unctad.org | COVID-19 detiene el progreso en los Objetivos Globales
COVID-19 detiene el progreso en los Objetivos Globales
09 julio 2020
La publicación SDG Pulse 2020 de la UNCTAD muestra que el progreso hacia metas críticas de los objetivos de desarrollo sostenible se ha estancado en medio de la crisis del coronavirus.


La pandemia del coronavirus ha ocasionado que metas cruciales de desarrollo económico, social y ambiental se vuelvan inalcanzables, advirtió la UNCTAD el 8 de julio, cuando lanzó la edición 2020 de su reporte SDG Pulse.

SDG Pulse mide el progreso en diversos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. En su actualización anual más reciente, esta publicación en línea muestra que la pobreza, desigualdad, crisis climática, producción no sostenible y otros desafíos apremiantes para el desarrollo requieren una acción incluso más urgente debido a COVID-19.

En 2015, más de 150 líderes de todo el mundo aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU. Ahora solo quedan diez años para alcanzar estos objetivos de desarrollo.

"A pesar de COVID-19, a pesar del confinamiento, a pesar de las medidas que nos obligaron a trabajar desde casa, fue muy importante para nosotros publicar SDG Pulse a tiempo", mencionó Steve MacFeely, jefe de estadística de la UNCTAD.

"Los desafíos de desarrollo que el mundo enfrenta no se detuvieron ni desaparecieron, por lo que es importante que sigamos informando sobre el progreso de la Agenda 2030 y el importante papel que desempeña la UNCTAD en esa travesía", dijo MacFeely.

Impacto de gran alcance de la pandemia

El reporte de este año no es una actualización ordinaria, ya que el alcance de COVID-19 es evidente en todo el informe.

El impacto es evidente en el comercio internacional de bienes, para el cual la UNCTAD proyecta una caída de 29% en el segundo trimestre de 2020 con respecto al mismo trimestre del año pasado. La organización también pronostica una caída del 20% en el comercio de mercancías para todo el año.

Por ejemplo, la meta 17.11 de los ODS busca aumentar significativamente las exportaciones de los países en desarrollo y, en particular, duplicar la participación de los países menos adelantados (PMA) en las exportaciones mundiales en 2020. Aunque los PMA habían logrado un crecimiento modesto en su cuota de mercado, COVID-19 probablemente ha empujado la meta fuera de su alcance.

Participación de los países menos adelantados en las exportaciones mundiales

Figure 1
Fuente: SDG Pulse
 

Tendencias del comercio de bienes y servicios en las economías en desarrollo

Figure 2
Fuente: SDG Pulse
 

Otro resultado presentado en el reporte de este año es la caída récord de 5% en las emisiones de dióxido de carbono, en comparación con el mismo período en 2019, inducida por el coronavirus. Sorprendemente, incluso una disminución de esta magnitud no sería suficiente para alcanzar el objetivo más débil establecido por el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Las emisiones globales deben reducirse en casi un 8% cada año durante la próxima década para que el mundo alcance el objetivo de 1.5°C del acuerdo climático. La proporción de esa tarea ha sido puesta al descubierto por COVID-19.

Emisiones de gases de efecto invernadero y objetivos de reducción (Gt de CO₂e)

Figure 3
Fuente: SDG Pulse
 

COVID-19 desde un punto de vista estadístico

La sección "In Focus" del reporte de este año analiza COVID-19 desde una perspectiva estadística, examinando los desafíos de medición asociados con la pandemia, las diferentes medidas adoptadas por los gobiernos y el impacto en el empleo bajo una perspectiva de género.

"Si bien analizamos los impactos de COVID-19 a lo largo de todo el informe, también exploramos la problemática de medición y las implicaciones para las estadísticas", añadió MacFeely.

La actualización del reporte también destaca los impactos en las estadísticas globales de manera más general, discutiendo cómo las estadísticas oficiales han tenido que adaptarse rápidamente. El reporte también estudia los riesgos de privacidad asociados con las aplicaciones de rastreo del virus.

“Los gobiernos y el público se enfrentan a un dilema. La tecnología puede usarse para rastrearnos durante la pandemia", precisó MacFeely. "Pero esa misma tecnología también puede usarse para mantener el rastreo después. Después de sacar el corcho de una botella, es casi imposible volver a colocarlo. El poder que esto tendría para controlar una población es aterrador”.


Loading..

Please wait....