COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Los mapas mundiales de la ciberlegislación desvelan notables carencias, pese a los avances
La armonización es fundamental para luchar contra la ciberdelincuencia y garantizar la confianza y la protección del consumidor

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
24 marzo 2015, 19:00 en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2015/004
Geneva, Suiza, (24 marzo 2015)

​La creciente preocupación por la ciberdelincuencia afecta a la voluntad de los compradores y vendedores de realizar transacciones en línea. En ese contexto, una reciente investigación de la UNCTAD muestra que la promulgación de leyes que faciliten la seguridad y la confianza en las transacciones en línea es muy diferente según la zona del mundo de que se trate, y presenta considerables lagunas en muchos países en desarrollo.

Las conclusiones de dicha investigación figuran en el "Informe sobre la Economía de la Información 2015: Liberar el Potencial del Comercio Electrónico para los Países en Desarrollo"1 , que la UNCTAD publicó el 24 de marzo.

En 2012, las pérdidas de ingresos para los prestatarios como consecuencia del fraude en línea se estimaron en 3.500 millones de dólares. En 2013, en uno de los principales actos de pirateo informático, quedaron desprotegidos 152 millones de nombres, identidades de clientes, contraseñas cifradas, números de tarjetas de débito o crédito y otros datos relacionados con pedidos de clientes.

La ciberdelincuencia abarca distintos supuestos, desde delitos no económicos, como la distribución de virus en las redes informáticas, al robo de información confidencial de las empresas mediante métodos como el phishing.

Desde un punto de vista geográfico, los Estados Unidos de América son con creces el país más perjudicado, ya que en él tienen lugar casi la mitad de los casos conocidos. En este entorno, la seguridad informática es un motivo de creciente preocupación para los gobiernos, las empresas y los consumidores.
Los ciberdelincuentes aprovechan cada vez más las economías en desarrollo y en transición, ya que en esos países los regímenes de cumplimiento de la normativa suelen ser laxos, lo que acentúa la necesidad de aprobar leyes pertinentes.

La armonización y el fomento de la confianza son fundamentales

En el informe de la UNCTAD se subraya que la compatibilidad y la interoperabilidad entre los distintos sistemas jurídicos son esenciales para facilitar el comercio electrónico transfronterizo. Incluso en las regiones desarrolladas con cierto grado de armonización de la legislación, los distintos requisitos establecidos en la legislación nacional pueden obstaculizar dichas transacciones, por lo que sigue siendo necesaria una armonización legislativa con los instrumentos jurídicos internacionales.

Varios gobiernos tienen que asignar recursos suficientes para formular leyes en la materia, mientras que el siguiente reto que deben superar es hacer cumplir esas leyes, tanto a nivel nacional como en el caso de las transacciones transfronterizas.

Además, según el informe de la UNCTAD, la seguridad y la confianza son aspectos fundamentales para crear un entorno propicio para el comercio electrónico. Crece la preocupación por el aumento de la incidencia del ciberfraude y la vulneración de la confidencialidad de los datos, por lo que resulta necesaria una respuesta jurídica procedente en los planos nacional e internacional. El informe de la UNCTAD presenta un nuevo mapa mundial de la ciberlegislación en cuatro esferas: la ciberdelincuencia, las transacciones electrónicas, la protección del consumidor y la protección de la privacidad y los datos. En él se pone de manifiesto que la aprobación de ese tipo de leyes es, por lo general, corriente en los países desarrollados, pero muy insuficiente en muchas otras partes del mundo.

La proporción de países que han aprobado una ley es normalmente mayor en el caso de las transacciones electrónicas y menor en el caso de la protección de los consumidores en línea (véase el cuadro). Sin embargo, las pautas son diferentes según la región de que se trate. Por ejemplo, en América Central, 7 de cada 8 países han promulgado legislación de protección del consumidor, aunque más de la mitad de los países carecen de leyes en materia de protección de datos y ciberdelincuencia. La subregión donde se han aprobado menos leyes en materia de comercio electrónico es África Central, pues solo 2 de los 9 países situados en ella tienen leyes en materia de transacciones electrónicas, protección del consumidor en línea y protección de los datos, y solo 1 país ha aprobado leyes sobre la ciberdelincuencia.

Para responder con eficacia a la ciberdelincuencia se necesitan leyes, capacidad e infraestructura

La ciberdelincuencia es motivo de creciente preocupación para países con todo grado de desarrollo y afecta a la voluntad de los compradores y los vendedores de efectuar transacciones en línea. En la India, por ejemplo, crecen los fraudes en el comercio electrónico como la suplantación de identidad y las estafas. Sin embargo, solo se denuncian muy pocos casos y han sido pocas las condenas. Una encuesta realizada en 2011 a jóvenes profesionales de la India puso de manifiesto que 1 de cada 4 habían sido víctimas de un fraude de suplantación de identidad. En Europa, los fraudes en línea más comunes están relacionados con sitios web fraudulentos, automóviles usados y productos falsificados. Los delitos cometidos en Internet existen desde hace años, pero su número ha aumentado. De los diversos sectores comerciales, los comerciantes que utilizan plataformas móviles son los que están sufriendo mayores pérdidas por fraude en cuanto proporción de sus ingresos. Se trata de un problema especialmente difícil para los países donde los teléfonos móviles son el principal dispositivo utilizado para el comercio electrónico y los pagos conexos.

Según el informe de la UNCTAD, la legislación de lucha contra la ciberdelincuencia está experimentando una rápida expansión. En 2014, 117 países (de los que 82 son economías en desarrollo y en transición) habían promulgado legislación en la materia. Sin embargo, en más de 30 países no hay vigente ningún tipo de legislación contra la ciberdelincuencia (gráfico 1).

Sigue siendo un reto garantizar la compatibilidad internacional de las leyes sobre transacciones electrónicas

Una condición necesaria para realizar transacciones comerciales en línea es contar con una legislación en la materia que reconozca la equivalencia jurídica entre las formas de comercio basadas en documentos mercantiles y las electrónicas. Esa legislación ha sido aprobada por 145 países, de los que 104 son economías en desarrollo o en transición (gráfico 2). Si bien en 4 de cada 5 países de Asia y América Latina hay vigentes leyes de ese tipo, los países de África Oriental y Central están rezagados.

La compatibilidad internacional de las leyes sobre las transacciones electrónicas sigue siendo un reto. Por lo tanto, en el informe de la UNCTAD se señala que lo ideal sería que el reconocimiento jurídico de las firmas, los contratos y las pruebas electrónicas a nivel nacional se extendiese a los que proceden de otras jurisdicciones.

Los consumidores tienen que estar mejor protegidos cuando realizan compras en línea en otros países

A pesar de la importancia de la confianza de los consumidores para el comercio electrónico entre empresas y consumidores, muchas economías en desarrollo y en transición aún siguen sin tener leyes que protejan a los consumidores en línea (gráfico 3). Hasta en 73 países no fue posible obtener datos, lo que posiblemente es un indicio de que en ellos no se aborda plenamente la cuestión de la protección del consumidor. De los 119 países de los que se dispone de datos, 93 (de los que 58 son economías en desarrollo o en transición) han aprobado legislación de protección del consumidor en relación con el comercio electrónico. En lo que se refiere a las pautas regionales, el número de leyes de protección del consumidor es especialmente reducido en África.

El estudio de la UNCTAD también saca a relucir la necesidad de establecer organismos de protección del consumidor en muchos países o de fortalecer los ya existentes. Un intercambio de información más eficaz entre esos organismos también sería un factor facilitador del comercio electrónico transfronterizo.

La creciente importancia de la protección de los datos y la privacidad

Los datos personales se han convertido en el carburante que impulsa gran parte de la actividad comercial en Internet. Cada día en Internet se transmiten, almacenan y obtienen ingentes cantidades de información. Según Risk Based Security, en 2013 se denunciaron más de 2.100 incidentes, en los que quedaron desprotegidos unos 822 millones de registros. En aproximadamente el 60% de los incidentes se trató de un acto de piratería informática.

En 2014, en 107 países (de los cuales 66 eran economías en desarrollo o en transición) ya se había promulgado una legislación de protección de datos y de privacidad. En este ámbito, Asia y África se encuentran en situación similar: en menos del 40% de sus países ha entrado en vigor una ley en esta materia (gráfico 4).

Los resultados de los mapas mundiales de la ciberlegislación realizados por la UNCTAD se pueden consultar en la siguiente dirección de Internet: unctad.org/cyberlawtracker.

Cuadro 1 - Proporción de economías que han aprobado leyes de comercio electrónico pertinentes, por región (2014)

PR15004t1_sp.JPG
Fuente:UNCTAD.


Gráfico 1 - Mapa mundial de leyes contra la ciberdelincuencia (2014)
PR15004f1_en.jpg
Gráfico 2 - Mapa mundial de leyes sobre las transacciones electrónicas (2014)
PR15004f2_en.jpg



Gráfico 3 -Mapa mundial de leyes que regulan la protección del consumidor en línea (2014)
PR15004f3_en.jpg
Gráfico 4 - Mapa mundial de leyes de protección de los datos o la privacidad (2014)
PR15004f4_en.jpg
Fuente: UNCTAD.

Leyenda

Azul oscuro: países con leyes en vigor
Azul claro: países con proyectos de ley
Violeta: países sin legislación en la materia
Gris: países sobre los que no hay datos


End Notes
  1. La publicación (Nº de venta E.15.II.D.1, ISBN: 978-92-1-112887-1) puede obtenerse de la United Nations Publications Sales and Marketing Office, cuya dirección se indica a continuación, o de las oficinas de venta de las Naciones Unidas en todo el mundo. Sírvanse enviar los pedidos o consultas a: United Nations Publications Sales and Marketing Office, 300 E 42nd Street, 9th Floor, IN-919J, New York, NY 10017, Estados Unidos de América. Tel.: +1 212 963 8302, fax: +1 212 963 3489, correo electrónico: publications@un.org , https://unp.un.org


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press
Loading..

Please wait....