MACHINE NAME = WEB 2

Los pequeños estados insulares en desarrollo enfrentan una ardua batalla de recuperación después del COVID-19

10 junio 2021

Un informe de la UNCTAD analiza este grupo de naciones vulnerables tras la pandemia, que se estima ha provocado una drástica caída de sus PIB, especialmente en aquellos que dependen en gran medida del turismo.

En conjunto, los pequeños estados insulares en desarrollo representan la segunda mayor superficie terrestre y marítima del mundo.

Los pequeños estados insulares en desarrollo (PEID) enfrentan una ardua batalla en sus esfuerzos por recuperarse del impacto de la crisis del COVID-19 en medio de las dificultades agravadas por la pandemia.

La edición 2021 del informe Desarrollo y Globalización: Hechos y Cifras de la UNCTAD, publicada el 10 de junio, enfatiza las múltiples fortalezas y desafíos que caracterizan a estos países económicamente vulnerables.

El informe se publica en preparación de la 15ª conferencia ministerial cuatrienal de la UNCTAD, que se celebrará en línea del 3 al 7 de octubre y que tendrá como anfitrión a Barbados, uno de los PEID. Las contribuciones y los intereses de los PEID serán elementos clave en los debates de la conferencia.

"Este informe ofrece una perspectiva única sobre los PEID al combinar una amplia variedad de información estadística para examinar estos países desde la perspectiva del comercio, la economía, el medio ambiente y la sociedad", dijo la Secretaria General interina de la UNCTAD, Isabelle Durant.

"Espero que el informe sirva de herramienta estadística y analítica útil para los PEID y para todos los interesados en comprender estas islas", añadió.

Vulnerables a las crisis

Aunque los PEID son un grupo de países diversos, comparten muchos retos socioeconómicos y medioambientales. Según el informe, los PEID son muy vulnerables a las crisis económicas y financieras externas, al menos un 35% más que otros países en desarrollo. El reporte también analiza los aspectos de su pequeño tamaño y su localización insular en función de la lejanía o el aislamiento de otros estados.

El informe también señala que, el 2020 fue un año especialmente difícil para los PEID. A raíz de la pandemia, los PEID experimentaron una caída del PIB estimada del 9% en 2020, en comparación con un descenso del 3,3% en otros países en desarrollo, según los datos de proyección del FMI.

A continuación se presentan otros aspectos destacados del informe:

Comercio: El COVID-19 ha afectado gravemente a las exportaciones de servicios de los PEID, que dependen en gran medida del turismo.

  • Las exportaciones de servicios contribuyen en promedio al 25% del PIB de los PEID y casi la mitad de sus exportaciones consisten en servicios de viajes.
  • A raíz de la pandemia del COVID-19, los PEID sufrieron una caída estimada del 70% en los ingresos por viajes en 2020. La Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas estima que podrían pasar hasta cuatro años para que el turismo internacional, una fuente esencial de empleos y medio de subsistencia, se recupere a niveles observados en 2019.
  • Los PEID importan más bienes de los que exportan: 24 de ellos tuvieron una balanza comercial de bienes negativa de más del 55% de las importaciones en 2020.
  • Los PEID tienden a importar bienes manufacturados y exportar productos básicos, especialmente alimentos. En el caso de Cabo Verde, Kiribati, Maldivas, Micronesia y Tuvalu, sólo los productos del mar representan el 70% de todas las exportaciones de bienes.
  • La elevada apertura comercial, el promedio de la suma de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios en relación con el PIB, expone a los PEID a mayores fluctuaciones del mercado que otras economías en desarrollo. La apertura comercial de los PEID alcanzó un promedio del 95% en el período comprendido entre 2005 y 2019.
  • La lejanía con otros estados plantea importantes retos para el desarrollo económico de los PEID. En términos de distancia a los mercados, los PEID están en promedio más lejos que otros países, siendo los PEID del Pacífico los más lejanos.
  • Muchos PEID adolecen de conectividad marítima limitada, pagando aproximadamente un 7% más que el promedio mundial por el flete para el transporte de sus importaciones.
  • Los PEID registraron un declive del 28% en los servicios portuarios en 2020, debido principalmente al COVID-19. Los PEID representan un porcentaje relativamente importante de del registro de la flota mercante mundial: las Islas Marshall y las Bahamas ocupan el tercer y el octavo lugar a nivel mundial.
  • La conectividad digital en los PEID es bastante buena, ya que no está limitada por la geografía. No obstante, las exportaciones de bienes de las TIC de los PEID representan una parte relativamente pequeña del total de las exportaciones de mercancías, con un promedio de entre el 0,5% y el 3% en el período comprendido entre 2000 y 2019.

Economía: Mucha heterogeneidad en las economías de los PEID, pero la prestación de servicios predomina.

  • Muchos PEID han construido fuertes economías de prestación de servicios. El sector de los servicios representó más del 70% del PIB de los PEID en 2019, en comparación con el 66% en 2005. En promedio, dos de cada tres personas trabajan en el sector de prestación de servicios en las economías insulares, la mitad de los hombres y tres de cada cuatro mujeres, normalmente en trabajos relacionados con el turismo.
  • Del 2016 al 2019, muchos PEID registraron grandes déficits presupuestarios y se espera que estos aumenten en el 2020, debido al colapso del turismo ocasionado por la pandemia del COVID-19.
  • El PIB per cápita varía mucho entre los PEID. En 2019, era de $11.561 dólares (a precios corrientes) en el Caribe, tres veces más que en los PEID del Pacífico y 1.6 veces más que en los PEID del Atlántico y del Índico. La mitad de los 10 primeros PEID en términos de PIB total son también caribeños.
  • Las oportunidades que ofrece la agricultura se ven limitadas por el clima y la disponibilidad de tierras cultivables en las islas más pequeñas, pero la agricultura, la silvicultura y la pesca siguen siendo importantes fuentes de empleo y sustento para muchos PEID.
  • El sector manufacturero produce menos del 9% del PIB, en promedio. En los PEID, esta cifra es inferior a la de los países menos desarrollados (PMD) (12,9%) y a la de los países en desarrollo sin litoral (PDSL) (12,6%). Los PEID del Caribe superan a menudo este promedio, mientras que los PEID del Pacífico permanecen generalmente por debajo.
  • La economía informal contribuye a la creación de puestos de trabajo y a la obtención de ingresos, y desempeña un papel importante en los PEID, pero los datos nacionales son escasos. La Organización Internacional del Trabajo estima que los trabajadores informales constituyen casi la mitad de la fuerza de trabajo mundial, de los cuales el 80% ha sufrido daños en su capacidad de generar ingresos durante la pandemia del COVID-19.
  • El Índice de Capacidades Productivas de la UNCTAD muestra que el capital humano, las instituciones eficientes, un clima empresarial favorable y una infraestructura viable de las TIC y transporte son claves para el éxito del desarrollo de servicios en los PEID. El PIB per cápita es más alto en los PEID que han conseguido transformar la producción primaria en actividades de servicio.
  • Los PEID se encuentran entre los países en desarrollo más endeudados del mundo. En 2019, la deuda externa representó el 62% de su PIB, un récord, impulsado principalmente por el aumento de la deuda a corto plazo y la deuda privada.

Medio ambiente: Muchos PEID son especialmente vulnerables a los efectos de la crisis del cambio climático.

  • Cuatro de los 10 países más vulnerables desde el punto de vista medioambiental son PEID, según el Índice de Vulnerabilidad Medioambiental 2020.
  • Los PEID son pioneros en el diseño y la aplicación de instrumentos financieros verdes para reforzar la capacidad de recuperación de deuda económica, especialmente para la adaptación y la mitigación del cambio climático.
  • En promedio, el 13% del territorio de los PEID del Pacífico se encuentra por debajo de los 5 metros sobre el nivel del mar, lo que enfatiza su vulnerabilidad al incremento en el nivel del mar. En Maldivas, Kiribati y Tuvalu, el 99% de la tierra se encuentra por debajo de los 5 metros sobre el nivel del mar.
  • A pesar de sufrir gravemente los impactos del cambio climático, los PEID solo emitieron el 0,2% de las emisiones mundiales de CO2 en 2016.
  • Los PEID dependen de la economía de los océanos, también llamada economía azul. El turismo costero y marino es su mayor sector económico, mientras que la pesca, aunque con una menor participación en el PIB, es una importante fuente de ingresos y empleo, especialmente para las comunidades costeras.
  • Algunos PEID exportan materiales alternativos al plástico, como fibras naturales, vidrio, cartón y papel. La creciente demanda de materiales alternativos al plástico puede beneficiar a estos PEID en el futuro.

Salud y población: Los PEID se sitúan por encima del promedio mundial en varias métricas sociales

  • La dependencia infantil es alta en los PEID del Pacífico, en 2019, había 62 niños dependientes por cada persona en edad de trabajar (de 15 a 64 años), en comparación con el promedio mundial de 39 niños, y un promedio de 32 en los PEID del Caribe.
  • Los PEID obtienen una puntuación cercana al promedio mundial del Índice de Desarrollo Humano, y el 60% de los PEID reciben una puntuación muy buena o alta.
  • En 2017, la proporción de la población de los PEID que utiliza Internet se situó en el promedio mundial. Las competencias en las TIC son unas habilidades valiosas para superar la lejanía física.
  • Los PEID del Pacífico han tenido casos y muertes relacionadas con el COVID-19 muy por debajo de los promedios mundiales, durante toda la pandemia (hasta junio de 2021).
  • En 2019, el Índice de Desigualdad de Género clasificó a la mayoría de los PEID mejor que el promedio mundial, y a todos ellos mejor que el promedio de los PMD. Sin embargo, la proporción de mujeres y niñas sometidas a violencia ha sido elevada en algunos PEID, especialmente en el Pacífico.
  • Existen desigualdades en los mercados de trabajo de los PEID, ya qué, las mujeres tienen más probabilidades de estar desempleadas que los hombres, y la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo es significativamente menor, un promedio del 53%, frente al 72% de los hombres. En los negocios, la participación femenina como propietarias de empresas supera el promedio mundial en la mayoría de los PEID.
  • Según la Unión Interparlamentaria, en enero del 2021 los PEID aún no habían alcanzado una representación paritaria de mujeres y hombres en sus parlamentos nacionales, aunque Granada se aproximaba, con un 47% de representación femenina en el parlamento.