COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Los flujos de inversion extranjera directa hacia áfrica disminuirian despues de una caida en 2019, según un informe de las Naciones Unidas

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
16 junio 2020, 07:00 en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2020/014
Ginebra, Suiza, (16 junio 2020)

La tendencia a la disminución de la inversión extranjera directa (IED) en África se exacerbará significativamente en 2020 en medio de la conmoción dual de la pandemia de coronavirus y los bajos precios de las materias primas, especialmente el petróleo.

Se pronostica que los flujos de IED hacia el continente se contraerán entre el 25% y el 40% en función de las proyecciones de crecimiento del producto interno bruto (PIB), así como una serie de factores específicos de inversión, según el Informe de las inversiones en el mundo 2020 de la UNCTAD.

"Aunque se prevé que todas las industrias se verán afectadas, varias industrias de servicios, incluida la aviación, la hospitalidad, el turismo y el ocio, han sido impactadas significativamente, una tendencia que probablemente persista por algún tiempo en el futuro", dijo el Director de la División de Inversión d Empresa, James Zhan.

Las industrias manufactureras intensivas en cadenas de valor mundiales también se ven fuertemente afectadas, una señal de preocupación por los esfuerzos para promover la diversificación económica y la industrialización en África.

En general, existe una fuerte tendencia a la baja en el primer trimestre de 2020 para los anuncios de inversiones en nuevas instalaciones, aunque el valor de los proyectos (-58%) ha caído más severamente que su número (-23%) (figura 1).

Del mismo modo, a partir de abril de 2020, el número de proyectos de fusiones transfronterizas y adquisiciones dirigidos a África había disminuido un 72% con relación al promedio mensual de 2019 (figura 2).

 

Esperanza de recuperación

Sin embargo, dos factores distintos ofrecen esperanza para la recuperación de los flujos de inversión hacia el continente a mediano y largo plazo. El primero es el mayor valor asignado a los lazos económicos con el continente por las principales economías mundiales, promoviendo la inversión en infraestructura, recursos, pero también el desarrollo industrial.

Las inversiones de estos países, las cuales tienen diversos grados de respaldo político, a pesar de verse afectados por el impacto conjunto de COVID-19 y en cierto grado por los bajos precios de las materias primas, podrían ser relativamente más resistentes.

El segundo factor es la profundización de la integración regional debido al impulso que representa el inicio del Área de Libre Comercio Continental de África (AfCFTA), después de años de deliberación y la finalización esperada de su protocolo de inversiones.

A corto plazo, es de suma importancia reducir el grado de desaceleración de la inversión y limitar los costos económicos y humanos de la pandemia.

A largo plazo, diversificar los flujos de inversión hacia África y aprovecharlos para la transformación estructural sigue siendo un objetivo clave. Ambos objetivos requerirán una respuesta prudente, coordinada y oportuna de los países del continente.

La IED ya estaba en declive antes de la crisis

La crisis de COVID-19 llegó en un momento en que la IED ya estaba en declive, y el continente experimentó una caída del 10% en las entradas en 2019 a 45 mil millones de dólares.

Los efectos negativos del crecimiento tibio del PIB mundial y regional y la disminución de la demanda de las materias primas inhibieron los flujos hacia países con perfiles de inversión tanto diversificados como orientados a los recursos naturales por igual, aunque algunos países recibieron mayores entradas de grandes proyectos nuevos.

África del Norte

Las entradas de IED al norte de África disminuyeron un 11% a 14 mil millones de dólares, con entradas reducidas en todos los países, excepto Egipto, que siguió siendo el mayor receptor de IED en África en 2019, con entradas que aumentaron un 11% a 9 mil millones de dólares.

África Subsahariana y Meridional

Después de un aumento significativo en 2018, los flujos de IED a África subsahariana disminuyeron un 10% en 2019 a 32 mil millones de dólares.

África meridional fue la única subregión que recibió entradas más altas en 2019 (aumento del 22% a 4,4 mil millones de dólares), pero solo debido a la desaceleración en la desinversión neta de Angola.

Las entradas de IED a Sudáfrica disminuyeron un 15% a 4.6 mil millones de dólares en 2019, a pesar de las inversiones clave en minería, manufactura (automóviles, bienes de consumo) y servicios (finanzas y banca).

 

África Occidental

La IED a África occidental disminuyó un 21% a 11 mil millones de dólares en 2019. Esto se debió en gran medida a la fuerte disminución de la inversión en Nigeria debido a las nuevas regulaciones de inversión para las empresas multinacionales en la industria del petróleo y el gas.

África Oriental

Los flujos de IED hacia África Oriental también disminuyeron, en un 9% a 7.8 mil millones de dólares. Las entradas a Etiopía se contrajeron en un cuarto a 2.5 mil millones de dólares causadas en cierta medida por tensiones políticas en algunas partes del país.

Del mismo modo, las entradas a Kenia se redujeron en un 18% a 1.3 mil millones de dólares a pesar de varios proyectos nuevos en TI y atención médica.

África central

África central recibió 8.700 millones de dólares en IED, lo que representa una disminución del 7%. Lo más destacado en la subregión fue la disminución de los flujos hacia la República Democrática del Congo (9% a 1.5 mil millones de dólares).

Países Bajos superaron a Francia en cuanto a stock de inversión

Según data sobre el stock de inversión hasta 2018, los Países Bajos superaron a Francia como el mayor inversor extranjero en África.

El stock de inversión de los Estados Unidos y Francia en África disminuyó un 15% y un 5%, respectivamente, debido a la repatriación de beneficios y la desinversión. Mientras tanto, el stock de inversión del Reino Unido y China aumentó en un 10% cada uno.

Las salidas de IED también cayeron en 2019, en aproximadamente un tercio

Las salidas de IED de África disminuyeron en un 35% a 5,3 mil millones de dólares. Sudáfrica continuó siendo el mayor inversor externo a pesar de la reducción en las salidas de 4,1 mil millones de dólares a 3,1 mil millones.

Las salidas de Togo aumentaron significativamente, de solo 70 millones de dólares a 700 millones de dólares, un aumento de diez veces. En el norte de África, Marruecos también aumentó la IED hacia afuera a aproximadamente 1 mil millones de dólares de 800 millones en 2019 de dólares.

Figura 1 – Promedio trimestral de proyectos de inversión nuevos anunciados, 2019 y 1er trimestre 2020 (Número)

 PR20014f1_en.jpg

Fuente: UNCTAD, World Investment Report 2020.

Figura 2 – Promedio mensual de fusiones y adquisiciones transfronterizas, 2019 y enero- abril de 2020 (Número)

 PR20014f2_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020.

Figura 3 - Los 5 principales receptores de entradas de IED, 2018 y 2019 (miles de millones de dólares)

 PR20014f3_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press
Loading..

Please wait....