MACHINE NAME = WEB 1

Hacer llegar a los hogares pobres las tecnologías que cambian la vida

02 junio 2021

Las asociaciones y los modelos de negocio sostenibles pueden ayudar a difundir a gran escala las tecnologías necesarias para mejorar los medios de vida de las comunidades pobres y alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.

© Prabuddha

Antes, al ponerse el sol Ruby Kumari tenía que cerrar las puertas de su escuela de costura casera en Parsa, una aldea en India, el estado oriental de Bihar.

Pero la llegada de miniredes de energía solar en 2019 le permitió permanecer abierta después de la puesta del sol y ofrecer talleres adicionales, duplicando hasta 80 el número de alumnos.

El acceso a una energía asequible y fiable también significó que Kumari pudo cambiar sus máquinas de coser manuales por versiones eléctricas, lo que le ayudó a convertir sus habilidades en una nueva actividad empresarial en 2020, cuando la pandemia del COVID-19 puso en pausa su trabajo pedagógico.

Entonces, la mujer de 38 años se convirtió en una de las 25 costureras pagadas por Smart Power India en el marco de un plan para suministrar cinco mascarillas por hogar en varios distritos de Bihar, que comparte frontera con Nepal.

"Es un alivio tener electricidad constante cuando todo lo demás es tan poco fiable", dijo.

Ruby Kumari
Ruby Kumari. © Rockefeller Foundation

Kumari es una de los miles de empresarios y propietarios de negocios en la India rural que se benefician de las miniredes, que son posibles gracias a una asociación entre el Institute for Transformative Technologies (Instituto de Tecnologías Transformativas – ITT), TATA Power y la Rockefeller Foundation (Fundación Rockefeller).

La asociación, cuyo objetivo es contar con 10.000 miniredes antes del año 2026, fue presentada durante un seminario en línea de la UNCTAD organizado el 27 de abril, en el que se estudiaron soluciones a la preocupante tendencia de que la mayoría de las nuevas tecnologías sigan estando fuera del alcance de los pobres.

The downside of technological revolutions

"El lado negativo de las revoluciones tecnológicas es que la fase de despliegue suele ser desigual", dijo Shamika N. Sirimanne, directora de tecnología y logística de la UNCTAD. "No todo el mundo tiene acceso inmediato a los beneficios del progreso, como el acceso a la electricidad, a las vacunas que salvan vidas o al agua potable".

El Informe sobre Tecnología e Innovación 2021 de la UNCTAD advierte que el acceso desigual puede obstaculizar la contribución de la tecnología a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y empeorar las desigualdades mundiales, alimentando así el descontento público.

Y con la llegada de las tecnologías de vanguardia, como la inteligencia artificial (IA), la robótica, la biotecnología y la nanotecnología, estos riesgos han aumentado, según el informe.

Garantizar que las nuevas tecnologías lleguen a los pobres

Pero asociaciones como la de Tata Power, ITT y la Fundación Rockefeller pueden ayudar a invertir la tendencia y garantizar que las nuevas tecnologías, como las redes eléctricas alimentadas por energía solar, lleguen a las comunidades pobres que las necesitan desesperadamente.

Según el CEO de Tata Power, Praveer Sinha, la asociación de mini-redes ayudará a alimentar a más de 100.000 empresas en India, a proporcionar riego a 400.000 agricultores del país y a mejorar el acceso a los servicios sanitarios y al agua potable en las comunidades rurales.

Dado que más del 40% de las empresas rurales de estados indianos como Bihar dependen de fuentes de energía no conectadas a la red, como el gasóleo, las mini-redes podrían ahorrar hasta un millón de toneladas de emisiones de carbono al año. 

Sirimanne dijo: "La asociación muestra el impacto que pueden tener las nuevas tecnologías en los países en desarrollo cuando no se tiene en cuenta el contexto local, y cuando se amplían".

"También muestra la necesidad de un gran cambio de mentalidad para pensar más allá de la mera rentabilidad", agregó. "Los modelos de negocio inclusivos y sostenibles serán fundamentales para la difusión de tecnologías que se adapten mejor a los contextos locales dentro de los países en desarrollo".

Se necesitan asociaciones con múltiples actores

Aunque las empresas y las organizaciones filantrópicas son fundamentales para ampliar las soluciones tecnológicas que atienden a las necesidades de los pobres, no pueden hacer todo por si solas.

El Informe sobre Tecnología e Innovación 2021 de la UNCTAD afirma que los gobiernos deben desempeñar un papel fundamental para ayudar a dirigir la trayectoria de la tecnología hacia las causas del desarrollo sostenible.

Los participantes en el seminario en línea de abril, que incluían investigadores, representantes de la sociedad civil y altos funcionarios de gobiernos y organizaciones internacionales, dijeron que el éxito requiere un enfoque de múltiples partes interesadas.

"Una serie de partes interesadas -gobiernos, empresarios, instituciones académicas y de investigación, sociedad civil – crean el ecosistema esencial para el éxito del despliegue de la tecnología en las comunidades", dijo Alfred Watkins, presidente de la Cumbre de Soluciones Globales (Global Solutions Summit), que organizó el seminario web junto con la UNCTAD y la ITT.

"Pero este ecosistema es en gran medida agnóstico en cuanto a la tecnología y necesita estar interconectado para formular modelos de negocio sostenibles para un despliegue equitativo", añadió.

Los proyectos piloto de soluciones tecnológicas que funcionan bien en un lugar suelen tener que adaptarse para funcionar en otros lugares, incluso en la misma provincia, por no hablar de países lejanos.

"Si esto no ocurre, el resultado es una proliferación de proyectos piloto sin resultados a largo plazo", dijo Watkins.

Entre la fase de pilotaje y la de ampliación, una tecnología probada puede quedarse estancada y no llegar a la comunidad en general.

Cinco principios para ampliar la tecnología

Para evitar las duplicaciones y las interminables fases piloto del despliegue tecnológico, el Informe sobre Tecnología e Innovación de la UNCTAD insta a los gobiernos, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil a adoptar los siguientes principios:

  1. Guiarse por una visión: Las organizaciones que despliegan tecnologías deben empezar con una visión ambiciosa, como "suministrar agua potable a al menos 100.000.000 de personas en los próximos cinco años". Esto debería incluir estrategias para movilizar los recursos necesarios: técnicos, financieros, de capital humano, asociaciones y otros.
  2. Involucrar a los usuarios: Los clientes deben participar tanto en la fase de desarrollo como en la de comercialización del producto, ya que el éxito de los programas de implantación depende de la cultura, los valores, la ética, la confianza, el liderazgo, la historia y la política, así como de la superstición, las costumbres locales y las estructuras sociales.
  3. Planificar el despliegue: El despliegue es una pieza indispensable del rompecabezas y requiere al menos tanta atención como la búsqueda de nuevos descubrimientos.
  4. Pasar el testigo: Aprovechar las tecnologías de vanguardia para los ODS es como una carrera de relevos en la que el testigo se debe pasar rápidamente de los científicos e ingenieros que desarrollan las soluciones a los innovadores que tomarán la iniciativa de desplegarlas a escala.
  5. Generar ingresos: Por muy subvencionada que esté la tecnología, la gente no la utilizará si no tiene medios para pagarla. La solución es dar prioridad a las tecnologías que también generan más ingresos para los hogares y las comunidades, por ejemplo, proporcionando un mejor acceso a los mercados formales, especialmente en las zonas rurales.