Aumentando los ingresos y reduciendo la vulnerabilidad de los productores de maíz en Laos

24 noviembre 2020
News

Un estudio reciente de UNCTAD identifica tres formas en las cuales pequeños productores agrícolas de dicha nación del Sudeste Asiático sin litoral marítimo pueden aumentar sus ingresos.

El arroz es el producto agrícola estrella en la República Democrática Popular de Laos, pero el gobierno ha puesto la producción sustentable de otro cultivo, el maíz,  en el centro de su estrategia de desarrollo socio-económico.

La creciente demanda de carne en el sudeste asiático, debido al alza progresiva de los ingresos de la población, ha creado un floreciente mercado regional para los piensos compuestos, de los cuales el maíz es un componente clave. Localizado entre China, Tailandia y Vietnam, Laos se encuentra idealmente ubicado geográficamente para beneficiarse de dicha situación, de acuerdo con un  estudio reciente de UNCTAD que arroja una nueva perspectiva sobre la cadena de valor del maíz en dicho país sin litoral marítimo.

Al ser el segundo producto agrícola en términos de superficie plantada en Laos, el maíz tiene una gran importancia  en términos de ingresos en un país donde casi un cuarto de la población es pobre, y donde la tasa de pobreza es cuatro veces mayor en áreas rurales que en áreas urbanas.

El estudio,  Analizando la cadena de valor del maíz para la exportación en la República Democrática Popular de Laos (disponible en idioma inglés) propone medidas de política que podrían contribuir a aumentar los ingresos de los productores de maíz del país, apoyando así los esfuerzos de las autoridades y de sus socios para el desarrollo por reducir la pobreza.

“Si bien distintos estudios pasados han analizado como mejorar producción sustentable de maíz en Laos, muy pocos trabajos de investigación han analizado como apoyar a los productores y comerciantes de maíz para aprovechar mejor las oportunidades que genera la exportación”, indica el economista de UNCTAD Rodrigo Cárcamo.  

“Sin embargo, ésta es una pieza crucial de la estrategia para la reducción de la pobreza, puesto que es necesaria para crear empleo y fortalecer el crecimiento económico en el país”.

Tres factores claves impactan sobre los ingresos

El estudio se basa sobre datos obtenidos por un estudio de campo implementado entre mayo y junio de 2019, el cual entrevistó mas de 180 productores y 165 comerciantes agrícolas en tres provincias: Xiengkhuang en el nordeste y Xayaboury y Oudomxay en el noroeste, donde la pobreza está muy extendida.

El autor identificó tres factores claves, adicionalmente a la ubicación geográfica, que impactan sobre los ingresos de los productores agrícolas, los cuales ganan más dinero si venden su maíz en grano en lugar de venderlo en el marlo, si son miembros de una cooperativa, y si enfrentan menores restricciones financieras.

El Sr. Cárcamo, quien es el autor del reporte, explica que “enfrentar menores restricciones financieras” significa que un productor tiene acceso a instalaciones de almacenamiento y que no toma crédito de comerciantes agrícolas para la compra de insumos tales como semillas o fertilizante.  

“Nuestro análisis sugiere que los factores que hemos identificado tienen efectos importantes sobre el sustento de los productores agrícolas”, indica.

Por ejemplo, aquellos productores que vendieron maíz en grano ganaron en promedio $41 más que aquellos que lo vendieron en el marlo. Dado que los productores encuestados para el estudio vendieron en promedio casi 16 toneladas de maíz por año, esto implica ingresos adicionales de $655 cada año.

“Eso es mucho dinero cuando se considera que el productor de maíz promedio en el grupo estudiado gana $3,622 por año”, dijo el Sr. Cárcamo.

El reporte también muestra que aquellos productores agrícolas miembros de cooperativas ganan casi $21 más por tonelada que los no miembros, controlando por los otros factores estudiados.

“Las cooperativas les permiten a los productores agrícolas adquirir insumos a menor precio, y pueden ayudarlos a tener acceso al crédito”, dice el Sr. Cárcamo. “Pero lo más importante es que les otorgan a los productores agrícolas mayor poder de negociación frente a los comerciantes agrícolas locales al momento de vender su cosecha”. 

El estudio indica que muchos productores agrícolas en Laos venden su maíz poco después de la cosecha, porque necesitan el dinero inmediatamente o porque no tienen acceso a instalaciones de almacenamiento adecuadas. Esto es desafortunado, porque pueden obtenerse mayores precios vendiendo el maíz luego de almacenarlo. 

“El almacenamiento idóneo del maíz seco reduce el riesgo de daños por parte de pestes y hongos y, como la participación en una cooperativa, le otorga a los productores agrícolas mayor capacidad de negociación con los compradores”, indica el Sr. Cárcamo. “Desafortunadamente, casi un cuarto de aquellos productores relevados para el estudio, no tienen acceso a instalaciones de almacenamiento”.

Otro hallazgo importante del estudio es que los productores agrícolas que reciben insumos de los comerciantes agrícolas ganan en promedio entre $6 y $8 menos por tonelada de maíz. Esto se debe a que obtuvieron insumos como semillas a crédito – a una tasa de interés promedio de 2.5% mensual según el estudio – y deben repagarlos en maíz al momento de vender su cosecha al comerciante agrícola.

El autor llega a conclusión de que mejorar el acceso al financiamiento incrementaría la capacidad de los productores agrícolas por retener su maíz luego de la cosecha.

Implicancias de política

El estudio plantea interrogantes acerca de cuáles son los factores que actualmente restringen el acceso al financiamiento rural en Laos.

“Los resultados del estudio confirman la importancia de las cooperativas y de promover el acceso de los productores agrícolas al crédito que necesitan para invertir en bienes de capital, tales como instalaciones de depósito, y para la compra de insumos en el mercado”, dice el Sr. Cárcamo.

“Obtener la información necesaria para identificar los factores que restringen el acceso al crédito rural en el país será clave para el diseño de medidas de política efectivas”.

El estudio fue implementado como parte de un proyecto de UNCTAD que ayuda a países en desarrollo dependientes de los productos básicos y sin litoral marítimo a integrarse en cadenas de valor regionales e internacionales.

“El proyecto traerá varios beneficios al sector del maíz de la República Democrática Popular de Laos, contribuyendo al futuro diseño, implementación y evaluación de medidas de política en ese área”, indica Xaysomphet Norasingh, director general del Departamento de Promoción del Comercio del Ministerio de Industria y Comercio.

Y añade: “Las mejoras en la disponibilidad de datos, así como el análisis cuantitativo de la cadena del valor del maíz para la exportación, son muy importantes para promover el desarrollo del sector en el país”.

Adicionalmente al maíz en Laos, el proyecto analiza las cadenas de valor para la exportación del café tostado en Etiopía, la carne roja en Mongolia y las frutas secas en Uzbekistán.