endurecimiento prematuro de la política monetaria.

El Secretario General de la UNCTAD elogió asimismo la labor del Grupo de Trabajo del G-20 sobre el Marco para un Crecimiento Fuerte, Sostenible y Equilibrado, que ha "trabajado con ahínco para acordar una serie de indicadores que sirvan de directrices indicativas para la identificación oportuna de los grandes desequilibrios que requieren la adopción de medidas preventivas y correctivas". En su opinión, con esta postura el G-20 reconoce que "dejar la evolución de la cuenta corriente y los tipos de cambio totalmente en manos del mercado no siempre genera resultados macroeconómicos aceptables".

Respecto de la cuestión de las corrientes de capital a corto plazo, el Secretario General de la UNCTAD destacó un factor que contribuye claramente a explicar las persistentes entradas y la resiliencia de esas entradas tras las perturbaciones: los tipos de interés nominal se mantienen altos en los países receptores, en comparación con los tipos registrados en los países de origen. "Hoy en día podemos hablar de una nueva forma de "síndrome holandés", aunque esta vez el síndrome es provocado por el arbitraje internacional de tipos de interés entre monedas (el "carry trade" internacional) y no por las exportaciones de productos básicos. Pero los efectos del síndrome son los mismos: la distorsión de los tipos de cambios y el fracaso de las medidas adoptadas por los países para desarrollar sus industrias manufactureras y diversificar la producción nacional y las exportaciones."

El Secretario General añadió que muchos países de renta baja han agotado rápidamente el margen de maniobra fiscal como resultado de la recesión mundial, y son cada vez más vulnerables a sucumbir a la carga insostenible del endeudamiento. Hay que actuar pronto para paliar y reducir el costo de las posibles crisis de la deuda. Entre las distintas medidas que podrían aliviar la situación figuran la promoción de instrumentos de deuda más nuevos y seguros, la regulación encaminada a reducir las corrientes de capital desestabilizadoras y la elaboración de un conjunto de directrices destinadas a limitar las crisis de solvencia mediante el aumento de la responsabilidad de los prestamistas y prestatarios de la deuda soberana.


Accès direct:

Declaraciones de Supachai Panitchpakdi al Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI, Washington DC, 16 de abril de 2011 [Sólo en inglés]

 

 News

 
There are no items to show.

 

 Meetings and Events

 

 

 Document

 
There are no items to show.

Tab Control

Loading..

Espere, por favor ....