MACHINE NAME = WEB 2

Angola amplía su red para aumentar las exportaciones de pescado

26 mayo 2023

La UNCTAD ayuda a esta nación rica en recursos acuáticos a diversificar sus exportaciones a través del sector de la pesca y la acuicultura.

© Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola Cerca de la mitad de la población angoleña vive en zonas costeras y depende de la pesca para subsistir.

Angola cuenta con un vasto litoral, abundante mano de obra en el sector pesquero y buenas relaciones comerciales con los principales importadores de pescado de Europa y Asia.

Dado que se prevé que el volumen de pescado comercializado a nivel mundial aumente de 187 millones de toneladas en 2018 a 250 millones de toneladas en 2030, Angola puede beneficiarse de esta oportunidad.

Angola depende excesivamente del petróleo crudo, que representa el 93% de sus exportaciones. La baja productividad y las escasas oportunidades en otros sectores económicos han dejado a un tercio de la población por debajo del umbral de pobreza. La fluctuación de los precios del petróleo subraya la necesidad de diversificar la economía y las exportaciones del país.

"El sector de la pesca y la acuicultura puede ayudar a Angola a diversificar su economía y acercarse a la consecución de sus objetivos de desarrollo", declaró Paul Akiwumi, director de la División para África y los Países Menos Adelantados de la UNCTAD.

Angola puede crear más puestos de trabajo y oportunidades comerciales, impulsar la seguridad alimentaria, mejorar los medios de subsistencia y reducir la pobreza recurriendo más a la economía azul, es decir, al uso sostenible de los recursos oceánicos para el crecimiento económico.

Un enorme potencial

Las exportaciones formales de pescado de Angola se estimaron en 81 millones de dólares en 2018, y consistieron principalmente en camarones, cangrejos y atún de alta gama, pero puede aumentar ampliamente el valor de sus exportaciones.

El sector pesquero representó el 2,1% del PIB del país en 2018, frente al 4,6% en 2018. Da empleo a más de 150.000 personas.

Casi la mitad de la población de muchas zonas costeras depende de la pesca para subsistir y las mujeres representan hasta el 80% de las personas que participan en la transformación y comercialización artesanal del pescado.

Obstáculos a la economía azul de Angola

Varias limitaciones impiden a Angola aprovechar el potencial de la economía azul.

El país carece de datos sobre la disponibilidad pesquera y de capacidad para controlar las actividades en este sector. Además, el sector de la pesca y la acuicultura es principalmente informal. Más del 90% de los puestos de trabajo corresponden a la pesca artesanal a pequeña escala.

"Si sólo producimos para combatir el hambre, nunca avanzaremos", afirma Saraiva Santos, presidente de la asociación de acuicultura del país.

Además, las infraestructuras pesqueras son insuficientes. Las pérdidas tras la pesca son elevadas, ya que el sector artesanal carece de acceso a agua potable o limpia, electricidad, hielo e instalaciones de almacenamiento, carreteras y transporte en cadena de frío a los mercados.

Abundan las prácticas antihigiénicas posteriores a la captura que plantean riesgos para la seguridad y la calidad de los alimentos, lo que limita las exportaciones del país al pescado y marisco congelado a bordo, con escaso o nulo valor añadido en el país.

"Necesitamos mejores canales de acceso, lugares de desembarque modernos y limpios, cámaras frigoríficas y productos pesqueros que cumplan las normas internacionales", afirmó Santos.

La investigación de la UNCTAD muestra que el país también necesita políticas e instituciones propicias, incluidos laboratorios e instalaciones de investigación, así como la colaboración entre el gobierno, el mundo académico y las entidades del sector privado para hacer crecer la economía azul.

Hacia una economía azul resiliente

La UNCTAD apoya a Angola en la construcción de una economía azul sostenible, resistente e integradora a través de su Programa Conjunto UE-UNCTAD para Angola: Train for Trade II.

El programa trabaja simultáneamente en ámbitos de política económica que se apoyan mutuamente, como el desarrollo de las cadenas de valor de los sectores verde y creativo, el transporte, la inversión, la iniciativa empresarial, la política comercial y la facilitación del comercio.

Con financiación de la Unión Europea, la UNCTAD ha formado hasta la fecha a 2.700 funcionarios públicos, representantes del sector privado, del mundo académico y de la sociedad civil sobre cómo diversificar la economía y las exportaciones de Angola e integrar aún más al país en las cadenas de valor regionales y mundiales en varios sectores, incluidos la pesca y la acuicultura

Por ejemplo, Angola necesita evaluar las poblaciones de peces para obtener los datos necesarios para controlar eficazmente las actividades pesqueras y establecer el total admisible de capturas, lo que contribuye a garantizar la sostenibilidad.

Las empresas y los pescadores deben aprender técnicas pesqueras modernas y perfeccionar sus aptitudes empresariales. La pesca también debe cumplir los requisitos nacionales e internacionales de seguridad y calidad.

Jorge Quituta, director general de Jorana, una empresa pesquera angoleña, afirmó que la capacitación permitirá al sector privado mejorar su contribución a la economía azul del país.

Dijo que el sector es actualmente "poco importante", señalando que las partes interesadas necesitan mejor orientación, conocimientos técnicos y científicos y habilidades prácticas. "El apoyo de la UNCTAD a este respecto ha sido indispensable, y esperamos recibir más ayuda en el futuro", añadió.

La formación favorece los planes de acción y apoya los esfuerzos políticos

A través de su programa insignia de capacitación, Empretec, la UNCTAD ha equipado a formadores del país para impartir formación empresarial. También apoya la formación en "agricultura como negocio" para empresas que operan en los sectores de la pesca, las frutas tropicales y la miel.

En octubre de 2022, la UNCTAD organizó un taller de formación en el que las partes interesadas del sector pesquero angoleño aprendieron de sus homólogos de Viet Nam, uno de los tres principales exportadores mundiales de mariscos gracias a los decididos esfuerzos en materia de políticas, creación de capacidad e inversión.

En mayo de 2023, la UNCTAD y la Organización Internacional de Normalización (ISO) formaron a 50 participantes angoleños sobre cómo pueden cumplir las normas internacionales necesarias para aumentar las exportaciones de pescado a mercados de Asia, Europa y Estados Unidos.

A través de estos talleres de formación, las autoridades y otras partes interesadas evaluaron las lagunas y desarrollaron planes de acción que contribuirán una política nacional de calidad para Angola.