Las políticas discriminatorias son la causa de una nueva recesión en el territorio palestino ocupado, según un informe de la UNCTAD


Para el uso de los medios de información - No es un documento oficial
UNCTAD/PRESS/PR/2015/027
Las políticas discriminatorias son la causa de una nueva recesión en el territorio palestino ocupado, según un informe de la UNCTAD

Geneva, Suiza, 1 septiembre 2015

El informe de la UNCTAD sobre la asistencia al pueblo palestino afirma que, con un crecimiento económico negativo de  0,4% en 2014, la economía del Territorio Palestino Ocupado registró su primera recesión desde 2006 y una caída de los ingresos per capita por segundo año consecutivo. El deterioro de la situación obedece casi exclusivamente a una serie de políticas económicas impuestas al Territorio Palestino Ocupado.

El informe revela que en los primeros cuatro meses de 2015, Israel retuvo casi 700 millones de dólares de los Estados Unidos de ingresos aduaneros palestinos, provenientes de los impuestos sobre las importaciones al Territorio Palestino Ocupado, lo que agrava la crisis fiscal de la Autoridad Nacional Palestina, en nombre de la cual Israel recauda esos ingresos.

Desde 1997, Israel ha retenido los ingresos aduaneros palestinos en seis ocasiones, por un período total de cuatro años y un mes, y por valor de 3.000 millones de dólares. Estos equivalen al 75% de los ingresos fiscales y representan la principal fuente de ingresos públicos palestinos. Además, Israel no paga intereses por el dinero que no transfiere a la Autoridad cuando retiene los ingresos aduaneros de Palestina, que ascienden a cientos de millones de dólares.

En 2014, el desempleo en el Territorio Palestino Ocupado aumentó un 3%, hasta alcanzar el 30%. La inseguridad alimentaria también ha llegado a niveles históricamente altos, y uno de cada tres hogares en el Territorio Palestino Ocupado encuentra dificultades para conseguir alimentos, según el informe.

Según indica el informe, el creciente número de asentamientos israelíes en la Ribera Occidental contribuye al declive de la economía palestina. Tan solo en la zona C (el 61% de la Ribera Occidental), el número de colonos se ha cuadruplicado desde 1994, hasta rebasar los 340.000 y superar en número a los palestinos.

Hacia el final de 2014, la circulación de personas y bienes palestinos en la Ribera Occidental se vio obstaculizada por 490 barreras instaladas por Israel, incluidos puestos de control, bloqueos de carreteras, zanjas y la Barrera de Separación, que redefine unilateralmente las fronteras de la Ribera Occidental más allá de la Línea Verde internacionalmente reconocida.

Los altos costos y la imprevisibilidad impulsados por múltiples restricciones a la circulación de la población palestina subvierten la inversión real y potencial de las empresas de exportación, así como de las que producen o cultivan para el mercado interno, y exacerban la dependencia del Territorio Palestino Ocupado de las importaciones (principalmente de Israel) financiadas con la ayuda de los donantes.

El informe subraya que, contrariamente a las afirmaciones de algunos observadores, la eficacia de la ayuda de los donantes se ha visto socavada por la ocupación, no por la mala coordinación de los donantes o por la insuficiencia de las políticas de la Autoridad Nacional Palestina. La carga de las crisis humanitarias y las pérdidas fiscales relacionadas con la ocupación han arraigado y agravado la crisis fiscal de la Autoridad Nacional Palestina y desviado hacia intervenciones humanitarias la ayuda de los donantes destinada al desarrollo.

Las multas y las altas tasas de interés que Israel impone a la Autoridad Nacional Palestina ante cualquier retraso en los pagos de las facturas de electricidad, el agua y las aguas residuales son otro de los factores reconocidos en el informe como causa de tensiones fiscales.

El informe concluye que las perspectivas para el resto de 2015 son sombrías, debido a la incertidumbre política, la disminución de las ayudas y la lentitud de la reconstrucción de Gaza.


Asistencia de la UNCTAD al pueblo palestino

Durante el período que se examina, la UNCTAD ha seguido trabajando en colaboración con diversos interesados y beneficiarios en la facilitación del comercio palestino y en la reintegración de la economía palestina con las economías regionales y la mundial. Además, la UNCTAD ha seguido llevando a cabo estudios orientados a la política sobre diversos aspectos del desarrollo económico de Palestina, y ofreciendo capacitación y servicios de asesoramiento con el fin de fomentar la capacidad humana e institucional palestina para facilitar el desarrollo económico del Territorio Palestino Ocupado.

A principios de 2015, la UNCTAD concluyó con éxito la ejecución de un proyecto de desarrollo de la capacidad para facilitar el comercio palestino. El proyecto aumentó los conocimientos del Consejo Palestino de Cargadores y de los profesionales de los sectores público y privado acerca de las mejores prácticas de facilitación del comercio, y propició economías en la cadena de suministro.

El informe: http://unctad.org/meetings/es/SessionalDocuments/tdb62d3_es.pdf