¿De qué manera puede la cooperación comercial contribuir a la lucha contra la contaminación por plásticos?

03 septiembre 2021

El 75% de todo el plástico que se ha producido en la historia ha acabado convirtiéndose en basura, por lo que los países están estudiando cómo utilizar las políticas y las negociaciones multilaterales de comercio y desarrollo en la lucha contra la contaminación por plásticos.

News

La economía mundial dependiente del plástico genera grandes volúmenes de residuos plásticos. © Pixabay/Hans Braxmeier

La cooperación en materia de comercio es fundamental para los esfuerzos mundiales en la lucha contra la contaminación por plásticos, uno de los problemas medioambientales más evidentes y persistentes de la actualidad.

Este fue el mensaje de varios oradores en un evento de alto nivel organizado por la UNCTAD, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Foro sobre Comercio, Medio Ambiente y los ODS y Ecuador este 2 de septiembre.

El evento destacó dónde y cómo el comercio y las políticas comerciales son relevantes para la contaminación por plástico, y la necesidad de fortalecer los esfuerzos y la cooperación internacional para hacer frente a esta fuente de contaminación, incluso a través de un nuevo tratado mundial propuesto en el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

"El plástico está en todas partes. Es un gran negocio multifacético", dijo la Secretaria General Interina de la UNCTAD, Isabelle Durant. "El comercio mundial de plásticos tiene un valor de al menos 1 billón de dólares, y prácticamente todos los países están implicados".

La economía mundial dependiente de los plásticos genera grandes volúmenes de residuos. En 2020, estos residuos de plástico ascendieron a 367 millones de toneladas métricas, de las cuales entre 8 y 12 millones acabaron en los océanos.

Alrededor del 75% de todo el plástico que se ha producido en la historia se ha convertido en basura, una tendencia que puede continuar si no se ponen en marcha medidas para reducir, sustituir, recoger, reciclar y eliminar de forma sostenible los plásticos con una normativa homogénea a nivel mundial.

Las políticas comerciales pueden ser vehículos de cambio

Durant, La Secretaria Interina de la UNCTAD, dijo que la cooperación en materia de comercio puede desempeñar un papel importante en la lucha contra la amenaza de la contaminación por plásticos, ya que "el comercio se produce en cada paso del ciclo de vida de los plásticos; desde los insumos de combustibles fósiles, hasta los productos intermedios, los productos finales e incluso en los residuos".

La ponente explicó cómo las políticas y las negociaciones de comercio y desarrollo pueden ser vehículos esenciales para el cambio en la lucha contra la contaminación por plásticos.

"Las normas comerciales multilaterales deben garantizar que las regulaciones nacionales, las prohibiciones, los impuestos y otros mecanismos destinados a abordar la contaminación por plásticos se establezcan de manera justa, no discriminatoria y transparente", dijo.

Además, las negociaciones comerciales deberían contribuir a eliminar progresivamente las subvenciones a los combustibles que hacen bajar los precios de los plásticos primarios, lo que conduciría a un mayor impulso a las alternativas de materiales naturales, añadió Durant.

Dijo que las negociaciones deberían promover la liberalización progresiva de los servicios medioambientales, la armonización mínima de la normativa aplicable y la facilitación de inversión en la gestión de los residuos sólidos y el reciclaje.

Durant añadió que las normas flexibles de propiedad intelectual relacionadas con el comercio pueden permitir la protección temporal de las invenciones pertinentes, facilitando al mismo tiempo el acceso y la transferencia de las tecnologías necesarias para promover la producción circular y los sistemas más efectivos de gestión de residuos.

Dijo que la respuesta del sistema de comercio multilateral al desafío de la contaminación por plástico debe ser “maleable, útil y adaptable”, las mismas propiedades que han hecho que el plástico tenga éxito.

Apoyando los esfuerzos internacionales

La 15ª conferencia cuatrienal de la UNCTAD (UNCTAD15), que se celebrará de formal virtual del 3 al 7 de octubre, con Barbados como anfitrión, y ofrecerá a los países la oportunidad de debatir cómo desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental mediante mejores políticas de comercio y desarrollo.

A medida que los países intensifican sus esfuerzos para combatir la contaminación por plásticos y otras amenazas medioambientales, la UNCTAD los apoya de diversas maneras.

Está elaborando la primera base de datos sobre el ciclo de vida del plástico en el comercio, que muestra que el comercio mundial de plásticos es al menos un 40% mayor de lo que se pensaba. También indica las áreas en las que existen posibles mercados para que los países puedan formular alternativas y explorar las opciones para financiar la transición hacia una economía baja en plásticos. 

La UNCTAD también está analizando las tendencias normativas de las especificaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre las medidas medioambientales relacionadas con el comercio, evaluando el impacto de los desechos marinos y la contaminación por plásticos e identificando posibles recomendaciones políticas como parte de su programa de economía de los océanos y pesca.

Además, la UNCTAD contribuye activamente al diálogo informal de la OMC sobre la contaminación por plásticos y el comercio de plásticos ambientalmente sostenible, que cuenta con el apoyo de países desarrollados, en desarrollo y menos desarrollados.

También está llevando a cabo un programa conjunto sobre fabricación sostenible y contaminación ambiental, y realizando estudios sobre las finanzas verdes para la transición y la transformación en áreas de la economía con altas emisiones de carbono, incluyendo un análisis sobre el financiamiento de los plásticos y sus alternativas. 

Creciente interés entre los miembros de la OMC

El Director General Adjunto de la OMC, Jean-Marie Paugam, dijo que los miembros de la organización están cada vez más interesados en debatir las implicaciones medioambientales del comercio de plásticos y residuos plásticos.

"En los últimos años se han intensificado los debates sobre la contaminación por plásticos en los comités de la OMC, junto con la creciente conciencia de sus terribles consecuencias para el medio ambiente y la salud", dijo el Director Paugam.

Los miembros de la OMC también han utilizado cada vez más las políticas comerciales para abordar la contaminación por plásticos. Entre 2009 y 2019, se presentaron a la OMC unas 130 medidas comerciales para hacer frente a la contaminación por plásticos, dos tercios en los últimos cuatro años.

Paugam exhortó a los miembros de la OMC a profundizar su compromiso mediante intervenciones que apoyen la transición hacia una economía del plástico más sostenible desde el punto de vista medioambiental.

Se requiere actuar colectivamente

Varios oradores afirmaron que sólo mediante la acción colectiva podrán los países hacer frente a la amenaza del plástico.

La directora de ecosistemas del PNUMA, Susan Gardner, dijo: "Los países pueden encontrar vías en el comercio que ayuden a restaurar el océano, a promover el desarrollo de las economías costeras y a trabajar por un tratado mundial para combatir la contaminación por plástico".

El ministro de Medio Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador, Gustavo Manrique, destacó la necesidad de unir esfuerzos entre los países para acelerar la transición hacia la economía circular del plástico. "Para controlar la situación se requiere claramente una acción decidida y coordinada por parte de los múltiples actores."

"Ecuador está comprometido en la lucha contra la contaminación por plásticos a través de acciones concretas como nuestra reciente ley orgánica de economía circular inclusiva, la ley de plásticos de un solo uso y varias ordenanzas municipales para promover un justo equilibrio con la naturaleza", añadió el ministro Manrique.

El Embajador de Ecuador, José Valencia, dijo: "Ante un desafío global, es necesario actuar con respuestas globales, con respuestas múltiples y con la coordinación adecuada. El papel de la cooperación en materia de comercio es fundamental".

El embajador Chad Blackman, de Barbados, subrayó la necesidad de un enfoque multisectorial, diciendo que los gobiernos y las organizaciones internacionales no pueden hacerlo solos.

Añadiendo que la acción de los consumidores es clave. "Si los consumidores no se sensibilizan ni exigen que se cambie el impacto de los plásticos en nuestro mundo, el resultado no va a cambiar", dijo.

Australia, Barbados, Ecuador, Suiza y el Reino Unido, cuyos representantes intervinieron en el acto, son algunos de los coordinadores del diálogo informal de la OMC sobre la contaminación por plásticos y el comercio de plásticos ambientalmente sostenible.