Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
UNCTAD/PRESS/PR/2021/007
Algunos países en desarrollo bien situados en tecnologías de frontera, pero la mayoría se queda atrás - informe de la ONU
  • Las tecnologías de frontera representan un mercado de 350.000 millones de dólares, que para 2025 podría crecer hasta superar los $350 billones de dólares. Las economías más preparadas para estas tecnologías de rápida evolución se encuentran en América del Norte y Europa, mientras que las menos preparadas están en el África subsahariana y otras regiones en desarrollo.

Geneva, Suiza, 25 febrero 2021

Unos pocos países en desarrollo muestran una mayor capacidad para utilizar, adoptar y adaptar las tecnologías de vanguardia de lo que sugiere su PIB per cápita, pero la mayoría están rezagados, según un índice de 158 países recogido en el Informe sobre Tecnología e Innovación 2021 de la UNCTAD, publicado el 25 de febrero.

Las tecnologías de frontera son aquellas que aprovechan la digitalización y la conectividad. Incluyen la inteligencia artificial (IA), el internet de las cosas, el big data, el blockchain, el 5G, la impresión 3D, la robótica, los drones, la edición de genes, la nanotecnología y la energía solar fotovoltaica.

"Las tecnologías de frontera están redefiniendo nuestro mundo, especialmente nuestro futuro post-pandémico", dijo Shamika N. Sirimanne, directora de la división de tecnología y logística de la UNCTAD.

La Sra. Sirimanne dijo que, a pesar de algunas realidades negativas asociadas a estas tecnologías, como su potencial para empeorar la desigualdad, ampliar la brecha digital y perturbar la cohesión sociopolítica, podrían ser transformadoras para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

El informe proporciona un "índice de preparación de los países" que evalúa el progreso de los países en el uso de las tecnologías de vanguardia, teniendo en cuenta sus capacidades nacionales relacionadas con la inversión física, el capital humano y el esfuerzo tecnológico.

Califica a los países en función de su preparación para las tecnologías de vanguardia sobre la base de cinco elementos: Despliegue de las TIC, competencias, investigación y desarrollo (I+D), actividad industrial y acceso a la financiación.

Países con mejores resultados

El índice destaca a los países en desarrollo que obtienen mejores resultados en las tecnologías de vanguardia de lo que sugiere su PIB per cápita (Cuadro 1). El exceso de rendimiento se mide como la diferencia entre la clasificación real del índice y la clasificación estimada en función de la renta per cápita.

El país que más supera su posición estimada es la India, cuya clasificación real en el índice fue de 43, mientras que la estimada en función de la renta per cápita fue de 108. Por lo tanto, la India obtuvo un exceso de rendimiento de 65 posiciones en la clasificación. Le sigue Filipinas, que obtuvo un rendimiento superior en 57 posiciones.

¿Cómo superaron los países atípicos las expectativas? China, en la posición 25, y la India obtienen buenos resultados en materia de I+D. Esto refleja su abundante oferta de recursos humanos calificados y altamente capacitados, disponibles a un coste comparativamente bajo. También tienen grandes mercados locales, que atraen la inversión de las empresas multinacionales. En China, el progreso es en parte una recompensa por gastar el 2% del PIB en I+D.  

Filipinas ocupa un lugar destacado en el ranking de la industria, lo que refleja los altos niveles de inversión extranjera directa en la fabricación de alta tecnología, sobre todo en la electrónica. Las empresas multinacionales se sienten atraídas por las fuertes cadenas de suministro del país y la sólida base de fabricación de piezas. Filipinas también cuenta con políticas favorables a las empresas, junto con una mano de obra cualificada y bien formada y una red de zonas económicas.

En general, sin embargo, los cinco países en desarrollo con mejores resultados tienen una clasificación más baja en cuanto a conectividad y competencias en materia de TIC. Este inconveniente es válido para el conjunto de los países en desarrollo.  

Tabla 1. Los países con mayor rendimiento en relación con el PIB per cápita, ganan posición en el ranking

PR21007t1_en

Los mejores resultados globales

Según el índice, Estados Unidos, Suiza y el Reino Unido son los países mejor preparados para las tecnologías de vanguardia (cuadro 2). La mayoría de los países mejor preparados son de Europa, excepto la República de Corea, Singapur y Estados Unidos. Algunas economías en transición, como Rusia, también obtienen buenos resultados en el índice.

Los países con mejores resultados globales tienen un rendimiento bien equilibrado en todos los componentes del índice y suelen estar asociados a un alto nivel de innovación y de PIB.

Tabla 2: Preparación para las tecnologías de fronteras, países seleccionados

PR21007t2_en

 

Cómo pueden reducir distancias los países en desarrollo

Para reducir distancias y avanzar, la UNCTAD insta a los países en desarrollo a que adopten tecnologías de vanguardia y sigan diversificando sus bases de producción mediante el dominio de muchas tecnologías existentes. Según el informe, estos países deben reforzar sus sistemas de innovación, ya que la mayoría de ellos son débiles y propensos a fallos sistémicos y deficiencias estructurales.

"Para absorber estas tecnologías es necesario un enfoque integral del gobierno, en lugar de trabajar en silos", dijo Sirimanne.

Según Sirimanne, los países en desarrollo también deberían alinear las políticas de ciencia, tecnología e innovación (CTI) con las políticas industriales. "Las nuevas tecnologías pueden revitalizar los sectores productivos tradicionales y acelerar la industrialización y la transformación estructural de la economía", añadió.

La UNCTAD también pide a los gobiernos que recurran a diversos actores que puedan ayudar a crear sinergias entre la CTI y otras políticas económicas: industriales, comerciales, fiscales, monetarias y educativas. El Estado, la industria y los sindicatos deberían colaborar para optimizar el potencial de estas tecnologías para acelerar la productividad.

En este sentido, las evaluaciones de las políticas de CTI de la UNCTAD pueden ayudar a los gobiernos a integrar las políticas de CTI en sus estrategias nacionales de desarrollo, al tiempo que trabajan para alcanzar los ODS.

El informe también insta a los responsables políticos a ayudar a las personas a adquirir las habilidades y competencias digitales necesarias para adoptar y adaptar las tecnologías de vanguardia a las bases de producción existentes en sus países.

Los gobiernos también deberían tratar de conectar a todo el mundo en línea, centrándose en los más rezagados, ya que las tecnologías de vanguardia exigen una mayor digitalización y conectividad. Deberían ofrecer incentivos y subvenciones no sólo para el acceso a Internet, sino también para los dispositivos a través de los cuales la gente se conecta.