COMUNICADO DE PRENSA
Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
Un asunto de vida o deuda: Agencia de la ONU propone acuerdo mundial de deuda para evitar que la pandemia sanitaria ocasione un desastre economico en el mundo en desarollo

EMBARGO
El contenido del presente comunicado de prensa y del informe conexo no podrá ser citado ni resumido por la prensa, radio o televisión o por medios electrónicos antes de las
23 abril 2020, 17:00 en Ginebra

UNCTAD/PRESS/PR/2020/006
Ginebra, Suiza, (23 abril 2020)
  • Solo en 2020 y 2021, los desembolsos de los países en desarrollo destinados al pago de su deuda pública externa ascenderá a entre 2,6 and 3,4 billones de dólares
  • A pesar de las llamadas a la solidaridad internacional, el apoyo tangible brindado hasta el momento ha sido escaso
  • Se require de un organismo internacional para supervisar los programas de alivio de deuda para los países en desarrollo

La UNCTAD propone hoy una serie de medidas urgentes que se requieren para evitar una inminente crisis de deuda en los países en desarrollo, que ya están padeciendo las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

El organismo de comercio y desarrollo de la ONU publicó un informe que aboga por un acuerdo mundial de deuda para el mundo en desarrollo. El informe destaca la necesidad de actuar de manera decisiva para aliviar sustancialmente la carga de la deuda de los países en desarrollo, con el fin de liberar los recursos requeridos para afrontar la pandemia en expansión.

El 30 de marzo, la UNCTAD instó a adoptar un paquete de 2,5 billones de dólares para ayudar a los países en desarrollo a hacer frente a la crisis del coronavirus. Incluso previamente a la crisis del Covid-19, muchos de estos países se veían obligados de destinar altas y crecientes proporciones de sus ingresos fiscales para el pago de sus deudas, lo que implicaba un desplazamiento cada vez mayor presión de los gastos necesarios en partidas sanitarias y sociales.

“La comunidad internacional debería tomar medidas de manera urgente para aliviar la creciente presión financiera que el pago de la deuda ejerce sobre los países en desarrollo mientras se enfrentan el choque económico que conlleva el COVID-19,” indicó el Secretario-General de la UNCTAD Mukhisa Kituyi.

Carga de deuda insostenible

La pandemia del coronavirus golpea a las economías en desarrollo en un momento en que estos países ya habían estado lidiando desde hace varios años con cargas de deuda insostenibles, así como con crecientes necesidades en términos sanitarios y económicos.

Gráfico 1: Ratio del servicio de la deuda externa pública o con garantía pública sobre los ingresos gubernmentales, los 20 países en desarrollo con ratios más altos, 2018

PR20006_en_f1.JPG
Fuente: Cálculos de la secretaría de la UNCTAD a partir de datos de la base World Development Indicators (WDI), IMF World Economic Outlook (WEO), Economic Intelligence Unit database (EUI) y World Bank Quarterly External Debt Statistics (QEDS).

NB: algunos países del gráfico: Líbano, República Popular de Laos, Bielorrusia

Según el informe, los países en desarrollo cuentan en la actualidad con obligaciones de servicio de la deuda para la próxima década que se encuentran en niveles agobiantes. Solo en 2020 y 2021, los desembolsos destinados al pago de la deuda pública externa se estiman en casi 3,4 billones de dólares – entre 2 y 2,3 billones de dólares en los países en desarrollo de alto-ingreso, y entre 666 mil millones y 1,06 billones de dólares en los países de mediano- y bajo- ingreso, según el informe.

Gráfico 2: Planes de amortización para deuda pública externa, bonos y préstamos, todos los países en desarrollo, 2020 y 2021

(Billones de dólares corrientes estadounidenses)

PR20006_en_f2.JPG
Fuente: Cálculos de la secretaría de la UNCTAD a partir de datos de la base World Bank QEDS, IIF Global Debt Monitor, IMF Global Debt Database y World Bank Development Indicators. Nota: Los datos corresponden a la deuda soberana en el caso de los países de alto-ingreso, y a la deuda pública externa en el caso de los países de mediano- y bajo- ingreso.

NB: nombres en el gráfico: eje vertical: BILLONES de dólares

               Países en desarrollo de ingresos altos

               Países en desarrollo de ingresos medios y bajos

Las turbulencias financieras provocadas por la crisis han desencadenado salidas récord de los flujos de capital desde las economías emergentes, así como fuertes devaluaciones de las monedas de estos países, lo que implica un costo aun más alto de los pagos de servicio de la deuda.

“Las recientes llamadas a la solidaridad internacional apuntan en la dirección correcta” explica Richard Kozul-Wright, el Director de la División de Globalización de la UNCTAD que preparó el informe “pero hasta el momento no se ha visto suficiente apoyo tangible para los países en desarrollo mientras éstos buscan abordar los impactos inmediatos de la pandemia y sus consecuencias económicas.”

La UNCTAD trazó los 3 pasos claves que se requieren para traducir las llamadas a la solidaridad internacional en acciones concretas:

Step 1: Suspenciones temporales automáticas…

Con el fin de brindar un respiro a todos los países en desarrollo afectados por la crisis que solicitan abstenciones de pago de servicio de la deuda pública externa para liberar recursos. Las suspenciones, siempre que sean suficientemente duraderas y amplias, facilitarían una respuesta efectiva al choque del COVID-19 permitiendo mayores gastos en las áreas sanitarias y sociales en el futuro inmediato y ayudarían a un repunte económico post-crisis caracterizado por un crecimiento sostenible, con equilibrio en las cuentas fiscales y comerciales.

Step 2: Alivio de la deuda y programas de reestructuración …

Para asegurar que se aproveche del respiro logrado como un primer paso para reevaluar la sostenibilidad a más largo plazo de la deuda de los países en desarrollo, caso por caso.

El 13 de abril, el FMI perdonó los pagos de deuda que le debía los 25 países en desarrollo más pobres durante los próximos seis meses. Se estima que el monto de esta deuda perdonada se ubica en torno a los 215 millones de dólares. 

El 15 de abril, los líderes del Grupo de las 20 principales economías del mundo (G20) anunciaron la suspención del pago de servicio de la deuda de los 73 países más pobres desde mayo hasta el fin del año. 

Sin embargo, se requiere de manera urgente un conjunto de medidas más sistemáticas, transparentes y coordinadas de condonación generalizada de la deuda de los países en desarrollo, indica el informe. Específicamente, el informe sugiere la cifra de un billón de dólares como medida de condonación necesaria para evitar un desastre económico del mundo en desarrollo.

Step 3: Una autoridad internacional de deuda de los países en desarrollo …

Para tomar los primeros dos pasos, el informe de la UNCTAD propone establecer una Autoridad Internacional de Deuda de los Países en Desarrollo (IDCDA, por sus siglas en inglés) para supervisar la implementación y para sentar las bases institucionales y regulatorias de un marco internacional más permanente que guiaría las reestructuraciones de deuda soberana en el futuro.

Este proceso podría seguir el camino de la creación de una organización internacional autónoma a través de un tratado internacional entre Estados afectados. Asimismo, como complemento a dicho tratado es esencial establecer de manera rápida un órgano asesor de expertos que goce de total independencia de los intereses de los acreedores y deudores.

 


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Unidad de Comunicaciones e Información de la UNCTAD
T: +41 22 917 5828
T: +41 79 502 43 11
E: unctadpress@unctad.org
Web: unctad.org/press
Loading..

Please wait....