Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
UNCTAD/PRESS/PR/2020/013
La inversión extranjera directa a américa latina disminuiría a la mitad en 2020, según un informe de las Naciones Unidas

Geneva, Suiza, 16 Junio 2020

Se espera que los flujos de inversión hacia América Latina se reduzcan a la mitad en 2020 de los 164 mil millones de dólares recibidos el año pasado, según el Informe sobre las inversiones en el mundo 2020 de la UNCTAD.

"La pandemia combina un malestar político y social con debilidades estructurales, empujando a las economías de la región a una profunda recesión y exacerbando los desafíos para atraer inversión extranjera." dijo el Director la División de la Inversión y Empresa de la UNCTAD, James Zhan.

Él además explicó que el choque tendría un impacto diferente en todos los sectores, donde las materias primas, el turismo y el transporte se encuentran entre los más gravemente afectados.

Los precios bajos del petróleo y las materias primas perjudicarán a la inversión en las principales economías de América del Sur - Colombia, Brasil, Argentina, Chile y Perú - que dependen de la inversión extranjera directa (IED) en las industrias extractivas.

Otras economías, especialmente las del Caribe, se verán fuertemente afectadas por el colapso del turismo y la interrupción de la inversión en el sector de viajes y ocio.

En la industria manufacturera, las actividades automotrices y textiles, dos sectores importantes de la región, están sufriendo choques simultáneos de oferta y demanda. América Central y el Caribe podrían ver nuevas inversiones internacionales para expandir la producción de equipos médicos.

Disminución en proyectos de inversión en nuevas instalaciones

Los primeros indicadores muestran una disminución del 36 % en el número de anuncios de inversión en nuevas instalaciones en el primer trimestre de este año (figura 1). Sin embargo, esta sigue siendo una proyección conservadora, ya que la mayor parte del impacto en los proyectos será evidente a partir de abril, después que empezaron las medidas de confinamiento alrededor del mundo, como lo demuestra la tendencia de los acuerdos transfronterizos.

El número de adquisiciones extranjeras en la región disminuyó cada mes con respecto al número promedio en 2019 para eventualmente caer un 78 % en abril (figura 2).

Más allá de los efectos específicos de la industria, un impacto automático de la crisis en la IED es a través del ajuste de los márgenes para las reinversiones. Las medidas de confinamiento, la caída de la demanda y el acceso limitado al comercio (tanto para las importaciones de insumos como para las exportaciones) están empujando a las empresas hacia pérdidas considerables.

Desde principios de febrero, las principales empresas de la región revisaron a la baja sus expectativas de ganancias para el año fiscal 2020 en más de un 50 %, más que las empresas de otras regiones.

Para las principales economías receptoras de la región, las ganancias reinvertidas representan más de un tercio de las entradas, y para algunos destinos importantes como México, Argentina, Panamá y Costa Rica, representan más de la mitad.

Las pérdidas significativas en las filiales extranjeras con sede en la región implican directamente una caída en las entradas de IED.

Figura 1 - Promedio trimestral de proyectos anunciados de inversión en nuevas instalaciones, 2019 y 1er trimestre 2020 (Número)

 PR20013f1_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020.

Figura 2 – Promedio mensual de fusiones y adquisiciones transfronterizas, 2019 y 2020, enero-abril (Número)

 PR20013f2_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020.

En el mediano plazo, las implicaciones de la pandemia para los flujos de IED a la región dependerán de la severidad de la contracción económica y la velocidad de la recuperación.

Mientras que muchos países en otras regiones están comenzando a flexibilizar las medidas de confinamiento, muchos en América Latina y el Caribe todavía están en una pendiente ascendente de contagio, algunos de ellos al comienzo de su invierno; esto podría prolongar la crisis de salud y la lucha económica relacionada.

Las economías de la región se ven fuertemente afectadas por la desaceleración de la demanda mundial, en particular de sus socios comerciales, especialmente China y los Estados Unidos.

Entradas en 2019

En 2019, la IED en América Latina y el Caribe aún creció un 10 % a 164 mil millones de dólares, impulsada por el aumento de los flujos a Brasil, Chile y Colombia.

Brasil registró un aumento del 20 % a 72 mil millones de dólares, con inversores atraídos por las industrias de extracción de petróleo y gas y electricidad y respaldados por un programa de privatización (figura 3).

En Colombia, las entradas de IED aumentaron un 26% a 14 mil millones de dólares, principalmente en industrias extractivas. Los flujos hacia Chile aumentaron un 63% a 11 mil millones de dólares en 2019, sostenidos por la inversión en servicios públicos, minería y servicios. En Perú, los flujos aumentaron un 37 % a 8.9 mil millones de dólares, impulsados ​​por los servicios no financieros.

En México, la caída de los flujos a las industrias automotriz y de generación de energía condujo a una disminución del 5 % en los flujos a 33 mil millones de dólares.

En Costa Rica, las entradas de IED aumentaron un 13 % a 2.5 mil millones de dólares en 2019, impulsadas por la inversión en zonas económicas especiales.

En el Caribe, los flujos hacia la República Dominicana, el mayor receptor de la subregión, aumentaron en un 19 % a 3 mil millones de dólares, impulsados ​​por las inversiones en las industrias de telecomunicaciones y energía.

Las salidas crecieron a 42 mil millones de dólares, sostenidas por flujos intrarregionales y una reducción de las salidas negativas que afectaron los totales en años anteriores.

Los mayores incrementos se registraron en Brasil, México y Chile. Las empresas brasileñas, en particular, parecen haber suspendido su práctica de recaudar fondos a través de filiales extranjeras para financiar operaciones en el país, debido a la caída de la tasa de interés interna.

 

Figura 3 - Entradas: las 5 principales economías, 2018-2019 (miles de millones de dólares)

 PR20013f3_en.jpg

Fuente: UNCTAD, Informe sobre las inversiones en el mundo 2020.