COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Los flujos de inversion hacia las economias en transición disminuirán en un 38% debido al COVID-19, según un informe de las Naciones Unidas

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
16 junio 2020, 07:00 en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2020/017
Ginebra, Suiza, (16 junio 2020)

Los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia las economías en transición del sudeste de Europa, la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y Georgia, muy afectados por la recesión económica causada por COVID-19, se prevé que disminuyan en alrededor del 38% en 2020. Estos flujos no se recuperarán antes de 2022, según el Informe sobre las inversiones en el mundo 2020 de la UNCTAD .

"La pandemia ha provocado una recesión en las economías en transición que afecta directamente a la IED orientada al mercado", dijo el Director de la División de Inversión y Empresa de la UNCTAD, James Zhan.

En los proyectos basados ​​en recursos naturales, las perspectivas se revisan a la baja a medida que la demanda de las materias primas se debilita y el precio del petróleo, una de las principales exportaciones de varias economías en transición (Azerbaiyán, Kazajstán, la Federación de Rusia, Uzbekistán), sigue deprimido, a pesar de los esfuerzos por resolver las tensiones de precios entre los principales productores de petróleo.

Los proyectos orientados a la exportación ubicados en zonas económicas especiales y que producen cadenas de valor globales en el sudeste de Europa y Moldavia también se ven fuertemente afectados. La situación podría resultar particularmente difícil para las cadenas de valor automotrices, en las que algunas filiales extranjeras han tenido que reducir o suspender sus operaciones.

Los anuncios de inversiones en nuevas instalaciones, un indicador clave de las intenciones de los inversores, ya estaban en una pendiente descendente en 2019 y están cayendo más en 2020. En el primer trimestre de 2020, el número de anuncios en la región disminuyó en un 44% en comparación con los niveles trimestrales promedio de 2019 (figura 1).

 

La caída de las entradas viene después de un auge 2019

Las entradas de IED a las economías en transición aumentaron considerablemente en 2019 (en un 59%, a 55 mil millones de dólares), debido a las mayores entradas en algunos grandes receptores, especialmente la Federación de Rusia, Ucrania y Uzbekistán (figura 2). Los flujos al resto de la región disminuyeron tenuemente (un 3%, a 19 mil millones de dólares).

La IED a la CEI y Georgia juntas aumentó en un 76% a 48 mil millones de dólares. En el sudeste de Europa, las entradas permanecieron prácticamente sin cambios en 7,2 mil millones de dólares (-3%).

En la Federación de Rusia, las entradas de IED aumentaron en un 140%, a 32 mil millones de dólares, después de dos años de disminución. Este valor todavía era aproximadamente un 40% más bajo que el nivel registrado en 2013, lo que indica una reversión temporal de la tendencia a la baja en años anteriores.

Serbia, el segundo mayor receptor de IED entre las economías en transición, experimentó un aumento del 4% en 2019, a 4,3 mil millones de dólares. La construcción (28%), el transporte (16%), el comercio (8%) y las TIC (5%) atrajeron proyectos importantes. Más de la mitad de la IED en 2019 se originó en la UE.

Los flujos de IED a Kazajstán, el tercer mayor receptor de IED entre estas economías, disminuyeron nuevamente en 2019, cayendo un 17%, a 3,1 mil millones de dólares. El mayor proyecto iniciado en el país fue una planta de carburo realizada por un productor químico chino. Estados Unidos, China y la Federación de Rusia fueron los principales países de origen.

En Ucrania, los flujos de IED aumentaron un 30%, a 3,1 mil millones de dólares, después de dos años de disminución. Las finanzas, las TIC, la minería, los bienes raíces y la electricidad y el gas atrajeron la mayor parte de la IED. Se informó que una parte significativa de la IED, estimada en aproximadamente un tercio del valor en 2019, fue inversión de ida y vuelta (en inglés roundtripping) del capital ucraniano a través de centros extraterritoriales.

Uzbekistán experimentó un aumento significativo en las entradas en 2019 (un aumento del 266% a 2.3 mil millones de dólares). Parte de las entradas estuvo relacionada con grandes proyectos en curso en petróleo y gas de Lukoil (Federación de Rusia).

Además, se inició una serie de proyectos en producción química, con empresas chinas, rusas, singapurenses, británicas y estadounidenses. En la industria textil y de la confección, las empresas chinas, alemanas, indias, coreanas, tailandesas y turcas iniciaron nuevos proyectos.

Las salidas continúan cayendo en la pandemia

Después de una disminución del 37 % en 2019 (a 24 mil millones de dólares), se espera que la IED de las economías en transición continúe disminuyendo en 2020 y 2021, ya que las recesiones económicas en las economías nacionales y los bajos precios del petróleo afectan las capacidades de las empresas multinacionales (EMN) de la región para invertir en el extranjero.

En 2020, las previsiones de ganancias de las empresas multinacionales rusas, que representan más del 90% de las salidas de IED de las economías en transición en la última década, se someten a varias revisiones a la baja. Este desarrollo limita la capacidad de las empresas multinacionales rusas para reinvertir sus ganancias, que representaron casi dos tercios de su IED saliente en 2019 y más de un tercio en los tres años anteriores.

Algunas industrias rusas se ven particularmente afectadas. Para 2020, se pronostica que la industria del petróleo y el gas, que representó una gran parte de la IED en la década anterior, perderá 9.8 mil millones de dólares en ganancias, debido a los bajos precios y el corte de producción de 2.5 millones de barriles por día bajo los términos de acuerdo del país con otros productores.

Las ganancias ya se redujeron en el primer trimestre del año en la mayoría de las industrias, y se espera que lo peor ocurra después. Fue a principios del segundo trimestre que el gobierno decretó un "período no laboral" de seis semanas a nivel nacional, cerrando aproximadamente el 30% de la economía rusa. Esa medida aceleró aún más la disminución de las ganancias corporativas.

Las empresas multinacionales rusas han sido y seguirán siendo cautelosas con respecto a la expansión extranjera, especialmente en las economías de mercados desarrollados, en las que se enfrentan a restricciones cada vez mayores en el acceso a las finanzas y la tecnología internacionales, así como a la adquisición de empresas.

El retiro de inversiones en países objetivo tradicionales fue compensado en parte por la inversión en nuevos mercados. Por ejemplo, las EMN rusas han iniciado varios proyectos en África, algunos de ellos respaldados por una iniciativa del gobierno ruso destinada a fortalecer los vínculos económicos con el continente (la primera Cumbre África-Rusia y el Foro Económico en 2019).

Figura 1 – Promedio trimestral de proyectos de inversión nuevos anunciados, 2019 y 1er trimestre 2020 (Número)

 PR20017f1_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020.

Figura 2 - Los 5 principales receptores de entradas de IED, 2018 y 2019 (miles de millones de dólares)

 PR20017f2_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press
Loading..

Please wait....