unctad.org | NewsArchive
23 de junio de 2011 - Transición justa y equitativa a una economía ecológica

Heiner Flassbeck. Public Symposium 2011El cambio hacia un crecimiento económico ecológico es inevitable pero difícil, señalaron los panelistas del Simposio público de la UNCTAD. Entre otras cosas, debe apoyar, y no obstaculizar, los esfuerzos por mejorar el nivel de vida de los países en desarrollo.


La mesa redonda de la segunda jornada del Simposio de tres días de duración se centró en cómo conseguir que la transición a una economía ecológica sea "justa y equitativa". Los panelistas estuvieron de acuerdo en que el mundo en desarrollo tiene el derecho fundamental de disfrutar de un mejor nivel de vida, y en que las iniciativas para luchar contra el cambio climático y otros problemas medioambientales conexos deben contribuir al logro de esas aspiraciones y no dificultarlas. No obstante, algunos afirmaron que la transición a una economía ecológica ofrece oportunidades para las naciones en desarrollo.

El Sr. Jomo Kwame Sundaram, Subsecretario General del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, sostuvo que los países desarrollados deberían ayudar a los países en desarrollo a afrontar los efectos del cambio climático y a adoptar medidas para evitar un deterioro mayor del clima. El Sr. Vicente Paolo Yu, Coordinador del Programa de Gobernanza Mundial para el Desarrollo del Centro Sur (Suiza), haciéndose eco de la necesidad de reconocer las obligaciones históricas, señaló que era preciso cambiar de manera completa y sistémica el enfoque de la economía ecológica, que tendría, entre otros, el objetivo de mejorar el nivel de vida de todas las personas del planeta.

El Sr. Lucas Assunção, Jefe de la Subdivisión de Comercio, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible de la UNCTAD, afirmó que la transición a una economía ecológica ya está en marcha: por ejemplo, al invertir en los países en desarrollo, en muchos casos se están teniendo en cuenta las consecuencias relativas al carbono. Así pues, el reto reside en encauzar esa transición para lograr que sea integradora y equitativa. La idea de que es necesario dirigir el cambio y no dejar que se produzca a merced de las circunstancias fue respaldada por el Sr. Achim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente: a través de una conexión de vídeo desde Nairobi, el Sr. Steiner habló del peligro de que los países en desarrollo permanezcan atrapados en las "tecnologías del pasado", si no se realizan suficientes inversiones.

El Sr. Mark Halle, Director de Comercio e Inversiones del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (Suiza), convino en que está absolutamente claro que debe invertirse mucho más en energías limpias. Sin embargo, en su opinión, el sistema actual de inversiones en energías limpias contiene desincentivos muy poderosos, como los monopolios energéticos y las políticas de fijación de precios contraproducentes de algunas naciones en desarrollo.

Según el Sr. Chandran Nair, fundador y Director del Global Institute for Tomorrow (Región Administrativa Especial de Hong Kong), la clave para eliminar esos desincentivos radica en una enérgica labor del Estado para fomentar el crecimiento económico ecológico, ya que no se puede contar con que el sector privado, por sí solo, estimule la transición. El Secretario General Adjunto de la UNCTAD, Sr. Petko Draganov, extrapolando ese argumento al plano mundial, dijo que las políticas deben coordinarse no solo dentro de los distintos Estados, sino también a escala regional e internacional: lo que se requiere es un sistema de gobernanza mundial coherente.

La Sra. Anabella Rosemberg, funcionaria encargada de las políticas de medio ambiente y salud ocupacional de la Confederación Sindical Internacional (Francia), calificó la situación mundial del empleo de "terrible": el 80% de los trabajadores de los países en desarrollo se ganan la vida en el sector no estructurado y el desempleo es elevado en todas esas naciones. La Sra. Rosemberg señaló que, aunque es evidente que se requiere un cambio importante para abordar los problemas medioambientales inminentes, la solución debe pasar por ofrecer a los trabajadores un futuro viable.

El Sr. Heiner Flassbeck, Director de la División de Globalización y Estrategias de Desarrollo de la UNCTAD, se mostró menos favorable a una transición inmediata hacia un crecimiento económico ecológico, y señaló que recuperarse de la recesión es de por sí difícil, y quizás sea mejor no embarcarse en otra empresa compleja hasta que se hayan calmado las aguas. En su opinión, no es el momento de encarrilar la locomotora de la economía mundial, ya desvencijada, por una vía completamente diferente. Tal vez sea mejor repararla primero.

El Simposio público de la UNCTAD de 2011 continuará hasta el viernes.


Enlaces rápidos:

| Public Symposium 2011 |

 

 News

 
There are no items to show.

 

 Meetings and Events

 

 

 Document

 
There are no items to show.

Tab Control

Loading..

Espere, por favor ....