MACHINE NAME = WEB 2

Informe de la UNCTAD: el ascenso de áfrica como fuerza mundial en las cadenas de suministro

16 agosto 2023

Con abundantes recursos y un mercado de consumo en crecimiento, África puede convertirse en un importante destino manufacturero para las industrias de alta tecnología y en un eslabón clave de las cadenas mundiales de suministro.

© Shutterstock/Wesley Poon | Trabajadores instalan nuevas piezas de automóvil en una fábrica de montaje de vehículos en Johannesburgo, Sudáfrica.

Las economías africanas pueden convertirse en participantes importantes en las cadenas mundiales de suministro, aprovechando sus vastos recursos de materiales necesarios para los sectores de alta tecnología y sus propios mercados de consumo en crecimiento, afirma la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) en su Informe sobre el Desarrollo Económico en África 2023, presentado hoy en Nairobi.

Las cadenas de suministro abarcan los sistemas y recursos necesarios para desarrollar, producir y transportar bienes y servicios desde los proveedores hasta los consumidores.

"Este es el momento de África para reforzar su posición en las cadenas de suministro mundiales a medida que prosiguen los esfuerzos de diversificación. También es una oportunidad para que el continente refuerce sus industrias emergentes, promueva el crecimiento económico y cree puestos de trabajo para millones de personas", afirmó la secretaria general de la UNCTAD, Rebeca Grynspan.

La abundancia en África de minerales y metales críticos, como el aluminio, el cobalto, el cobre, el litio y el manganeso, componentes vitales en industrias renovables y de uso intensivo de tecnología, posiciona al continente como un destino atractivo para la industria manufacturera, ya que las recientes convulsiones causadas por la agitación comercial, los acontecimientos geopolíticos y la incertidumbre económica obligan a los fabricantes a diversificar sus lugares de producción.

África también ofrece ventajas como un acceso más corto y sencillo a los insumos primarios, una mano de obra más joven, adaptable y consciente de la tecnología, y una creciente clase media conocida por su creciente demanda de bienes y servicios más sofisticados.
 

 

Este episodio de The Weekly Tradecast analiza cómo África puede mejorar las cadenas de suministro mundiales y al mismo tiempo desarrollar sus propias economías, con Paul Akiwumi, Director de la UNCTAD para África y los países menos adelantados.

Reforzar las cadenas de suministro africanas es clave para el crecimiento de la región

El informe destaca que la creación de un entorno propicio para las industrias intensivas en tecnología ayudaría a impulsar los salarios en el continente, actualmente fijados en un mínimo de 220 dólares al mes, frente a una media de 668 dólares en América.

Una mayor integración en las cadenas de suministro mundiales también diversificaría las economías africanas, aumentando su resistencia a futuras crisis.

Ampliar las cadenas de suministro de energía en África es también una oportunidad para acelerar la acción por el clima en el continente. El vasto potencial de energías renovables de África, especialmente en energía solar, puede ayudar a reducir los costes de producción y disminuir la dependencia de las fuentes de energía basadas en combustibles fósiles.

África necesita más inversión en energías renovables para ayudar a cubrir el importante déficit de inversión y abordar otros obstáculos a la fabricación de paneles solares en el continente. En la actualidad, sólo alrededor del 2% de la inversión mundial en energías renovables se destina a África. El aumento de la inversión en energías renovables, señala la UNCTAD, puede impulsar la fabricación de paneles solares en el continente.

Por ejemplo, en 2022, la República Democrática del Congo fue el mayor productor de cobre de África, con 1,8 millones de toneladas. Además de la exploración y extracción, el país es un destino potencial para refinar productos metálicos destinados a la industria de los vehículos eléctricos.
 


Desbloquear las oportunidades de la cadena de suministro africana: Invertir en infraestructuras, tecnología y financiación

África necesita importantes inversiones en infraestructuras para reforzar su posición como destino de la cadena de suministro.

Diecisiete países africanos, entre ellos Angola, Botsuana, Ghana y Sudáfrica, ya han aplicado normativas de contenido local para apoyar el crecimiento de las cadenas de suministro locales, promover la transferencia de tecnología, crear empleo y añadir valor dentro de sus fronteras.

Además, los países africanos también deberían garantizar mejores contratos mineros y licencias de exploración para los metales utilizados en productos de alta tecnología y cadenas de suministro. Esto fortalecería las industrias nacionales al permitir a las empresas locales diseñar, adquirir, fabricar y suministrar los componentes necesarios.

La adopción de tecnologías digitales innovadoras también es esencial para optimizar los procesos de la cadena de suministro. Países como Kenia han realizado notables progresos en este ámbito, con tasas crecientes de adopción de competencias digitales en África.

La UNCTAD insta a los gobiernos a crear políticas sólidas, fomentar un entorno normativo propicio y ampliar los programas para promover la adopción generalizada de estas tecnologías.

El organismo de las Naciones Unidas para el comercio y el desarrollo también reitera su llamamiento para que se mejoren las soluciones de financiación a fin de proporcionar a los países y empresas africanos capital y liquidez asequibles para invertir en el fortalecimiento de sus cadenas de suministro.

Se requiere más financiación de la cadena de suministro para las pequeñas empresas

El informe señala que las pequeñas y medianas empresas africanas necesitan más financiación para sus cadenas de suministro, de forma de acortar la brecha de tiempo de pago entre compradores y vendedores, mejorar el acceso al capital circulante y reducir las tensiones financieras.

Según el informe, el valor del mercado africano de financiación de cadenas de suministro aumentó un 40% entre 2021 y 2022, alcanzando los 41.000 millones de dólares. Pero esto no es suficiente.
 


El continente puede movilizar más fondos eliminando las barreras a la financiación de cadenas de suministro, incluidos los desafíos regulatorios, la percepción de alto riesgo y la insuficiente información crediticia.

La UNCTAD también destaca la necesidad de aliviar la deuda para dar a los países africanos espacio fiscal para invertir en el fortalecimiento de sus cadenas de suministro, ya que, en promedio, pagan cuatro veces más por los préstamos que Estados Unidos y ocho veces más que las economías europeas.