COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Las perspectivas de los flujos de inversión en las economías estructuralmente débiles son muy sombrías debido al COVID-19, dice un informe de las Naciones Unidas

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
16 junio 2020, 07:00 en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2020/016
Ginebra, Suiza, (16 junio 2020)

Las corrientes de inversión extranjera directa (IED) hacia las 83 economías estructuralmente débiles, vulnerables y pequeñas estarán particularmente expuestas a los efectos negativos de la pandemia de Coronavirus, lo que acentuará la marginación de estos países en las corrientes mundiales, según el Informe sobre las inversiones en el Mundo 2020 de la UNCTAD.

La afluencia de inversiones a los países menos adelantados (PMA),[1] los países en desarrollo sin litoral (PDSL)[2] y los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID)[3] en conjunto[4] representó sólo el 2,5 % del total mundial. Ahora se espera que esa fracción se erosione aún más.

"La pandemia amplifica las debilidades estructurales de estas economías, lo que induce a proyecciones de una importante disminución de la IED en 2020 y 2021", dijo el Director de la División de la Inversión y Empresa de la UNCTAD, James Zhan. "Todos los indicadores de resiliencia son bajos y todos los indicadores de vulnerabilidad son altos en este grupo de países, a pesar la heterogeneidad del tamaño, el nivel relativo de desarrollo y la ubicación geográfica de los mismos", advirtió.

Sin un impulso de la comunidad internacional, estos países seguirán al margen de los cambios estructurales de la economía y de la IED mundial.

Los países menos adelantados serán duramente golpeados

La pandemia y sus consecuencias económicas afectarán duramente a los 47 PMA. Las medidas sanitarias necesarias para controlar el COVID-19 dificultan la ejecución de proyectos de inversión en curso y anunciados.

Esto podría afectar al gran número de PMA que dependen en gran medida de los inversores extranjeros, tanto para la actividad industrial orientada a la exportación como para los proyectos de asociación público-privada en el desarrollo de la infraestructura.

Los PMA dependen por lo general de la inversión en recursos naturales, la cual se ve afectada negativamente por las perturbaciones de los precios del petróleo y de los productos básicos. Los PMA dependientes del turismo también verán una caída de la IED en esta industria.

A medida que la crisis se profundizó en el primer trimestre de 2020, se aceleró la disminución de la IED anunciada en nuevas instalaciones en los PMA. Las reducciones fueron de un 27% en número (figura 1) y casi 20% en valor con respecto a la media trimestral de 2019.

Los niveles en 2019 ya estaban un 12% por debajo de los de 2018, debido en gran medida a la caída en la generación de energía y en los proyectos de minería y canteras. La disminución de la IED aumentará los problemas económicos de los PMA y podría deshacer los modestos progresos realizados durante el decenio del Programa de Acción de Estambul (2011-2020).

 

Gráfico 1 – Promedio trimestral de proyectos anunciados de inversiones en nuevas instalaciones, 2019 y 1er trimestre de 2020 (Número)

PR20016f1_en.jpg


Fuente: UNCTAD, Informe mundial sobre las inversiones en el mundo 2020.

La caída en el 2020 se sumará a la disminución observada en el 2019 (-6% a 21 mil millones de dólares), lo que representa el 1,4% de la IED mundial. Los flujos de IED hacia los PMA asiáticos se redujeron por primera vez en ocho años en un 27 % a 8.600 millones de dólares, mientras que las de los PMA africanos aumentaron un 17 %, hasta un máximo de tres años de 12.000 millones de dólares. Muchas de las economías anfitrionas más grandes vieron una disminución importante de su IED.

La participación de la IED en los cinco principales beneficiarios (Camboya, Myanmar, Etiopía, Mozambique y Bangladesh) disminuyó en casi el 75 % en 2018 al 60 % del total de IED al grupo en 2019 (figura 2).

Figura 2: 5 principales receptores de entradas de IED, 2018 y 2019 (millones de dólares)

 PR20016f2_en.jpg

Fuente: UNCTAD Informe mundial sobre las inversiones en el mundo 2020.

Los países en desarrollo sin litoral que luchan económicamente

Los 32 PDSL están luchando con el impacto económico de la pandemia en las entradas de IED. Con el cierre de las fronteras, los vínculos de transporte con la economía mundial se han visto seriamente perturbados.

Los cierres fronterizos afectan desproporcionadamente a los vínculos comerciales y de inversión en estos países, ya que no pueden recurrir al transporte marítimo directo, el modo que se estima que usa un 80% del comercio mundial.

Las medidas de cierre de fronteras también obstaculizan los esfuerzos de integración regional, que han sido un factor importante que mitiga la desventaja de estar sin litoral, e interrumpen los corredores comerciales, el transporte terrestre y los esfuerzos de conectividad.

Durante el encierro se ha vuelto problemático enviar expertos a áreas mineras remotas en estos países, como por ejemplo la mina You Tolgoi en Mongolia.

En varios PDSL, el impacto del confinamiento en las cadenas de valor globales está causando una disminución de las operaciones orientadas a la exportación. Las interrupciones en las actividades de fabricación a lo largo de las cadenas de suministro están obstaculizando el abastecimiento de equipos y maquinaria. Esto afecta a muchos países menos adelantados, que dependen de equipos importados que deben cruzar varias fronteras terrestres.

La gravedad de la posible disminución de la IED hacia estos países se evidencia en la caída del número de anuncios de inversiones en nuevas instalaciones, uno de los indicadores clave de las intenciones de los inversores. En el primer trimestre de 2020, sólo hubo 40 proyectos, una disminución del 55% respecto a la media trimestral de 2019 (figura 3).

 

Gráfico 3 – Promedio trimestral de proyectos anunciados de inversión en nuevas instalaciones, 2019 y 1er trimestre de 2020 (Número)

 PR20016f3_en.jpg

Fuente: UNCTAD Informe mundial sobre las inversiones en el mundo 2020.

Estos acontecimientos negativos agravarán los efectos de dos años de disminución de la IED entrante, que en 2019 disminuyó un 1% a 22.000 millones de dólares, es decir, el 1,4% de las entradas mundiales de IED.

La inversión en los PSDL en transición demostró ser resistente al estancamiento. La IED en los PDSL africanos disminuyó moderadamente, mientras que los PDSL asiáticos y latinoamericanos experimentaron una recesión más pronunciada.

Los flujos hacia los PDSL se mantuvieron concentrados en unas pocas economías, y los cinco principales beneficiarios (Kazajstán, Etiopía, Mongolia, Uzbekistán y Turkmenistán) representaron el 57 % del total de la IED al grupo (figura 4).

 

Figura 4 – 5 principales receptores de entradas de IED, 2018 y 2019 (millones de dólares)

 PR20016f4_en.jpg

Fuente: UNCTAD Informe mundial sobre las inversiones en el mundo 2020.

 

Pequeños Estados insulares en desarrollo afectados desproporcionadamente

La crisis sanitaria y económica mundial afectará desproporcionadamente a las perspectivas de IED para los 28 PEID estructuralmente desfavorecidos. Las medidas que restringen el movimiento de personas puestas en marcha en muchas partes del mundo para controlar la propagación de la pandemia están afectando gravemente a estas economías ya frágiles.

Los PEID dependientes del turismo serán los más afectados. Los datos de IED anunciada en nuevas instalaciones para 2015-2019 sugieren que los proyectos de viajes, turismo y hospitalidad contribuyeron a más de la mitad del total de nuevas inversiones anunciadas en PEID.

La importancia de estos proyectos también es significativa para una economía relativamente menos dependiente del turismo, como Jamaica, donde los proyectos relacionados con el turismo representaron el 54 % del valor total de los proyectos de IED anunciados en los últimos cinco años.

Figura 5: Promedio trimestral de proyectos anunciados de inversión en nuevas instalaciones, 2019 y Q1 2020 (Número)

 PR20016f5_en.jpg

Fuente: UNCTAD Informe mundial sobre las inversiones en el mundo 2020

El primer trimestre de 2020 mostró signos de una contracción de los flujos de IED: 18% en el número (figura 5) y 28% en valor de los proyectos anunciados por debajo del valor medio trimestral en 2019.

Dada la gravedad de las revisiones de los ingresos a la baja por parte de las empresas multinacionales mundiales (EMN) en todas las industrias para el año fiscal 2020, la IED caerá no sólo en los proyectos relacionados con el turismo, sino también en las industrias como la generación de electricidad, las finanzas y las TIC, en las que algunos PEID dependen del capital extranjero.

La alta dependencia de los PEID de la IED por parte de grandes inversores de Europa y América del Norte, los cuales se vieron gravemente afectados por la pandemia, agrava la presión a la baja sobre las entradas de IED.

En 2019, los flujos de IED hacia los PEID aumentaron un 14% a 4.100 millones de dólares después de dos años de disminución, lo que representa el 0,3% de la IED mundial.

Los cinco principales receptores de IED (Jamaica, las Bahamas, las Maldivas, Mauricio y Fiji) atrajeron a casi dos tercios de todas las IED de este grupo, pero sólo dos (las Maldivas y Mauricio) registraron flujos más altos que en 2018 (figura 6).

 

 

Figura 6 – 5 principales receptores de entradas de IED, 2018 y 2019 (millones de dólares)

 PR20016f6_en.jpg

Fuente: UNCTAD Informe mundial sobre las inversiones en el mundo 2020.

 

[1] Afganistán, Angola, Bangladesh, Benin, Bután, Burkina Faso, Burundi, Camboya, República Centroafricana, Chad, Comoras, República Democrática del Congo, Yibuti, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Haití , Kiribati, la República Democrática Popular Lao, Lesotho, Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Mauritania, Mozambique, Myanmar, Nepal, el Níger, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Sierra Leona, Islas Salomón, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Timor-Leste, Togo, Tuvalu, Uganda, República Unida de Tanzania, Vanuatu, Yemen y Zambia.

[2] Afganistán, Armenia, Azerbaiyán, Bután, el Estado Plurinacional de Bolivia, Botswana, Burkina Faso, Burundi, República Centroafricana, Chad, Eswatini, Etiopía, Kazajstán, Kirguistán, República Democrática Popular Lao, Lesotho, Malawi, Mali, República de Moldavia, Mongolia, Nepal, Níger, Macedonia del Norte, Paraguay, Ruanda, Sudán del Sur, Tayikistán, Turkmenistán, Uganda, Uzbekistán, Zambia y Zimbabwe.

[3] Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Cabo Verde, Comoras, Dominica, Fiji, Granada, Jamaica, Kiribati, Maldivas, Islas Marshall, Mauricio, los Estados Federados de Micronesia, Nauru, Palau, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Seychelles, Islas Salomón, Timor-Leste, Tonga, Trinidad y Tobago, Tuvalu y Vanuatu.

[4] La categoría de los PMA se superpone en parte con la de los LLDC y los PEID. Hay 17 economías que son tanto PMA como LLDC y 7 que son PMA y PEID.


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press
Loading..

Please wait....